La biometría protege al voto


Brasil cuenta con una urna electrónica, con teclado numérico y dispositivo de identificación biométrica.

Brasil cuenta con una urna electrónica, con teclado numérico y dispositivo de identificación biométrica.

El voto doble o fraude por suplantación, son dos de los delitos electorales que suelen empañar las elecciones en los países de América Latina. Sin embargo, esta lamentable práctica no está suscrita a nuestra región exclusivamente. En Europa este ilícito saltó a la palestra pública nuevamente tras las elecciones legislativas de la Unión Europea –del 25 de mayo-, cuando un periodista admitió haber votado en dos ocasiones, al poseer doble nacionalidad y ejercer el sufragio tanto en Alemania como en Italia.

La acción ilegal de votar por otros o sufragar varias veces ha alterado los resultados comiciales en muchas naciones, menguando la confianza de los ciudadanos en el sistema, y obligando a las autoridades a buscar mejores prácticas para resguardar el sufragio. Es así como la identificación biométrica –escaneo de huellas dactilares para corroborar la identidad -, pasó de ser una tecnología ampliamente usada en el mundo empresarial e industrial, por ejemplo para controlar el acceso de personas, a ser adoptada por el sector electoral.

Actualmente son varios los países que pueden servir de ejemplo a la Unión Europea y las naciones que no tienen herramientas para validar la identidad de los votantes, pues las empresas expertas en tecnología electoral han diseñado dispositivos o máquinas de votación que brindan la posibilidad de cumplir la premisa: un elector, un voto.

Dos casos destacados corresponden a Brasil y Venezuela,  los cuales lideran en el uso de la tecnología electoral en América Latina, al contar con modelos de voto electrónico que incorporan la identificación biométrica. El gigante carioca dispone de máquinas con teclado numérico que registran las huellas previo a la votación, mientras los venezolanos poseen un Sistema de Autenticación Integral (SAI), mecanismo provisto de captahuellas (identificadores biométricos) que permiten que la máquina de votación sólo pueda ser desbloqueada tras la autenticación biométrica de los electores.

Las nuevas máquinas SAES que usa Venezuela, tienen adosado un equipo para la identificación biométrica. Foto: AVN

Las nuevas máquinas SAES que usa Venezuela, tienen adosado un equipo para la identificación biométrica. Foto: AVN

Por su parte Colombia, que intenta desde hace varios años automatizar las elecciones, inició el proceso con la adopción de un sistema biométrico de equipos capaces de capturar la huella de cada votante -previo a ejercer el sufragio- a los fines de ser cotejadas con las almacenadas por el organismo comicial. La Registraduría asegura que esta tecnología le puso freno al fraude por usurpación.

Una prueba de la efectividad de este mecanismo la ofreció recientemente el Centro Carter, al revelar los resultados de la auditoría del SAI en Venezuela para las elecciones presidenciales de 2013. El informe indica que el sistema biométrico usado “tiene la capacidad para identificar post hoc el voto múltiple o voto usurpado (…) y que la ocurrencia de estos fue relativamente baja”, ya que apenas se detectaron 247 casos de casi 15 millones de personas que votaron.

Atendiendo al caso de la Unión Europea, bloque donde miles de personas tienen doble ciudadanía y por lo tanto poseen el documento de identificación (pasaporte) que les permite votar en dos países durante un mismo proceso y alterar los resultados, la identificación biométrica adaptada a sus necesidades es la garantía de unos comicios sin fraude por la no validación de los votantes. Con el uso de la tecnología pueden dejar claro que protegiendo la identidad de los electores, estarán protegiendo al voto.

Un pensamiento en “La biometría protege al voto

  1. la interpretacion que hacen del informe Carter es incorrecta. El resultado de 247 es el número de votos duplicados que se detectaron en una muestra estratificada. Si leen con más denenimiento el informe, verán que estiman que el total de electores que votaron doble sobrepasan los 10mil. Además, el informe explica que la prueba de duplicidad se hizo sin presencia de los auditores de la oposición, ya que uno de ellos fue explusado de las auditorías. Por otro lado, el mecanismo selecionado para la comparación de las huellas es incompleto y no concluyente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s