Los partidos también dan lecciones en automatización


Militantes de la Unión por un Movimiento Popular en Francia usaron voto por Internet.

Militantes de la Unión por un Movimiento Popular en Francia usaron voto por Internet.

El último fin de semana de noviembre, dos partidos políticos pertenecientes a países no solo ubicados en continentes diferentes, sino alineados a segmentos opuestos del espectro político, realizaron elecciones para renovar autoridades. El punto en común: ambos usaron voto electrónico.

Mientras en Francia, la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP) optó por estrenarse en la automatización electoral con el voto por Internet; en Venezuela, el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), se benefició de la tecnología electoral que usa esta nación desde 2004.

El UMP francés dio un paso crucial en la modernización de su sistema comicial, al generar una aplicación de sufragio por Internet que permitió a sus militantes escoger al presidente del partido -resultó vencedor Nicolás Sarkozy. De acuerdo al reporte de la organización política, la votación a través de medios digitales fue bien recibida por 58,1% del padrón (155.801 votantes), logrando exorcizar las dudas que pesaron durante los comicios de 2012 a base de voto manual.

Durante la jornada, el UMP no solo superó la aplicación del voto electrónico, sino que además salió airoso de diversos ataques informáticos a la plataforma electoral, incluidos los servidores. El partido ha informado que presentó una denuncia para tratar de identificar a quienes intentaron defraudar al electorado.

Al tiempo que los militantes del UMP se convertían en pioneros de voto electrónico en Francia, en Venezuela el Psuv puso a prueba nuevamente el sufragio automatizado, logrando sacar adelante y de manera exitosa, un ciclo electoral de tres semanas (jornadas diferentes para cada escalafón del partido) alquilando las máquinas de votación que usa la nación para escoger a sus autoridades.

El  modelo del país suramericano depende de máquinas de pantalla táctil que permiten elegir fácilmente la opción que se prefiera y confirmar la selección antes de votar. Tras el sufragio, el equipo imprime un comprobante de papel, en el queda registrada la voluntad de cada elector. El software habilita a las máquinas para almacenar, contar, totalizar y transmitir los resultados de forma segura y totalmente automatizada, y además está diseñado para garantizar la auditoría de todas las etapas del proceso.

Estos dos partidos acudieron al voto electrónico para ofrecer a sus electores la oportunidad de interactuar con un sistema de votación capaz de adaptarse a las necesidades de cualquier grupo electoral, y al mismo tiempo ofrecer garantías que pasan por rapidez, seguridad, transparencia y auditabilidad.

Las elecciones partidistas, son solo un ejemplo de como innumerables organizaciones en el planeta, que no tienen nada en común o persiguen objetivos disímiles,  están sacando provecho de la versatilidad de la tecnología electoral, la cual con sus avances ha puesto alcance no solo de los gobierno, sino de cualquier asociación, múltiples soluciones diseñadas para mejorar los procesos comiciales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s