El voto electrónico vuelve a protagonizar en Brasil


Este 31 de octubre, más de 135 millones de brasileños están habilitados para acudir a las urnas por segunda vez en el mes, esta vez para concretar la elección del sucesor del presidente Lula da Silva. En la primera vuelta comicial que se cumplió hace apenas cuatro semanas, la tecnología electoral que viene empleando el gigante sureño acaparó la atención de propios y extranjeros, al exaltar las cualidades del voto electrónico: rápido y seguro.
Para ejemplificar el óptimo funcionamiento de la automatización electoral, el secretario de Tecnología e Información del Tribunal Regional Electoral de Brasilia, Ricardo Negrao, señaló que el 3 de octubre entraron en juego varias novedades en el sistema: la votación de unos 200.000 brasileños radicados en el exterior en 550 urnas electrónicas dispuestas en 193 países y el uso de la máquina biométrica de votación.

Al menos 1,3 millones de brasileros usaron máquinas de votación con identificador de huellas dactilares.


Las nuevas urnas electrónicas, según el Tribunal Superior Electoral (TSE), introducen la identificación de electores, a través de las huellas dactilares, al contar con un sistema biométrico instalado en el equipo, el cual fue aplicado en el 1% del padrón (1,3 millones de personas) y tuvo una efectividad de reconocimiento de la huella en el 93,5% de los casos. El ente explicó, que los problemas presentados con el 6,5% de electores restantes, no respondió a fallas en las máquinas, sino por la falta de entrenamiento de la persona que tenía que operarla o por la imprecisión de las huellas de votantes que trabajan con químicos o con actividades manuales.
Sobre la rapidez del proceso, las cifras oficiales, que pudieron ser constatadas en tiempo real el día de los comicios a través de la página web del TSE, reflejan que las primeras tendencias nacionales estuvieron disponibles a las 19 horas de ese día, y el ciento por ciento de los resultados se pudieron publicar a las 22 horas 30 minutos.

En Brasil se desplegan más de 400 mil máquinas de votación para que sufragen 135 millones de personas. Foto: DiarioUno


Dando cuenta de un funcionamiento casi perfecto de la automatización electoral, que se actualiza al ritmo de los avances tecnológicos, Brasil anunció que está preparado para el despliegue, una vez más, de las más de 400 mil máquinas de votación usadas desde 1998 por el total de los electores, pero que comenzaron a ser empleadas parcialmente en 1996. Estos equipos con teclado numérico, que son fabricados en el país bajo la supervisión del TSE, constan además de un andamiaje que contempla la transmisión automatizada de los resultados, firma digital y criptografía de información.
La ilustración del sistema electoral brasileño descubre, que las autoridades comiciales volverán a viabilizar que el derecho al sufragio se ejerza con garantías plenas para sus ciudadanos, y que más allá del invalorable misión que se cumple a lo interno de la Nación, Brasil proyecta a otros países, aún enquistados en el voto manual, que la tecnología electoral existe y es posible para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s