Nicaragüenses se las juegan con papeletas este domingo


Nicaragua elegirá este domingo mediante votación popular al presidente de la República, diputados nacionales, departamentales y del Parlamento Centroamericano. La elección, como es costumbre, es organizada por el Consejo Supremo Electoral (CSE) y la ausencia de automatización del proceso (padrón electoral, votación y escrutinio) es una de las características que priva desde el punto de vista técnico y además, político.

En atención a esto, el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (IPADE), organismo no gubernamental con más de una década de experiencia en observación electoral, analizó los padrones electorales preliminares que se publicaron en 528 centros de votación, en 63 municipios del país, y pudo comprobar que en siete de cada diez se detectaron nombres de fallecidos en esos documentos oficiales del CSE.

También, a través de los resultados del Tercer Informe de Observación Electoral del IPADE, divulgado a mediados de octubre, se registró que en más de 70% de los centros de votación monitoreados donde se publicaron los padrones preliminares el pasado 8 de agosto, se detectaron los nombres de personas fallecidas. Por lo cual, la organización plantea la necesidad de llevar a cabo una auditoría al padrón de votantes de Nicaragua.

El proceso de votación en Nicaragua es totalmente manual. Fuente: http://www.20minutos.es

La falta de sistemas automatizados, se replica en la votación, que es manual. Ésta se inicia en las juntas receptoras de votos, órganos encargados de contar los sufragios, bajo la supervisión de los fiscales de las organizaciones con fines políticos. Esa información se envía hacia los Consejos Electorales Departamentales quienes además deben resolver las impugnaciones. Finalmente, el CSE debe revisar las resoluciones tomadas por los Consejos Electorales Departamentales.

Todo el esquema ha estado en la mira de diversos estudios, dado que los mecanismos de transparencia se han puesto en duda. El III informe del Observatorio de Medios del Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), publicado el 5 de octubre de 2011, revela que “la falta de transparencia en la gestión electoral, por parte del CSE, ha sido la principal preocupación de los medios de comunicación en el país en el período comprendido entre agosto y septiembre del presente año”.

Asimismo, la investigación resalta “la confusión partido-gobierno-familia-estado. Al juntar esos cuatro elementos, según Alfonso Malespín Jirón, miembro del consejo asesor del Observatorio, “se confirma un proceso que se ha venido gestando a lo largo de estos cinco años en la estrategia de comunicación del gobierno, la cual decía que el objetivo final no era otro que destruir la institucionalidad que se encontró en el 2007. Y progresivamente en ese proceso de confundir los intereses de la familia con los del partido, gobierno y estado, han trabajado en contra de la institucionalidad democrática del país”.

Entonces, la falta de automatización, así como de reglas que generen transparencia, pueden inmiscuir al ente comicial en el juego político, restando credibilidad a las elecciones que se realicen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s