Ecuador se arma con dos modelos de voto electrónico


CNE aprobó aplicar voto electrónico en las provincias de Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: CNE

CNE aprobó aplicar voto electrónico en las provincias de Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: CNE

Ecuador lejos de amilanarse por las complicaciones propias de emprender la migración del voto manual al electrónico, ha convertido la resistencia en el motor que impulse el cambio. Esta semana consiguió garantizar el uso de dos tecnologías diferentes para la prueba piloto que automatizará los comicios de febrero de 2014 en las provincias de Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas.

Al reivindicar el viejo dicho “el que quiere puede”, Ecuador no sólo logró sacar adelante el proyecto de aplicar el voto electrónico en el país, sino que además hizo gala de su capacidad de negociación, y pactó con Argentina y Venezuela el uso de sus modelos de sufragio automatizado.

La estrategia del Consejo Nacional Electoral es presentar al país las ventajas de la automatización y al mismo tiempo probar dos tecnologías que permitan generar una solución capaz de adaptarse a las necesidades legales, logísticas y comiciales del país.

La Consejera Nubia Villacís lo explica diciendo que el sufragio a través de medios electrónicos brinda la “posibilidad de tener en un mismo equipo interfaces multilingües (español, quichua), incorporar dispositivos para el voto de personas con discapacidad visual y analfabetos, sistemas seguros y confiables al reducir al mínimo el procesamiento manual, así como también precisión y celeridad en la obtención de resultados”.

Al suscribir un acuerdo de cooperación con Venezuela, este país facilitará los mecanismos para instrumentar su voto electrónico en Santo Domingo de los Tsáchilas. Esta región con 319.526 electores se estrenará con máquinas de votación de pantallas táctiles y capaces de imprimir un comprobante en papel del voto, lo que permitirá comparar -al final de la jornada- los sufragios que resulten del conteo automatizado y el escrutinio manual. La tecnología venezolana es provista por la multinacional Smartmatic.

El convenio con Argentina, que favorecerá la automatización en la región de Azuay, busca que los 600.000 electores inscritos en esta localidad, usen urnas de votación electrónica con papeleta inteligente, la cual almacena los sufragios en un chip, permite los votos blancos y nulos y emite un recibo impreso de la selección.

Habiendo escogido los modelos de elección que sentarán las bases de la automatización, Ecuador incluso ya estipuló que en los próximos seis meses combinará la capacitación con la difusión de los sistemas de voto electrónico para asegurar el éxito de la prueba. Este país no desmayó, y en pocos meses se unirá al grupo vanguardia en el uso de la tecnología comicial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s