Rusia y la transición al voto electrónico


Rusia avanzó al voto electrónico, habilitando máquinas de pantalla táctil en algunas localidades.

Hace poco más de una semana, Rusia realizó comicios locales en 74 de las 83 entidades federadas. Más de 24 millones de electores fueron convocados a las urnas para elegir cerca de 3 mil 200 cargos, a los cuales se postularon 50 mil candidatos. La magnitud del evento, que sirvió de “ensayo” para las elecciones legislativas de diciembre, tuvo un elemento relevante, y es que varias localidades emplearon el voto electrónico.

El interés de Rusia por la automatización electoral, data de varios años atrás, pero fue en 2010, cuando se dio un paso certero con la aprobación de la normativa que modernizó el sufragio en este país europeo. En esa época, el secretario de la Comisión Electoral Central (CEC), Nicolai Konkin, visitó Brasil, para asistir a los comicios presidenciales y evaluar la aplicabilidad del modelo brasileño, que se basa en elecciones 100% automatizadas con el empleo de máquinas de teclado numérico.

“Esta experiencia de votación electrónica será tomada en cuenta en la modernización del proceso electoral en la Federación Rusa. El CEC está elaborando el programa correspondiente, que se estima será aprobado en noviembre de este año”, dijo Konkin el año pasado al visitar como observador internacional al país carioca.

En los siguientes meses, Rusia asentó las bases para el voto electrónico, y el pasado 13 de marzo, varias de sus provincias experimentaron con un moderno sistema automatizado. Un ejemplo de esto, lo vivió la localidad de Bashkiria, donde las máquinas de votación además de contar una herramienta en audio para guiar el proceso de votación, a quien cometiera un error o deseara asistencia, se compuso de pasos simples y rápidos.

Muchos de los 24 miillones de rusos que votaron el 13 de marzo, lo hicieron mediante sufragio manual.

La dinámica consiste, en que una vez que el elector es habilitado para votar y se le hace entrega de una tarjeta para activar la máquina de votación, la pantalla táctil expone las opciones a elegir, y luego de la selección, el ciudadano debe oprimir la confirmación del voto. Es allí, cuando el equipo procede a imprimir un comprobante del sufragio en papel. Al término de la votación, la urna escruta los votos, los totaliza y transmite a un centro de cómputo. Un Centro de Información dispuesto por la CEC, permitió que los rusos pudieran ir conociendo los resultados en tiempo real.

Otro uso de la tecnología puesto a prueba en Rusia, fue habilitar el empleo de máquinas de votación “itinerantes”. Específicamente, el organismo comicial, en los casos en los que las personas inhabilitadas para trasladarse por razones de enfermedad o edad, no pudieran desplazarse a los colegios electorales, las urnas electrónicas fueron trasladadas a las residencias de estos ciudadanos. El desplazamiento fue monitoreado con el sistema vía satélite ruso de navegación GLONASS.

Los resultados de la aplicación del voto electrónico en Rusia está en pleno análisis, pero en principio, las críticas al proceso mostrada por los actores políticos no han sido de índole tecnológico, sino de carácter político, por lo que el CEC ha declarado el proceso como exitoso.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s