Chubut desnuda, una vez más, las debilidades del voto manual


Argentina enfrenta los males del voto manual y una provincia está sin gobernador. Foto: Televisa


El domingo 20 de marzo, la provincia argentina de Chubut realizó elecciones para elegir gobernador, pero diez días después, la silla regional sigue vacía. Resultados cerrados -una diferencia de 1.500 votos- y denuncias de fraude (irregularidades en las actas, carga errada del escrutinio y urnas vacías) obligaron al reconteo de sufragios, pero aún no hay ganador.

En Chubut, la obsolescencia del sistema electoral puso al desnudo, otra vez, como el voto manual puede retrasar la publicación de los resultados con la voluntad fidedigna de los electores, y además, como afecta la credibilidad de las instituciones y resquebraja la confianza en los procesos comiciales.
Argentina ha estudiado por años modernizar el voto. Algunas provincias ya cuentan con la legislación (siete) que establece automatizar los procesos, e incluso se han aplicado 25 proyectos pilotos en aras de viabilizar la automatización de las elecciones. Sin embargo, por ahora, no hay un plan gubernamental, de carácter nacional, que ponga en el horizonte cercano la adopción de la tecnología que actualice el sufragio de esta nación sureña.

Ante la ausencia de resultados en Chubut, el debate sobre la implementación del voto electrónico volvió a copar la atención de la ciudadanía, partidos y el propio gobierno argentino. Mientras el gobernador de la Provincia de Buenos Aires y presidente del Partido Justicialista, Daniel Scioli, advirtió que “resulta inaceptable” que Chubut no haya habilitado “mecanismos informáticos”, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, se quejó de que no hubo “a disposición de la ciudadanía una página web que permitiese ir siguiendo en línea cuáles eran los resultados que se iban dando en cada una de las ciudades”.

El reconteo de votos en Chubut suma ocho días y aún no hay resultados. Foto: Última Hora

La discusión sobre la necesidad de mejorar el sistema electoral para garantizarle al país resultados fiables, transparentes y rápidos, apenas comienza, pero existen ejemplos que dan luces sobre cómo han venido actuando algunas provincias. En Ushuaia ya se han ejecutado tres consultas populares a través del voto electrónico, pero quedó suspendida en la Legislatura, la aprobación de emplear ese sistema en los comicios municipales.

Al igual que en la región de Chubut, las reservas por la automatización en Argentina, no pasan por los cambios que la tecnología imprime, sino que los aspectos de carácter político tienen maniatado el progreso. La pérdida del control del sistema y el debilitamiento del clientelismo, suelen ser enemigos de la adopción de la tecnología electoral.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s