Colombia entre la conformidad de lo extraoficial y la modernización del voto


Todos en Colombia aplaudieron el record de 58 minutos implantado por la Registraduría Nacional para emitir los resultados extraoficiales del 95,3% de las mesas electorales, justo después del cierre de los comicios presidenciales del pasado 20 de junio.

Sin duda, dar a conocer la información electoral rápidamente frena cualquier posibilidad de desorden civil, eleva la credibilidad del sistema y fortalece la Democracia. Sin embargo, en el país neogranadino la alegría debe dosificarse, pues los datos presentados ante el país son preliminares, o lo que es lo mismo, no son oficiales y por lo tanto discutibles o cuestionables.

A la luz de esa realidad, la “rapidez extraoficial” de los resultados de las elecciones no luce tan atractiva, y si nos trasladamos a lo sucedido en las legislativas del 14 marzo, cualquier alegría se disipa, pues en esos comicios debieron pasar varios días para conocer quiénes ocuparían las curules de los cuerpos deliberantes, e incluso hoy, debido al sistema electoral imperante, apenas 90 cargos han sido asignados oficialmente cuando se votó para elegir 102 bancas en el Senado y 166 en la Cámara de Representantes.

proceso

Colombia dispone de dos tipos de escrutinio, uno extraoficial, para el día de los comicios y otro formal que se conoce días después. Foto: Registraduría

Ya antes hemos señalado que un sistema de votación que es viable para elegir un cargo, pero que es totalmente ineficiente para permitir la elección de tantos cargos como el país requiera, no debería estarse aplicando, y menos cuando el desarrollo tecnológico e incluso la Ley, obligan a disponer de mecanismos eficaces, transparentes, seguros y rápidos.

Sin embargo, no es así el caso de Colombia, que aunque dispone de una normativa que asentó las bases para instaurar el voto electrónico y que suma 6 años de mora en su aplicación, sigue usando el viejo voto manual que sólo permite emitir unos primeros resultados de carácter extraoficial.

Al cierre de las mesas a las 4 de la tarde, comienza el preconteo de votos en Colombia. Foto: El Universal

El domingo pasado, al cierre de las mesas de votación (4:00 pm), se inició lo que la Registraduría denomina: preconteo. “Es el proceso de transmisión, consolidación y divulgación rápida de los resultados electorales el mismo día de la elección. Este proceso tiene valor informativo, para que la ciudadanía conozca los resultados, pero no tiene valor jurídico”.

El procedimiento se basa, en que al cierre de la votación, los jurados cuentan los sufragios depositados en la urna y con la información llenan dos planillas. La primera de ellas es el “cuentavotos”, que consta de una serie de casillas donde se marcan uno a uno los votos de cada uno de los candidatos y al final se obtiene un total. Este total es el que se coloca en la otra planilla (que es el acta oficial). Los datos del “cuentavotos” se transmiten vía telefónica hacia las centrales de información y es lo que se da a conocer a la población. Al día siguiente de las elecciones es que comienza el escrutinio formal para corroborar que la información resultante coincida con la de las actas.

Aunque rápido, este esquema ha demostrado que no resulta para procesos electorales complejos, e incluso para las presidenciales con un solo cargo, pues en las últimas semanas la ciudadanía hizo sentir su desconfianza al evidenciarse sustanciales diferencias entre lo anunciado preliminarmente que es contado manualmente, con los resultados totalizados con los sistemas de información.

Colombia tiene ante sí el reto de modernizar su sistema electoral y los mecanismos de votación. La Ley existe, la disposición de la población ya fue probada con simulacros del voto electrónico exitosos, basta esperar que la voluntad política se plegue a la necesidad nacional y el requerimiento ciudadano. El 2011 está cerca, pero hay tiempo de que el país se decida y deje de conformarse con resultados electorales extraoficiales, cuando puede tenerlos seguros, transparentes y oportunamente.

Anuncios

2 pensamientos en “Colombia entre la conformidad de lo extraoficial y la modernización del voto

  1. Pingback: Same old story during Colombian elections |

  2. Pingback: Colombia y la duda electoral | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s