Serie: la automatización del voto. IV. El día de la votación


La tecnología electoral se aplica a su máxima expresión y capacidad, cuando es instrumentado el voto electrónico. El día de las elecciones se convierte entonces, en la oportunidad ideal para adoptar las múltiples herramientas que hoy día están disponibles para automatizar el sufragio.

La combinación tecnológica, con mayor o menor grado de complejidad, es lo que marcará si las elecciones son parcial o 100% automatizadas, y además fijará el margen de cuánto se le permitirá al electorado experimentar con la tecnología de punta, creada para facilitar el voto, pero también para robustecer las garantías de comicios confiables y transparentes.

Bolivia realizó un registro de identificación biométrica de todo su padrón y usa esta tecnología con todo éxito.

En principio, el día de la votación puede iniciar para cada ciudadano con uno de las herramientas de mayor expansión en el mundo, pese a sus críticos: la identificación biométrica del elector. Esta tecnología, ideada para comprobar la identidad del votante, permite erradicar viejos vicios de los sistemas manuales, tal es el caso del doble voto o la suplantación. Se basa en el uso de equipos que captan las huellas dactilares, faciales o de firmas, los cuales son comparados con los registros, previamente tomados, y de haber coincidencia, se habilita al elector para ejercer su derecho al voto.

Algunos países como Bolivia, realizaron un registro completo de su padrón utilizando 3 mil terminales que recolectaron las tres formas de identificación citadas, sin embargo en otras naciones se han decantado por la huella. Entre estos se cuentan Venezuela y Colombia, que disponen de equipos para comprobar la identidad del padrón electoral.

Superada la validación del elector, el día de las elecciones puede ponerse en marcha un complejo sistema de tecnología para completar todas las fases del proceso de manera electrónica, ya sea la captación del voto, el escrutinio, la totalización y la transmisión de resultados. No obstante, hoy nos enfocaremos en las diferentes alternativas para sufragar.

Si bien existen múltiples variantes del voto electrónico, principalmente los países han adoptado mayoritariamente aquellos denominados de Lectura Óptica del Voto (LOV) o Sistemas de Registro Electrónico Directo (RED). En el primero, los votos se captan o registran a través de la identificación y lectura de boletas electorales, mientras en el segundo, se graban electrónica y directamente en la memoria de los dispositivos de votación.

En elecciones mixtas, el acto de votar es manual, pero el escrutinio es automatizado. Un escáner lee las boleta y almacena el resultado.

En los sistemas LOV, usados en algunas regiones de Estados Unidos y anteriormente en Bélgica, se emplean boletas tradicionales de papel que deben ser marcadas por cada elector, pero que para ser contadas son procesadas por un dispositivo tecnológico. Esto se cumple, cuando la papeleta es llevada por el mismo votante a un escáner que tabula los votos en el centro electoral.

Caso contrario, en la votación bajo ambiente RED, los electores emplean máquinas, sobre las cuales marcan directamente sus votos. De este sistema hay al menos dos variantes: teclado numérico y pantalla táctil. En Brasil, las máquinas poseen un teclado, ya que a cada candidato se le asigna un número, y al marcar alguna de las opciones, se registra el voto.

Con los equipos de pantalla táctil, el elector presiona su elección directamente en el equipo, quedando grabada su selección. Para comicios más complejos se usan tarjetones electrónicos, que al ser pulsados, transmiten el voto a la máquina, la cual al final recibirá la decisión de cada persona, una vez marque la opción en la pantalla.

Venezuela se destaca en este tipo de tecnología, ya que las máquinas provistas por Smartmatic, permiten sufragar, y sólo tras la verificación del sufragio, la persona presiona en la pantalla táctil la palabra votar y su elección, además de quedar almacenada en la máquina, será impresa en un comprobante de papel, que el elector deberá introducir en una urna. Este último recurso, actualmente es evaluado por múltiples naciones, ya que si bien se conserva la rapidez y sencillez del acto de votar, se cuenta con un recibo de la elección, que puede ser empleado para auditorias posteriores.

Tema I

Tema II

Tema III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s