Elecciones en Haití, una cita con 3 años de retraso


Haitianos renovaron el Parlamento el 9 de agosto (Foto: almomento.net)

Haitianos renovaron el Parlamento el 9 de agosto (Foto: almomento.net)

Haití, el país más pobre del continente americano, deberá hacer frente -este 9 de agosto- a las elecciones para renovar 138 escaños del Parlamento (20 senadores y 118 diputados). La importancia de esta jornada es capital: el país suma tres años de retraso en la realización de estos comicios, aquejado por una profunda crisis política, que incluso forzó la dimisión del anterior primer ministro Laurent Lamothe.

La mora electoral ha supuesto mayores fricciones sociales, lo que junto a las extremas necesidades financieras, hace presagiar una jornada complicada, que solo puede ser sorteada por el auxilio de la comunidad internacional. Diversos países y organismos multilaterales se encuentran inyectando recursos y prestando apoyo técnico -como lo hacen desde 2010 cuando un terremoto devastó el país-, pero a pocos días de la jornada, la ayuda luce insuficiente.

En 2011 -fecha de la última elección- los haitianos debieron esperar semanas para conocer los resultados, pues si bien sus pares prestaron apoyo financiero, nada hicieron por facilitar las herramientas que permitieran un proceso de escrutinio rápido y confiable. Cuatro años después la situación no es diferente.

Por ejemplo, mientras la Organización de Estados Americanos (OEA) anunció el envío de una misión de observación, países como Brasil, Canadá, Noruega y Estados Unidos aprobaron financiar una parte importante de los $70 millones que costarán los comicios, y Venezuela informó que proporcionó los recursos para la adecuación del Registro Electoral Nacional Haitiano.

Todos estos apoyos son necesarios, pero al mismo tiempo se quedan cortos, pues no atienden los problemas técnicos de los que adolece el país y que podrían condicionar el éxito o fracaso de los comicios. El Consejo Electoral Provisional (CEP) ha explicado que las parlamentarias serán el proceso de votación “más grande de la historia del país”, al implicar la activación de alrededor de 13.500 colegios electorales; 1.600 centros de votación y la impresión de 60 millones de boletas de votación. Tanto la votación como el escrutinio será 100% manual. Además se requerirá la participación de más de 41.000 empleados temporales para cubrir todas las etapas.

Con estas elecciones Haití cumple con una de sus citas pendientes. La próxima tarea en su lista de deberes será la modernización del sistema electoral. Mediante la automatización del sufragio, mejorará la eficiencia y transparencia, y muy seguramente logre reducir el exorbitante costo por votante de $14 que hoy exhibe (hoy día cuenta con aproximadamente 5 millones de votantes registrados).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s