Namibia privilegió negocio con India, en lugar de sus electores


Por estos días Namibia es noticia, no solo porque acudirá a las urnas –este 28 de noviembre – para renovar la Presidencia y el Poder Legislativo, sino porque la mitad de su padrón de 2,3 millones de electores, será pionero del voto electrónico en el continente africano.

Aunque esta jornada comicial pudo ser el comienzo de la renovación del sistema electoral para un país que arrastra un largo historial de malas prácticas electorales y denuncias de fraude tras su independencia en 1990, la realidad es que la Comisión Electoral de Namibia decidió hacer negocios con India y dio la espalda a sus electores.

En agosto pasado, las autoridades comiciales formalizaron la adopción del voto electrónico usado en India, y para ello decidieron adquirir las máquinas fabricadas por esta nación. En principio, el paso dado por Namibia no representaba ninguna preocupación, pero el avance del proceso desnudó que los equipos que se emplearán son de vieja data, es decir, están provistos con tecnología obsoleta que puede poner en riesgo la jornada electoral y los resultados.

Aunado al peligro técnico, de acuerdo con la información que se ha filtrado, la Comisión Electoral además selló un negocio por $20 millones para la adquisición de las máquinas, lo que supone la erogación de varios miles por equipo. Esta realidad puso bajo sospecha la compra, pues India ha sostenido ante el mundo que sus dispositivos de voto electrónico son de fácil acceso por lo bajo de su costo (no más de $400), pero se los vendió a Namibia como si fueran de última generación.

El modelo automatizado hindú se basa en una máquina o tablero electrónico en el que aparece la lista de candidatos alineados con una suerte de interruptores a los lados. El votante selecciona sus candidatos preferidos con los botones y registra el voto. Los equipos han sido fabricados por dos empresas locales, Electronic Corporation of India Limited (ECIL) y Bharat Electronics Limited. Durante los comicios de abril-mayo de ese año, se hizo notar la necesidad de actualizar las máquinas indias, sin embargo las autoridades no han cumplido la promesa de modernizar su sistema, en aras de fortalecer algunas etapas del proceso para robustecer la emisión de resultados (auditorías), así como incorporando la impresión de un comprobante del sufragio en papel para blindar la voluntad popular.

Namibia se estrenará en el voto electrónico, pero una vez más los intereses de la política estuvieron por encima del beneficio ciudadano. La presencia de observadores internacionales podría significar que el país tenga la posibilidad de rectificar para unos nuevos comicios, ya que las recomendaciones que se harán al final de la contienda pueden encender las alarmas sobre la compra dudosa.

De cara al futuro, la actuación de la comunidad internacional, los activistas políticos, los partidos y la ciudadanía será vital, no sólo para que el país corrija, sino para evitar que otras naciones africanas sigan los pasos de la precursora, pues ésta optó por el camino fácil, cuando en el mundo hay modelos de voto electrónico modernos y seguros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s