El simulacro como vía para que Ecuador viva una elección exitosa


 

Las máquinas de Smartmatic ya están en Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: El Comercio.

Las máquinas de Smartmatic ya están en Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: El Comercio.

Simular unas elecciones, previo a la cita oficial, es una herramienta que no muchos países ponen en práctica, pero que puede ser clave para el éxito de la jornada. La suerte de experimento, no sólo permite probar el funcionamiento técnico y logístico del proceso, sino que se convierte en un medio invaluable para que los electores se familiaricen con la dinámica que seguirán para ejercer su derecho al sufragio.

Esta realidad fue comprendida y aceptada por Ecuador, país que se encamina a realizar el 23 de febrero unos comicios de carácter histórico, ya que probará, simultáneamente, tres tecnologías de voto electrónico, de cara a su resolución de automatizar su sistema electoral, pero antes –para no dejar nada al azar- cumplirá cuatro simulacros electorales.

El mes próximo, los comicios locales serán principalmente manuales. Sin embargo, las localidades de Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas, así como La Morita en Quito, serán las pioneras en el uso de máquinas de votación en el país, durante la jornada para renovar 23 prefectos provinciales, 221 alcaldes, 1.305 concejales y 4.079 vocales de las juntas parroquiales.

Los cuatro ejercicios planificados contemplan la puesta en marcha de todas las etapas que deben cumplirse para ejecutar la elección formal. El Consejo Nacional Electoral (CNE) organizó dos pruebas técnicas a escala nacional (26 de enero y 9 de febrero) donde serán probados los elementos tecnológicos y logísticos, tal como van a utilizarse el día del proceso electoral. Incluye observar los procedimientos de despliegue, contingencia y repliegue del material electoral, permitir el ejercicio del voto, así como realizar el proceso de escrutinio y transmisión de resultados.

Aunado a estas dos pruebas macro, enSanto Domingo de los Tsáchilas, donde se usará la tecnología provista por la empresa con sede en Londres Smartmatic, se efectuará un simulacro el 1° de febrero, mientras en Azuay, localidad que empleará el sistema que se utiliza en la provincia argentina de Salta,  probará los equipos al día siguiente.

El consejero nacional del CNE, Juan Pablo Pozo, lo dejó claro: con los simulacros se podrá evaluar el proceso de instalación de los equipos, votación, escrutinio y transmisión de resultados. Además, se podrá probar la eficacia del sistema y realizar las correcciones necesarias antes de las elecciones.

Al organizar los simulacros, Ecuador no evadió su responsabilidad de comprobar que el sistema automatizado de votación que usará en febrero está apto para funcionar el día de los comicios. Con su compromiso, no sólo asegura la operatividad de los sistemas y facilita el aprendizaje de los ciudadanos, sino que garantiza el ejercicio pleno del elemento que reafirma la identidad política: el voto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s