Venezuela y Nicaragua en vías de saldar deuda con personas con discapacidad


La tecnología electoral ha servido entre otras cosas, para facilitar el derecho al sufragio de los ciudadanos. Los avances no escapan a los beneficios para los electores con necesidades especiales. Las personas con discapacidad física ya han sido tomadas en cuenta en muchos países del mundo. Venezuela está en vías de saldar una vieja deuda.
El Consejo Nacional Electoral venezolano tiene entre sus planes para 2011 el levantamiento de la data de personas que tengan algún tipo de discapacidad.

Las máquinas SAES 4000 tienen dispositivos para facilitar la votación a personas con discapacidades visuales, auditivas y motoras


Ese censo se realizará para saber cuántas y cuáles tipos de máquinas podrán ser adaptadas. Existe la posibilidad, por ejemplo, de activarles a las máquinas (Saes 4000) de la empresa Smartmatic, el sistema Braille para dificultad visual. Hay un comité técnico que evalúa las máquinas que posee el CNE y todo lo relacionado con el recurso humano necesario.
Las máquinas de votación que se usan en las elecciones venezolanas, tanto las Saes 3300 como las Saes 4000 tienen dispositivos para facilitar la votación a personas con discapacidades visuales, auditivas y motoras.
Otro caso interesante, aunque se trate de elecciones manuales, son los comicios presidenciales y legislativos del 6 de noviembre del 2011 que se llevarán a cabo en Nicaragua. Según reseña el diario La Prensa de Managua, en ese país adelantarán un censo para conocer con exactitud cuántas personas con discapacidad hay aptas para votar en esa nación, quienes actualmente van a las Juntas Receptoras de Votos (JRV) acompañados de familiares o amigos, quienes se encargan de marcar la boleta por ellos.
 La idea del censo es adquirir un número necesario de boletas especiales adaptadas a las diversas discapacidades que puedan presentar los electores.
Otro antecedente interesante es el de Rhode Island, Estados Unidos. Allí se le da asistencia al elector que presente alguna discapacidad. El recinto debe contar con las facilidades de acceso necesarias.
En cuanto a las máquinas de votación, la ley estatal requiere que cada lugar de votación suministre una máquina electoral conocida como votación automática. La máquina de votación automática ofrece un uso rápido y fácil  a votantes con discapacidad visual o auditiva, especialmente, para emitir sus boletas electorales. Pero cualquiera de los votantes puede elegir usar la máquina automática, sin necesidad de obtener una autorización o permiso especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s