El voto electrónico cumplió con Perú


La Onpe de Perú diseñó una máquina de votación que ha sido probada en tres ocasiones.

La Onpe de Perú diseñó una máquina de votación que ha sido probada en tres ocasiones.

Entre los países latinoamericanos que más han trabajado para llevar a otro nivel su sistema electoral está Perú. Basado en su experiencia con el voto manual, las necesidades comiciales de la nación y las referencias tecnológicas que en esta materia exhiben otras regiones, decidió desde hace varios años impulsar el voto electrónico.

El empeño dio resultados, pues la Oficina de Procesos Electorales (ONPE) trabajó en el diseñó de una máquina de votación, que fue estrenada en 2011 -segunda vuelta de comicios presidenciales- en el distrito de Pacarán, provincia limeña de Cañete, obteniendo gran efectividad. La experiencia sirvió de marco para repetir el proceso, en la misma localidad, para el revocatorio de septiembre del año pasado.

 Con dos pruebas de gran contundencia en sus resultados (funcionamiento de equipos, capacitación de electores, garantía del voto y conteo exacto), Cañete fue escogido, nuevamente, para presentar al país los beneficios del sufragio automatizado durante elecciones municipales y el referendo revocatorio realizados el pasado 8 julio.

El jefe de la ONPE, Mariano Cucho, resumió la jornada diciendo que la participación de la población de Cañete demostró que el uso de las nuevas tecnologías puede optimizar las elecciones, no sólo en rapidez -votar tomó apenas 30 segundos-, sino en facilitar el ejercicio de este derecho político y garantizar la seguridad y la transparencia de los resultados.

El voto electrónico peruano se basa en el uso de una tarjeta que al ser introducida en la máquina de votación activa en la pantalla táctil las opciones o candidatos a ser votados. El elector presiona la opción de su preferencia, el sistema procesa y almacena el sufragio, para finalmente cerrar el proceso con la emisión de un comprobante en papel de la selección. Éste último es depositado en una urna como prueba física del registro electrónico. Los resultados son transmitidos, vía satélite, a un centro de cómputo.

La dinámica electrónica del país inca se vale de los avances logrados en otros países por las empresas más importantes en tecnología electoral. Las pantallas táctiles son usadas en Estados Unidos, Europa e incluso Suramérica, como es el caso de Venezuela. De este último país, también fue tomada la emisión del recibo del voto, donde el mecanismo se popularizó y se extendió a otras regiones.

Tras la exitosa elección, la ONPE anunció que los comicios de 2016 serán automatizados. Los retos que enfrenta serán conseguir los recursos necesarios para emprender la producción de equipos, la capacitación del personal y la campaña informativa para el electorado. El voto electrónico cumplió con Perú, ahora son las autoridades las que deben cumplir con la nación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s