Sin voto electrónico, Colombia seguirá perdiendo elecciones


La “oscura” jornada electoral del 14 de marzo en Colombia, vuelve a colocar en el foco de la polémica, la crítica y la sospecha, el sistema electoral del país. Al cierre de las mesas de votación, la ciudadanía no se imaginó que antiguos y nuevos vicios, corroerían la confianza del proceso, y que tendrían que pasar varios días para conocer la conformación de los cuerpos deliberantes.

Todas las voces: políticas, sindicales, expertas y de la sociedad civil, se han levantado para exigir explicaciones, pero más allá de reconocerles que tienen la razón, que sin duda la tienen, este evento desafortunado debería ser aprovechado por quienes detentan el poder, para cumplir el mandato constitucional de implementar el voto electrónico en la Nación.

Expertos y electores calificaron de "complicado" el tarjetón de las legislativas colombianas del 13 de marzo (Foto: Telecinco)

Es hora, que las autoridades escuchen al pueblo, escuchen a la democracia colombiana, la cual reclama atención, porque el pilar que la sostiene: el voto, está en peligro.
Si la anulación parcial de dos comicios (2002 y 2006), la suplantación de votantes, trampa en el conteo de votos y la manipulación de actas de escrutinio no fueron suficientes para instrumentar las elecciones automatizadas en el pasado, hoy, marzo de 2010, el vacío institucional que genera no conocer los resultados electorales oportunamente, e incluso dudar de los que la Registraduría Nacional va emitiendo, debería ser asumido como leitmotiv, obligación y responsabilidad para poner a prueba el real compromiso de la clase dirigente por respetar el mandato popular permitiendo que la automatización se aplique.

Algunos expertos en tecnología electoral que se desempeñan en Colombia, recuerdan que desde 2004 se aprobó la Ley 892 que daba plazo de cinco años para implementar el voto electrónico, es decir, las “fallidas” elecciones de Congreso celebradas el pasado domingo, y las presidenciales del próximo 30 de mayo debieron estar completamente automatizadas.

La Registraduría Nacional, que es el órgano encargado de organizar los comicios, solicitó el dinero al Gobierno para automatizar el proceso eleccionario, pero algunos aseguran que fue de manera muy sumisa y otros insisten en que el Ejecutivo colombiano, interesado claramente en el referendo reeleccionista, no aprobó los recursos para la automatización. Sin embargo, ante el nefasto proceso comicial legislativo, ese mismo Gobierno volteó el juego cuando se dio cuenta que contaba con unos 200 mil millones de pesos, y un referendo caído, pues fue sólo allí cuando Álvaro Uribe Vélez pide elecciones automatizadas para las presidenciales.

En Colombia, un porcentaje del padrón electoral es sometido a la identificación biométrica (lectura de huella dactilar) para evitar la suplantación (Foto: El Tiempo)

Las posibilidades de tecnificar el proceso para las presidenciales de mayo es prácticamente imposible, ya que para la fecha los contratos han sido otorgados. La Registraduría asegura que no se cuenta con el tiempo suficiente para realizar las pruebas pertinentes y necesarias en la implantación del sistema automatizado, pero adelanta que es técnicamente posible automatizar parcialmente el proceso con 10 mil máquinas de votación. Hasta ahora, empresas contactadas dicen contar con unas 7 mil para adelantar esa misión.

A fin de cuentas, la bomba electoral, que desde hace años contaba el tiempo, le explotó en la cara al país, ahora ese misma Nación debe organizarse y presionar, para que los pedazos en lo que quedó el sistema electoral no sean recompuestos temerariamente, sino que Colombia de paso a la Democracia moderna, y no siga perdiendo cada vez que concurre a votar.

El voto automatizado le puede brindar a Colombia una victoria de triple vía: tener en los cargos de elección popular a quienes obtuvieron la mayoría real, anular a los tramposos y estimular el voto, porque un sistema adecuado, comprometerá más a los ciudadanos en el ejercicio de la Democracia.

4 pensamientos en “Sin voto electrónico, Colombia seguirá perdiendo elecciones

  1. Las elecciones legislativas celebradas en Colombia, el pasado 14 de marzo, terminaron de definirse este viernes en medio de una ola de denuncias que ponen en tela de juicio la credibilidad de su sistema electoral: retrasos en el conteo de votos por la firma autorizada por el Gobierno nacional, que luego sería reemplezada por otra, las denuncias de los observadores internacionales de la OEA por la compra de votos en varias regiones del país. Los vínculos de ciertos candidatos con el narcotráfico y la parapolítica (paramilitarismo de ultraderecha), el consumo de licor por parte del registrador Carlos Ariel Sánchez y de sus allegados, la respuesta del Procurador ante lo que percibía era una agresión del presidente Uribe por no lograr los resultados esperados en el referendum reeleccionista, que fue declarado inexequible por la Corte Constitucional, la petición de la Procuraduría de Colombia ante la Comisión de Acusación para que determine si el presidente colombiano Uribe incurrió en falta disciplinable por participación en política y violación de las normas constitucionales y legales en materia electoral, en tanto algunos candidatos usaron la imagen del Presidente dentro de sus campañas.
    Ante este panorama colombiano, no existe ninguna posibilidad de transparencia en el proceso electoral de las presidenciales de mayo.

  2. La verdad es que yo no soy ninguna experta en la cuestión del “voto digital”.

    Aunque soy venezolana de origen no tengo memorias recientes sobre mi ejercicio democrático en el país, porque en la última década he residido en España en donde he podido ejercer mi derecho al voto.

    Al respecto me sigue sorprendiendo lo simplificado que es el proceso:

    1.- Aproximadamente 2 meses antes de las elecciones los principales partidos te envían sus propuestas.

    2.- Casi al mismo tiempo el organismo competente, te manda todos los datos del día en cuestión es decir, fecha, ubicación, mesa electoral, etc…

    Además de la opción de voto por correo.

    3.- No se realiza ningún tipo de militarización, ni ley seca, ni parálisis de nada, de hecho creo que nadie pierde. clases.

    4.- En la entrada del instituto educacional ponen una mesita con los diferentes tarjetones y en los que relucen los diferentes partidos, algo así como varios montoncitos en los que se ve el nombre del partido y su logotipo, es decir que al cogerlo todo el mundo está viendo cuál es tu preferencia.

    Algunas personas ya traen su tarjetón desde casa pero es una minoría, típico que a última hora no encuentras el papel.

    Recuerdo que la primera vez que voté, estaba buscando el cuartito oscuro, el clásico rincón con la cortina negra, pues estaba allí y nadie en general lo utiliza.

    5.-Te apersonas con tu DNI (Documento Nacional de Identidad) para que comprueben que estás inscrito en el Censo de la Mesa.

    6.- Metes el tarjetón en una especie de alcancía.

    7.- Y creo que cierran el proceso como a las 6:00 pm

    8.- Cuentan los votos y ya está, sin más

    La verdad no quiero generar polémica, es una visión sin duda subjetiva, pero creo que la cuestión de la transparencia en el proceso va más allá del alcance de la tecnología, tiene como base el civismo y la cultura democrática de la sociedad.

    Un abrazo

  3. No debe extrañarnos el triste espectáculo electoral en Colombia. El “Establecimiento” (que es como denominan en Colombia a todo el sistema institucional dominante)es profundamente anti-democrático. No obstante bajo el gobierno Uribista se ha perdido cualquier forma de vergüenza para profundizar un modelos de dominación oligárquico.
    El no querer implementar el sistema electrónico de votación por parte de Uribe puede ser una muestra de la fiabilidad de ese sistema electoral. Pero aun cuando esto fuera inevitable, siguen como instrumento, los paramilitares y los desplazamientos forzados de pobladores (electores) en determinadas zonas que luego son pobladas por partidarios Uribistas.
    Pero Uribe es expresión de un sector social solido, consolidado históricamente. Por ello tienen recambios y mucha mayor institucionalidad política que en otros lugares.

  4. Formato de tarjetones utilizados desde que se ejerce el derecho al voto en colombia desde que año y como han sido todos desde el primer presidente elegido hasta hoy…
    gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s