Brasil probará su valía en automatización electoral


Brasil cuenta con una urna electrónica, con teclado numérico y dispositivo de identificación biométrica.

Dos domingos cruciales vivirá Brasil en octubre. Este domingo, tendrá la primera vuelta de las elecciones municipales, donde se medirán más de 5.500 cargos y votarán más de 140 millones de ciudadanos. En los casos en que sea necesario, se cumplirá una segunda jornada el próximo 28 de este mes.

La enorme cantidad de electores y la compleja logística que revisten las elecciones brasileñas, podrían asustar ante el tamaño de la empresa que asume el país en cada evento electoral, pero la nación tiene casi 20 años desarrollando uno de los sistemas de voto electrónico más exitosos del planeta. Al día de hoy, la observación sobre la automatización de este gigante, es que sus máquinas de votación no imprimen un comprobante del sufragio en papel, que permita dirimir controversias, al ser contrastadas con los resultados automatizados.

Si bien este aspecto ha sido ampliamente debatido, el Tribunal Superior Electoral ha dado indicios de que podría incorporarse en el futuro la emisión del voto en papel para fortalecer las garantías electorales. El Estado brasileño desarrolló su propia tecnología, apoyado en los servicios de empresas especializadas, y automatizó todas las fases de los comicios: identificación del elector, votación, escrutinio y totalización. Este sistema ha sido exportado a diversos países, que pagan un alquiler para utilizar los equipos y garantizar el mantenimiento.

El voto electrónico carioca es bastante sencillo. Sus electores usarán una urna que consta de un identificador biométrico -capta la huella digital- que al corroborar la identidad del elector, permite que use una pequeña pantalla y un teclado numérico en el que el marca los números asignados a su candidato. Verifica su voto en la foto que aparece en la pantalla, presiona la tecla “confirmar”, y ya votó. Si no desea sufragar por ninguno de los aspirantes, puede pulsar la tecla “blanco”, o tiene la alternativa de anular su sufragio tecleando números al azar y apretando “confirmar”. Para el almacenamiento de datos dispone de dos tarjetas de memoria (flash cards) y un disco magnético. Al cierre del proceso, se imprimen varias actas con el resultado de la votación y una es grabada en el disco magnético, la cual será transmitida en red segura y exclusiva para totalización en computadoras de los tribunales regionales y del Tribunal Superior Electoral. El sistema es sometido a varias auditorias y requiere de firmas electrónicas de todos los actores.

Un “plus” en Brasil, es que la legislación autoriza exponer a la población resultados prácticamente en tiempo real, es decir, poco tiempo después que se cierran las mesas de votación y comienza el conteo. Con esta posibilidad legal en juego, la rapidez del voto electrónico se dispara al infinito, ya que el TSE, al no tener consultar previamente a los actores políticos sobre los mismos, los reproduce en la Web del organismo a medida que van llegando al centro de totalización.

La tecnología es sinónimo de solución, y Brasil está plenamente consciente de ello. En octubre volverá a probar su valía como precursor del voto electrónico en la región.

2 pensamientos en “Brasil probará su valía en automatización electoral

  1. Pingback: Biometrics protect voting |

  2. Pingback: The ABCs of e-voting (Part II) |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s