El Salvador libra una batalla para implementar tecnología electoral


Recientemente el Tribunal Superior Electoral de El Salvador abrió una licitación pública internacional para la “contratación del servicio de digitalización remota, procesamiento y divulgación de resultados electorales preliminares para el evento electoral 2014”.

El proyecto se resume así: Al finalizar la jornada de votación, las actas de escrutinio públicas -entregadas por los miembros de mesa a los operadores del TSE y repartidas a los actores políticos- se reciben en el Centro Nacional de Procesamiento de Resultados Preliminares Electorales para su verificación, totalización y divulgación por internet. El acta divulgada y totalizada es conocida previamente por los interesados, de tal manera que pueden verificarla inmediatamente y corroborar que los resultados coinciden.

Al comienzo, unas 11 empresas mostraron interés, pero solo dos presentaron propuestas a la comisión electoral: Indra y Smartmatic.

Indra ya realizó elecciones en El Salvador en el año 2012 por una adjudicación directa que hicieron los mismos Magistrados del TSE que lo conforman actualmente. Hace un año, esto tuvo un costo para la nación de más de 7 millones de dólares por un despliegue de 2.200 escáneres. Según medios de comunicación y las propias declaraciones de los partidos políticos, el proyecto fue sumamente costoso, sobre todo para un proceso de resultados electorales preliminares. Para las elecciones presidenciales del 2 de febrero de 2014, considerando 2 vueltas electorales, Indra presentó una oferta total de US$5.459.718.

Smartmatic, empresa que suministra tecnología electoral para naciones como Bélgica, Filipinas, Estados Unidos, Brasil y Venezuela, fue la otra empresa que participó en la licitación. Para las elecciones presidenciales 2014, también considerando 2 vueltas electorales, Smartmatic presentó su oferta al TSE por $4.794,267, es decir, US$ 665.000 menos que la oferta de Indra.

El TSE actualmente debe decidir entre las dos empresas para realizar el procesamiento de resultados electorales preliminares. Aunque por un tema de ahorro, la decisión pudiera haberse tomado fácilmente, el organismo electoral estaría dispuesto a adjudicar a Indra, según se ha filtrado a los medios.  Siendo la economía salvadoreña la que menos crece en Centroamérica desde hace muchos años, estando la pobreza alrededor del 30%, decreciendo las remesas y hablando recientemente hasta de hospitales sin insumos, bien podría Hacienda investigar por qué el TSE adjudica a la oferta más desventajosa para la nación.

Para estar a la altura de los estándares internacionales en materia electoral, no es suficiente cuidar el día de la elección. Y el TSE lo sabe.  Hay que ir más allá, evitar estos males que no tienen que ver con la tecnología, sino con los procesos previos que pueden empañar la elección. Ya ha pasado en otros países, y la experiencia nos dice que las cosas no terminan bien.

Más Información.

Para conocer más detalles sobre la elección presidencial de El Salvador, haga clic aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s