España se acerca poco a poco al voto electrónico


Aunque España acumula años debatiendo la aplicación del voto electrónico, y ha tenido numerosos ensayos -siendo el primero en 1995 y el último en las ciudades de Castellón, Ceuta, Huesca y Mérida en 2011-, hasta ahora ninguna comunidad autonómica ha conseguido poner en marcha una elección automatizada.

Si bien el saldo pareciera negativo para la nación europea en materia de tecnología comicial, en las recientes elecciones municipales –del 24 de mayo- dio un paso que la acerca a un sufragio más moderno: las Mesas Administradas Electrónicamente (MAE) que fueron empleadas en 3.200 mesas de 22 municipios del país.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al presentar las MAE señaló que “no es un sistema de voto electrónico, sino un sistema para agilizar la gestión del proceso electoral, utilizando la tecnología en este proceso para mejorarlo sin menoscabar su integridad”.

Las MAE no intervienen en el proceso de votación propiamente dicho (captación del sufragio, escrutinio y totalización de resultados), sino que permiten agilizar la validación de la identidad de los electores y la transmisión de resultados al centro de cómputo.

La dinámica implicó que las mesas electorales que dispusieron de un ordenador portátil, un módem GPRS, un lector de DNI electrónico (Documento de Identidad), impresora y tarjeta SD con el padrón de cada circuito, pudieron validar la identidad de los votantes de manera automática, al procesar el DNI en los equipos tecnológicos y no en un listado en papel. Además la confirmación de la constitución de la mesa, los avances en participación y el escrutinio fueron transmitidos al Centro de Recogida de Información utilizando estas herramientas tecnológicas.

El balance del proceso fue positivo, pese a que el uso de las Mesas Administradas Electrónicamente tuvo algunos inconvenientes, signados principalmente por el deterioro de los DNI, lo que impidió que el lector constatara la identidad del portador, debiendo hacerse el proceso de manera manual.

Pasada la jornada, las MAE son vistas como el primer paso para transitar del voto manual al electrónico, pero también abren el debate sobre la viabilidad de apurar el paso en la adopción de la tecnología electoral, de manera que España pueda equipararse a algunos de sus pares europeos (Suiza) o incluso igualar la trayectoria que ya trazan a toda velocidad y con éxito países latinoamericanos (Venezuela y Brasil) en la automatización electoral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s