Costa Rica va a las urnas con la mirada fija en el voto electrónico


Ecuador ya diseñó un software para implementar el voto electrónico. Foto: Entorno Inteligente

Ecuador ya diseñó un software para implementar el voto electrónico. Foto: Entorno Inteligente

Este domingo Costa Rica vivirá una jornada electoral de importancia capital. Al tiempo que elegirá al nuevo Presidente de la República, dos vicepresidentes y los 57 diputados que integran el Congreso, también mostrará al país la tecnología que espera adoptar para los comicios de 2016, al permitir que los electores interactúen -en 50 centros de votación- con las máquinas de votación que automatizarán el sufragio en el futuro próximo.

El país, en su intento de renovar el sistema electoral para aligerar la carga de los encargados de las mesas de votación, resguardar los resultados y optimizar el proceso de conteo y totalización,  se propuso en 2011 diseñar un software que habilitara el voto electrónico. El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) culminó este trabajo el año pasado, y decidió probar el sistema automatizando en los comicios del 2 de febrero para los nacionales residentes en el extranjero.

Los planes implicaban adquirir los equipos donde instalar el programa y la compra de las máquinas se concretaron en agosto pasado. El cronograma de implementación exigía realizar seis pruebas para permitir que el 82 % de los 12.654 costarricenses empadronados para votar en el exterior ejercieran su derecho de manera automatizada.

Las dos primeras pruebas arrojaron cambios sugeridos por los partidos políticos -inclusión del voto en blanco- así como otros aspectos técnicos propuestos por la Organización de Estados Americanos (OEA). Aunque el avance de la planificación era considerable, en diciembre pasado Costa Rica tomó la decisión de diferir la elección automatizada, pues no habría tiempo suficiente para ejecutar las restantes cuatro pruebas exigidas por el TSE para avalar la tecnología.

El modelo de voto electrónico que comenzó a probar esta nación, al menos en sus características básicas, se asemeja al que usan países como Estados Unidos y Venezuela, al basarse en una máquina con pantalla táctil, donde cada elector puede digitar las opciones de su preferencia, y luego el equipo imprimirá un comprobante del sufragio, para que el votante puede comprobar que su voto es correcto, y además quede un respaldo en papel de la selección.

Si bien el proceso de adopción estaba cumpliendo las exigencias del organismo electoral, Costa Rica fue acertada al suspender la cita electrónica. Las mejores prácticas y la transparencia de cara al país, exigen la ejecución de todas las etapas técnicas, de capacitación y organización, que permitan al voto electrónico exaltar la esencia del sufragio y las potencialidades de la tecnología.

El próximo domingo, más de tres millones de costarricenses acudirán a las urnas para reforzar sus ideales democráticos, pero lo harán con la mirada fija en el voto electrónico, al reconocer que la tecnología puede ser puesta, eficientemente, al servicio de la voluntad popular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s