Perú en carrera para adoptar el voto electrónico


La Onpe de Perú diseñó una máquina de votación que lucha por presupuesto.

La Onpe de Perú diseñó una máquina de votación que lucha por presupuesto.

La decisión de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) de usar parcialmente el voto electrónico en las elecciones de julio y de noviembre, aproxima a Perú al objetivo de automatizar 100% el sufragio. Como en casi todos los aspectos del ejercicio político, modernizar el sistema comicial es una carrera de obstáculos, pero en el caso de esta nación suramericana, la meta ya está a la vista.

La ONPE diseñó un equipo que habilita la votación electrónica, pero la falta de recursos para producir masivamente las máquinas, así como adiestrar al personal y desplegar una campaña informativa para el electorado, ha mantenido en suspenso el paso del voto manual al electrónico. Sin embargo, este año se darán dos pruebas que podrían ser la punta de lanza para que la automatización encuentre un espacio en el presupuesto nacional.

El presidente del organismo comicial, Mariano Cucho Espinoza, reveló que primeramente se probará el sistema en la jornada revocatoria del próximo mes -exclusivamente en la comunidad de Cañete-, pero que el gran momento del voto electrónico peruano se vivirá en noviembre (elección de regidores revocados), cuando en dos distritos de Lima Metropolitana se dispondrán equipos para que voten, al menos, un millón de ciudadanos.

La máxima autoridad del ONPE cree que la jornada puede ayudar a “cambiar de paradigma” en la forma de ejercer el sufragio en el país, pues destaca que será la “prueba de fuego para demostrar más ampliamente la confiabilidad de este mecanismo”. Las empresas invitadas a participar en la prueba del próximo mes son Voting Solution de Colombia; Votar de Argentina, Indra y Smartmatic, todas expondrán las ventajas de su tecnología para que el país mida la efectividad y pertinencia de aplicación.

Los cambios que traerá la automatización a Perú se pueden medir desde el ahorro económico – de 38 mil mesas de votación se reducirían a 13 mil, y en lugar de tener 120.000 miembros de mesa se necesitarían 40.000- pasando por la simplificación del escrutinio (del voto a voto manual al conteo automatizado), así como la entrega rápida de resultados.

Perú tiene con qué responder al reto de automatizar el sufragio. Para ello necesitará apoyo y técnico y logístico, pero sobretodo del respaldo de las autoridades, las cuales tienen en sus manos que la nación deje de correr tras el objetivo, para enfocarse en la aplicación del sistema que la llevará a la modernidad electoral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s