El voto automatizado como aliado de la participación electoral


El sistema democrático adquiere pleno sentido cuando en época de procesos electorales, los ciudadanos habilitados para votar acuden a las urnas para elegir a sus gobernantes y representantes. La Democracia se legitima y consolida a través del voto, de allí que la participación ciudadana en los comicios sea una preocupación mundial que cada país  aborda atendiendo a las características propias de cada región.

Los factores que motivan el abstencionismo en América Latina son variados y entre ellos se evidencia la cultura participativa del país, el sistema electoral, nivel educativo de la población, desigualdades sociales, desconfianza en las instituciones y la actuación de los partidos políticos. Atender cada una de ellas corresponde al Estado y los actores políticos, ya sea con la realización de campañas informativas y de estimulación al sufragio, oferta electoral creíble, depuración de los organismos electorales para generar confianza o la implementación de mecanismos que faciliten el voto.

Voto

Las primarias de los partidos permitió que Colombia experimentara en la aplicación del voto electrónico, pero aún su instauración no se ha cumplido. Foto: Radio Santa Fe

Siguiendo la huella que los análisis han marcado; en Latinoamérica, Europa, Estados Unidos y otros países han optado por modernizar el sufragio, a los fines de valerse de las ventajas que ofrece el voto automatizado frente al tradicional voto manual, con lo cual no sólo han mejorado el proceso comicial, sino que han logrado estimular la asistencia a las urnas y los registros de países como Brasil, Venezuela y Uruguay en la última década así lo certifican.

Existen numerosas modalidades de votación electrónica (urnas electrónicas, máquinas de votación) y con cualquiera de ellas, los países persiguen preservar el secreto del voto, agilizar el sufragio, brindar seguridad en el proceso y transparencia en los resultados, eliminar o minimizar el voto nulo, y ofrecer resultados rápidos y confiables.

En diversas partes del mundo se hace uso de máquinas de votación y tarjetones electrónicos. Foto: Blogespierre

El caudal de buenos propósitos ha rendido frutos, en el caso brasileño, tras más de 15 años de implementar la automatización del voto, actualmente las elecciones son 100% electrónicas y cuentan con el respaldo popular y así lo señala el órgano electoral al señalar que en los últimos comicios “se tuvo resultados absolutamente confiables, con disminución a la mitad de los votos nulos, con un aumento de la asistencia electoral y sin ninguna impugnación consistente”. En Venezuela, la automatización permitió que la ciudadanía elevara su confianza y aumentara la participación: de un 51% y 67% de abstención en las elecciones de 1993 y 1997, respectivamente, a una abstención del 44% en las elecciones regionales de 1998 y un 33% en las presidenciales de ese mismo año.

Los resultados son palpables en buena parte del continente latinoamericano, instaurar el voto electrónico aumenta la participación electoral, por lo que los países que mantienen paralizada la aprobatoria legal o la asignación de recursos para instrumentar la automatización, deben asumir su compromiso y responsabilidad de darle cabida a que la ciudadanía se sume al proceso democrático.

Los beneficios son incuantificables, mientras más se vote, más se consolida la Democracia, mientras más se automatice, más eficaz es el proceso de elegir representantes y gobernantes, mientras más se eduque a la población, mejor futuro se asentará en cada una de las naciones.

Anuncios

2 pensamientos en “El voto automatizado como aliado de la participación electoral

  1. Una vez más exageramos. ¿El voto electrónico aumenta la participación electoral? Facilita y da rapidez al proceso de resultados. Eso genera un clima más amable pero no fomenta la participación necesariamente. Depositar en elementos (electrónicos o no) exteriores a la conciencia cívica de la población es depositar la virtud en la tecnología. Y la tecnología es fría.

  2. Lo importante es que participemos. Y si bien yo también he tenido desconfianza del voto electrónico, creo que hay que ir hacia adelante y superar los mecanismos participativos antiguos. Además nos pone a la altura de los grandes países del primer mundo. Yo que tenia desconfianza y temor del voto electrónico (ya saben, por la posibilidad de manipular los resultados) creo ahora que no hay esa posibilidad o que, de haberla, son mucho menores que con la metodología antigua. Además es muy bonito llegar y con el dedo tocar la pantalla y elegir; total sofisticación.
    Excelente blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s