Serie: La automatización del voto. VII. Componentes: Máquinas de votación y boletas electorales


Cuando se habla de voto electrónico, las máquinas de votación son las protagonistas indiscutibles, al representar fielmente cómo la tecnología puede facilitar, pero también robustecer, los procesos electorales. Estas herramientas son equipos electrónicos que permiten registrar los votos, para que puedan ser contabilizados de manera fidedigna.

En la actualidad hay múltiples variantes de máquinas de votación en el mercado. El elector puede manifestar su voto bien sea mediante una operación de un tablero con botones, marcando en papel y luego escrutando electrónicamente el voto, o eligiendo sus opciones directamente sobre una pantalla táctil o boleta electrónica.

Las máquinas provistas por Smartmatic son pantalla táctil y emiten comprobante del voto.

En Venezuela la selección del candidato puede hacerse mediante boleta electrónica o por sistema de pantalla sensible al tacto, dependiendo del número de contendientes. Los datos de la votación son encriptados y almacenados en las memorias fijas y removibles de las máquinas provistas por Smartmatic. Emiten un comprobante de votación. Permiten la transmisión segura de datos de escrutinio al centro nacional de totalización y finalmente, los resultados se pueden publicar automáticamente en Internet.

Ejemplo de las máquinas de votación usadas en Venezuela, son las modelos SAES-3000, SAES-3300 y SAES-4000, las cuales registran los votos, realizan un escrutinio automatizado, sin intervención de ningún medio externo, y transmiten la data electoral. La información almacenada no contiene un orden secuencial. Para la máquina, el elector es anónimo, no hay manera de asociar la voluntad del voto. Por otra parte, para garantizar auditorías posteriores, dan la oportunidad de reimpresión de los comprobantes de votación.

Brasil emplea un máquina de teclado numérico y capacidad de identificación biométrica.

En el caso de Brasil, se usa la máquina biométrica de votación, la cual permite identificar a los electores a través de las huellas dactilares. Los equipos de votación, elaborados bajo la supervisión del Tribunal Superior Electoral, constan de un andamiaje que contempla la transmisión automatizada de los resultados, firma digital y criptografía de información. Si bien en ese país las máquinas no imprimen comprobante de voto, es una ventaja que los equipos se activen mediante la autenticación biométrica, lo que garantiza un elector, un voto.

Estados Unidos, por su parte, usa diferentes máquinas de votación y tecnologías provistas por varias empresas como ES&S, Hart y Premier. Existen desde los escáneres ópticos donde el elector debe rellenar la boleta de papel y luego pasarla a través de un escáner que lee su selección hasta las más avanzadas máquinas de pantallas sensibles al tacto que permiten la impresión del recibo y que registran electrónicamente el voto. También hay otras máquinas que para ser activadas, los electores deben introducir una tarjeta inteligente (parecida a una tarjeta de crédito provista de un chip) y luego votar. Las selecciones se registran en la memoria electrónica interna, negando la impresión de un registro en papel del sufragio.

En votación de múltiples cargos, existe la posibilidad de usar tarjetones electrónicos.

Aunque en muchas elecciones pueda ser suficiente la pantalla de la máquina de votación para completar el proceso, existen comicios donde la necesidad de elegir numerosos cargos, obliga a emplear boletas de votación. Estos instrumentos que sirven para listar las opciones o candidatos, por mucho tiempo sólo fueron una herramienta de papel en la cual los electores consignaban su voluntad, y luego, eran depositadas en una urna. En la última década, exactamente desde el año 2004 donde se empleó por primera vez en una elección nacional (precisamente en Venezuela), las papeletas electrónicas han tenido gran auge, ya que trabajan en conjunto con la máquina de votación y son configuradas de acuerdo a los requisitos del evento electoral, o según lo paute el organismo electoral. Además, es una excelente manera de adaptar la automatización a la idiosincrasia del elector.

El Instituto Federal Electoral de México inició las investigaciones para implementar un sistema de votación electrónica en diversos estados de ese país, incluido Chiapas. En noviembre de 2010 presentaron la boleta electrónica en varias localidades. Esta boleta debe estar conectada a la corriente eléctrica o en su defecto a una batería, cuenta con cuatro opciones en donde el votante puede seleccionar presionando el botón de la opción de su afinidad emitiéndose una boleta pequeña de papel que cae automática en el interior de una urna transparente.

Tema I
Tema II
Tema III
Tema IV
Tema V
Tema VI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s