Voto electrónico: las claves de Filipinas


Convencer a un país de migrar del voto manual al electrónico no es una tarea fácil, y la misión se complica cuando la Nación objetivo es un archipiélago conformado por más de 7 mil islas. Sin embargo, tras un lustro de explorar y trabajar la zona, Smartmatic comandada por César Flores, presidente de esta compañía en el continente asiático, logró ejecutar el primer proceso electoral automatizado en Filipinas hace apenas unas semanas.

Desentrañar las dificultades logísticas, técnicas, de infraestructura y recurso humano, que se ameritan para cumplir la tarea, podría tomar decenas de post, pero algunas claves son reveladas por el hombre que comandó el voto electrónico y celebró junto a Filipinas, que el país lograra instaurar un sistema, donde los resultados se conocieran en menos de 24 horas y permitiera limitar la violencia política que por años empañó el país.

César Flores, presidente de Smartmatic en la región asiática.

1. ¿Desde cuándo estás en Asia trabajando con la automatización?  Mis primeros viajes a Asia para el tema del voto electrónico fueron en el año 2005, explorando el estatus legal. Pocos países en el mundo tienen una legislación que permita el despliegue de votaciones electrónicas.

Desde ese año, Smartmatic ha estado atento a las necesidades del mercado asiático, en materia electoral y de registro biométrico.

Antes de la automatización del voto en Filipinas, tomaba semanas conocer los resultados de una elección, lo que daba lugar a tensiones sociales, acusaciones de fraude y violencia ante los resultados finales. De hecho, a partir del retraso de la elección de 2004, se exigió mayor transparencia en los procesos electorales. El Congreso de Filipinas sancionó en el año 2007 la ley RA 9369 que hacía obligatoria la automatización de las elecciones de mayo de 2010. La Comisión Electoral, cumpliendo con este mandato, seleccionó un proveedor que garantizara un proyecto exitoso, empleando una tecnología que permitiese un conteo rápido y efectivo de los votos.

Este proceso electoral ha significado para los filipinos la posibilidad de contar con resultados confiables, rápidos y legítimos, una gran tarea debido a las condiciones geográficas y políticas. La facilidad para auditar los resultados fue clave en este proceso y las bondades de nuestra solución electoral fueron corroboradas con las múltiples pruebas de campo realizadas en los meses previos a la elección.

2. ¿Cómo fue la preparación para unas elecciones automatizadas con un aproximado de 50 millones de electores?  Debemos reconocer que éste es el proceso electoral más grande llevado a cabo por una empresa privada, Smartmatic. Las elecciones de la India y Brasil, como proyectos, son más grandes, pero allí es el Estado quien asume la realización logística del proyecto. Además, la geografía de Filipinas es un factor clave para entender la complejidad de la logística para esta elección: 7.107 islas que conforman el archipiélago.

Smartmatic ha desarrollado una metodología de gerencia de proyectos complejos única en su género para garantizar proyectos electorales exitosos. El proyecto en Filipinas incluyó miles de variables y tareas que debieron ser ejecutadas coordinadamente, más de 48,000 personas y decenas de sub-contratistas, que debieron trabajar en forma organizada con metas definidas y específicas en el tiempo y cientos de contratistas que apoyaron el proyecto. Además, exigió un elevado nivel de dominio técnico, logístico, tecnológico, gerencial, comunicacional, social y político.  Esta metodología de gerencia de proyectos complejos está basada en las mejores prácticas e ISO9000, lo que permite a Smartmatic garantizar el éxito del proyecto y la satisfacción del cliente.

3. ¿Cuáles son los retos para una elección automatizada para 50 millones de votantes?  Más allá del número de electores, hay múltiples retos en las áreas de infraestructura con más de 1,700 servidores y generadores eléctricos a nivel nacional, telecomunicaciones (instalación de más de 40,000 módems y 50,000 tarjetas sim, 5,500 mil antenas satelitales para transmisión de resultados), selección, capacitación y suministro del personal (alrededor de 50 mil técnicos), un call center con más de 600 operadores, configuración y prueba de las máquinas de votación, coordinación del despliegue y logística de 82,200 máquinas, urnas, y baterías de respaldo.

Las elecciones automatizadas son proyectos muy peculiares en la industria tecnológica. No admiten retraso, y además la plataforma sólo está en línea durante un día. Esto trae muchos retos en las áreas de pruebas y control de calidad.

En Filipinas operaron 82.200 máquinas de votación para más de 50 millones de electores.

4. ¿Qué tipo de acciones fueron necesarias para que los electores se familiarizaran con la votación electrónica?  La campaña de adiestramiento llevada a cabo por la Comisión de Elecciones, con apoyo de Smartmatic, en Filipinas comenzó 4 meses antes de la elección. Incluyó una combinación de boletas de muestra, comerciales de radio y televisión, y miles de demostraciones realizadas en ciudades y provincias. El reto principal era el cambio de boletas, de una boleta con espacios en blancos sobre la que los electores tenían que escribir los nombres de hasta 35 candidatos, a una boleta con nombres pre-impresos, donde sólo hay que rellenar los óvalos correspondientes. La interacción con la tecnología era mínimo, ya que sólo hace falta insertar la boleta dentro de la máquina. Al final, la participación estuvo alrededor del 80%, demostrando que la ciudadanía se sintió dispuesta a votar con tecnología.

5. ¿Cómo ha sido el comportamiento de los actores políticos y sociales involucrados en las elecciones frente al cambio hacia la automatización?  En general ha habido una gran aceptación al proceso automatizado. El hecho de que por primera vez los resultados se conocieran en las 24 horas siguientes al cierre de la jornada electoral, ha marcado una gran diferencia con procesos anteriores. La posibilidad de auditar resultados ha otorgado mayor confianza al proceso, de un número de alrededor de 17,000 candidatos electos, sólo un número menor a 100 han formulado protestas. De hecho, por primera vez, un gran número de candidatos aceptaron su derrota y concedieron antes incluso que el organismo electoral proclamara los ganadores oficiales.

Sin embargo, y sobre todo cuando una nación pasa de una elección manual a una elección automatizada siempre hay grupos o individuos que se resisten al cambio. Desde el primer día, hubo varios opositores a la automatización, incluso un caso fue presentado ante la Corte Suprema, pero fue rápidamente rechazado. Lo importante es que incluso ante las dudas, la tecnología siempre permite la realización de conteos y auditorías profundas; con el tiempo la mayoría termina aceptando las bondades de la tecnología.

Anuncios

Un pensamiento en “Voto electrónico: las claves de Filipinas

  1. Pingback: Philippines strengthens the use of e-voting |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s