La rapidez del voto electrónico conquista naciones


El uso de pantallas táctiles facilita el ejercicio del voto.

Cuando se desgranan los atributos del voto electrónico, la transparencia, facilidad de uso, seguridad, reducción de costos y la confiabilidad, se presentan como cualidades fundamentales para dar un giro al sistema electoral de un país, pero aunado a todas esas bondades, hay una característica que capitaliza buena parte del “atractivo” del sufragio automatizado: la rapidez.

La razón de que la velocidad sea uno de los beneficios más vitoreados a la hora de tecnificar las elecciones, es que el voto manual y su dificultad para arrojar resultados oportunos, ha generado uno de los problemas más oscuros de la era democrática, la vinculación del retraso en el escrutinio y su anuncio, con el fraude y la manipulación de los comicios. Las sospechas, en muchas oportunidades y países, no han sido el resultado del imaginario popular, sino de estruendosos escándalos productos de irregularidades que van desde la suplantación de identidad, hasta el voto doble y el escrutinio errado.

Es así, como la promesa del voto electrónico de presentar resultados rápidos se ha convertido es un aspecto clave de la automatización electoral, sin embargo, la velocidad de este sufragio no se remite solo a permitir anunciar el vencedor de una contienda en 30 minutos, una o dos horas después de cerrado el proceso, sino que la celeridad fue llevada a su máxima expresión, al impactar varias fases de la jornada electoral.

Para iniciar unos comicios, primero debe instalarse la mesa electoral, y allí el voto electrónico hace gala de su practicidad. La tecnología reduce los tiempos de la puesta en marcha de los circuitos electorales, al deberse disponer de menos elementos físicos (tarjetones, marcadores, carpetas de protección para las papeletas), así como menores tareas para los miembros de la mesa y personal operativo, como por ejemplo el desembalaje del material, su conteo y la posterior entrega a los electores.

Con las máquinas de votación, se puede certificar la identidad de los electores, restando los lapsos mediante la identificación biométrica -lectura de huella digital- y ahorrando valiosos minutos al proceso. A éste, se une el ejercicio del voto prolijo y rápido, pues la automatización es posible por el uso de máquinas con pantallas táctiles que reducen el sufragio a digitar la opción preferida en el equipo o en el tarjetón electrónico. De los minutos que lleva evaluar la papeleta tradicional, se pasa a un tiempo mínimo en la selección del candidatos o los cargos en disputa, e incluso existen máquinas que permiten a los votantes con discapacidades o analfabetos a votar sin asistencia, preservando el derecho al secreto del sufragio.

El punto culminante de una jornada electoral, es el cierre de las mesas electorales y el cumplimiento de las fases de escrutinio, totalización y anuncio de los resultados. Con el voto electrónico, no importa lo abultado del padrón electoral -cientos o millones de votantes- ni las características topográficas del país, pues sin importar dónde esté el circuito comicial y la cantidad de votantes, al cierre de la mesa, la máquina cuenta en segundos los votos emitidos y está en capacidad de transmitirlos en pocos minutos a un centro de totalización. Esto permite en un rango de tiempo corto -desde media hora hasta dos horas-, y según lo disponga la legislación o tradición electoral de cada país, presentarle a la nación que acudió a las urnas los resultados de la elección. E incluso en los casos que así lo permita la ley electoral, se pueden publicar dichos resultados oficiales, de inmediato en Internet.

Con el voto electrónico, el tiempo del proceso electoral cobra relevancia, no por lo largo que pueda ser la jornada, sino que la automatización de los sistemas, agiliza y facilita el ejercicio del sufragio de una forma que al voto el manual le es imposible de replicar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s