Expectativas Electorales


La teoría de mercadeo de servicios nos enseña que la satisfacción del cliente puede verse como el producto de la interacción entre las expectativas que tienen los consumidores sobre un servicio y la experiencia del servicio recibido. En la medida que las expectativas se parezcan a la experiencia vivida, la satisfacción es mayor.

Experiencia – Expectativas = Satisfacción

Esta ecuación se podría extrapolar al terreno electoral si consideramos que la satisfacción del votante, con respecto a los resultados de unas elecciones, se mueve por las mismas dos fuerzas, expectativas y experiencia. En este caso, las expectativas son generadas por las encuestas que se producen en los meses previos a las elecciones, y por el tratamiento político que se puede dar a dichas encuestas.

Por su parte, la experiencia es producto de aspectos objetivos como por ejemplo los concernientes al sistema de votación (tecnología utilizada, votos contados, totalización de las actas, etc.) y aspectos subjetivos como la credibilidad de la que gocen los administradores del proceso.

Para llevar estas reflexiones al terreno de la vida real, veamos lo que está ocurriendo en Venezuela con motivo de las venideras elecciones presidenciales a llevarse a cabo el próximo 7 de octubre en las que Henrique Capriles Radonski (HCR) y al actual presidente Hugo Chávez Frías (HCF), son los principales actores. En un estudio recientemente publicado por el Bank of America Merrill Lynch, y que recoge las estadísticas de siete encuestadoras con trayectoria en Venezuela, se evidencia que cinco de ellas muestran a HCF con una ventaja de dos dígitos sobre su contrincante. Las restantes 2 muestran una diferencia entre los candidatos, menor al margen de error, lo cual se considera un empate técnico. Otro aspecto que resalta a los fines de este análisis es que existe una enorme diferencia entre las encuestadoras con respecto al número de personas que no contesta o que no manifiesta preferencia.

Basándose en estos números, y el desempeño histórico de las encuestadoras, el análisis de la entidad bancaria norteamericana otorga una ventaja de 15.9% a HCF. A pesar de esta importante diferencia, deja abierta posibilidades para ambos candidatos. En fin, existe una gran discrepancia  entre las encuestadoras, y esto puede generar expectativas falsas conducentes a una baja satisfacción.

Con respecto a la experiencia de servicio que tendrán los venezolanos, cabe destacar que el sistema electoral automatizado utilizado en Venezuela ha sido auditado por todos los actores políticos, y cuenta con el aval de los más destacados observadores internacionales.

Jimmy Carter, ex Presidente de los Estados Unidos y fundador del Centro Carter, expresó recientemente que el venezolano es “el mejor sistema electoral de todo el mundo”. Por lo tanto, en cuanto a las condiciones objetivas  de las expectativas, es poco lo que puede discutirse.

En fin, en aras del fortalecimiento político de una de las democracias más longevas del continente, esperamos que los entes que crean expectativas y los que condicionan la experiencia, entiendan la importancia que poseen sobre la transparencia electoral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s