Brasil vuelve a las urnas apoyado en el voto electrónico


La urna brasileña tiene teclado numérico y dispositivo para identificación biométrica, pero no imprime comprobante del voto.

La urna brasileña tiene teclado numérico y dispositivo para identificación biométrica, pero no imprime comprobante del voto.

Este octubre, Brasil volverá a las urnas para cumplir una jornada electoral extraordinaria por sus cifras: 141,8 millones de electores se debatirán por 26.131 candidatos que aspiran a 1.709 cargos, entre presidencia, vicepresidencia, gobernadores, vicegobernadores y senadores federales, estadales y distritales.

Estas elecciones generales se han convertido en una de las más comentadas en el mundo, tanto porque marcarán el futuro de la sexta economía del planeta, como porque las vicisitudes de la política abrieron el escenario para que sean dos mujeres, las que ostenten -al menos en los números de las encuestas – los primeros lugares en las preferencias para ocupar la presidencia.

Ante un escenario de resultados cerrados -como lo pintan los sondeos- en Brasil no hay ni la menor mención de la complicación que esto puede suponer a la hora del escrutinio de los votos emitidos por más de 141 millones de personas. La razón, es que esta nación suma más de 20 años apalancada en el uso de tecnología electoral, lo que le ha permitido desarrollar un modelo de voto electrónico que hoy es sinónimo de transparencia, rapidez y seguridad en los resultados.

Brasil se expone al mundo como un precursor del voto electrónico, porque lo es. Hay que remontarse a la década de los noventa para encontrar el inicio de la automatización electoral. El Estado brasileño desarrolló su propia tecnología, apoyado en los servicios de empresas especializadas, y automatizó todas las fases de los comicios: identificación del elector, votación, escrutinio y totalización.

El voto electrónico carioca se basa en una máquina que consta de una pequeña pantalla y un teclado numérico en el que el votante marca los números asignados a su candidato, verifica su voto en la foto que aparece en la pantalla y presiona la tecla “confirmar”. En esta jornada, un número considerable de equipos dispondrán de tecnología biométrica -dispositivo para captar la huella digital- de forma que la identidad de más de 23 millones de electores será validada con la misma. Además este modelo, al cierre del proceso imprime varias actas con el resultado de la votación y una es grabada en el disco magnético, la cual es transmitida en red segura del Tribunal Superior Electoral. El sistema es sometido a varias auditorías y requiere de firmas electrónicas de todos los actores.

Más allá del desarrollo de la campaña electoral y las tensiones generadas por la fricción política, la tecnología es un equivalente de solución y Brasil está plenamente consciente de ello. En octubre asistirá seguro a las urnas, porque está apoyado en el voto electrónico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s