Honduras quiso mejorar, pero no fue suficiente


Foto: Radio Mundial

Foto: Radio Mundial

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras aseguró que tres horas después de cerradas las mesas de los comicios generales -del 24 de noviembre-, daría a conocer al país los resultados oficiales de las elecciones. La promesa estaba sustentada en el nuevo sistema de transmisión de la información comicial, pero la realidad fue muy diferente: luego de casi seis horas, las autoridades ofrecieron un primer boletín, que lejos de disipar dudas, encendió las alarmas, pues fue parcial y no concluyente.

El anuncio desató -como era de esperarse – denuncias de fraude y desconfianza en el conteo y transmisión de resultados, incluso los dos candidatos más votados hasta ese momento, se autoproclamaron como ganadores. Pese a esto, el país debió esperar más de 24 horas para que el TSE -nuevamente con resultados parciales- asegurara que había una tendencia irreversible, y además tuviera que emplear varios días para ofrecer el escrutinio total.

Honduras, aunque quiso mejorar en esta jornada, no hizo lo suficiente. El año pasado, durante las elecciones primarias, las fallas pasaron por retraso de días para anunciar resultados y problemas en el portal del TSE, lo que llevó a descartar el Sistema de Resultados Electorales Preliminares (TREP), con el cual se hacía un conteo rápido y los datos se transmitían telefónicamente. La alternativa fue implementar el Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación (Siede), basado en el escaneo de las actas y su trasmisión, vía Internet, al centro de cómputo del TSE.

Debido al complicado panorama que vivió el país, el presidente del ente electoral, David Matamoros, se apresuró a señalar que “las elecciones fueron transparentes y correctas y los incidentes que se presentaron fueron muy pequeños con relación a la gran alegría que vivió el pueblo hondureño”. Además, la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea -con misiones de observación destacadas en la nación-, adelantaron conclusiones para despejar dudas y aseguraron que los resultados “eran fiables”.

Si bien las declaraciones buscaron borrar la sombra de la duda, no hay confianza ciudadana ni política que resista la dilación electoral, y los comicios ya cuentan con una impugnación formal y podría sumarse una segunda.

El país enfrenta así un momento decisivo, donde en lugar de animarse a ensayar vías de escape para superar un sistema electoral que por años ha dañado la credibilidad de las autoridades y socavado la confianza ciudadana, debe enfocarse en garantizar que se cumpla la decisión tomada este año de automatizar los comicios.

Un pensamiento en “Honduras quiso mejorar, pero no fue suficiente

  1. Pingback: El Salvador and Honduras seek to reverse electoral malpractice |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s