Venezuela descartó opción de megaelecciones


El Consejo Nacional Electoral se dedicó el primer semestre del año a la modernización de su plataforma tecnológica. Las organizaciones políticas, en especial las de oposición habían insistido en solicitar el calendario de las elecciones pendientes para 2012. La presidenta del ente comicial venezolano, Tibisay Lucena, anunció que las elecciones presidenciales serán el 7 de octubre de 2012, las de gobernadores y consejos legislativos el 16 de diciembre de ese mismo año y las de alcaldes y concejales el 14 de abril de 2013.
Ante la expectativa que había ante la posibilidad de que se llevara a cabo una megaelección, Lucena descartó esa posibilidad porque “es muy complicada para los electores”, y además, recordó que las locales no pueden hacerse junto a las presidenciales, pues la legislación venezolana no lo permite.
La decisión no sólo dejó por fuera la posibilidad de unir todos los comicios pendientes, que abarcan desde concejales, pasando por gobernadores y alcaldes, hasta la presidencia de la República; sino también el escenario de juntar la elección del Jefe de Estado y gobernadores.
Entre los cambios más significativos introducidos este año, figura la incorporación del Sistema de Autenticación Integral (SAI), el cual reforzará el principio un elector un voto, debido a que la máquina de votación se desbloqueará sólo cuando el sistema haya validado los datos del elector.
Para concretar los avances de la tecnología electoral, el CNE inyectará 116 millones de dólares para adquirir 42 mil nuevos equipos de identificación biométrica y unas 12 mil máquinas de votación SAES-4200. Además, revisará la plataforma existente también para colocarla a tono con las nuevas características del sistema de votación venezolano.
La revisión incluye la adquisición de 50 mil nuevas boletas electrónicas, las cuales contarán con el rediseño de las membranas electrónicas, a objeto de facilitar la ubicación de las opciones al momento de sufragar (aumentarán el tamaño). También eliminarán el óvalo de selección en esos tarjetones, de manera que los votantes señalen la opción de su preferencia, directamente sobre la tarjeta del partido político, grupo de electores o candidatos por iniciativa propia. Una vez pulsada la tarjeta, se encenderá una luz LED que le confirmará al elector que, en efecto, ha marcado la opción deseada, antes de completar el acto de votación.

Las máquinas SAES-4200. Fuente: http://www.smartmatic.com


El director de automatización del CNE, Carlos Quintero, aseguró que el sistema seguirá blindado, para que los electores venezolanos puedan acudir confiados a las urnas.
En Venezuela ya se usaban dispositivos para corroborar electrónicamente la identidad del sufragante, pero el proceso no estaba vinculado a la operatividad del equipo de votación.
Además, las máquinas de votación SAES-4200 no guardan mayor diferencia con la versión anterior SAES-4000. El cambio básicamente atañe a la entrada de energía del equipo. El nuevo modelo tiene una posibilidad extra de suministro energético.
Es necesario aclarar que la máquina de votación SAES no guarda relación con el Sistema de Autenticación Integral (SAI) de los equipos de identificación biométrica que adquirirá el órgano electoral venezolano. Estos últimos sólo desbloquearán la máquina luego de verificar la identidad del votante. El CNE decidió que la adjudicación del nuevo sistema de autenticación será para Smartmatic (empresa proveedora de las máquinas de votación) con el fin de garantizar que no haya limitaciones de compatibilidad técnica entre los sistemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s