Las primarias en Buenos Aires aún no terminan por culpa de las dudas


Fallas y problemas enrarecieron resultados de las PASO en Buenos Aires (Foto: www.infobae.com)

Fallas y problemas enrarecieron resultados de las PASO en Buenos Aires (Foto: http://www.infobae.com)

Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de la provincia de Buenos Aires en Argentina, -realizadas el 9 de agosto- se mantienen en el ojo del huracán. A las fallas e inconvenientes que se presentaron durante la jornada, trasciende la “investigación preliminar” que anunció el fiscal ante la Cámara Nacional Electoral, Jorge Di Lello, debido a la denuncia de fraude proferida por el candidato del Frente Renovador, Felipe Solá.

Aunque es prematuro anticipar los eventuales resultados de la averiguación del caso Solá,  el hecho enrarece un proceso ya aquejado de problemas. El candidato asegura que con los votos que cree le fueron “robados”, cerca de 200 mil sufragios, hubiera obtenido 20,70% de las selecciones, coronándose en el segundo lugar y no en el tercero que lo dejó fuera de la contienda por la Gobernación en las elecciones generales de octubre.

Las primeras reseñas de los medios de comunicación sobre las internas reflejaron situaciones que siembran duda sobre los resultados. Por ejemplo, fueron varias las denuncias de retrasos en la instalación de las mesas electorales por faltante de boletas, urnas o autoridades; mientras que durante la votación, el robo de papeletas, así como las dificultades para sufragar, pues los tarjetones eran tan complicados que medían hasta 1,20 metros, generaron malestar, pero también desconfianza.

Al cierre del proceso se presentaron problemas relacionados con lentitud en el escrutinio, que luego de 15 horas de cerrado el proceso aún no se había informado, lo que volvió a poner en la mira la necesidad que Argentina consiga modernizar el sufragio, dejando atrás su arcaico sistema y dando paso a la tecnología.

Uno de los candidatos a la presidencia, Mauricio Macri, al hacer balance de las internas llamó a adoptar un modelo de voto electrónico que resguarde la voluntad popular. En este país no se cuenta con una Ley que reglamente la automatización a escala nacional, sino que cada provincia es autónoma en la definición de su sistema comicial.

Actualmente algunas regiones como Salta y la misma ciudad de Buenos Aires usan escrutinio automatizado, y si bien el desempeño no ha sido del todo negativo, sí ha traslucido insuficiencia, ya que etapas clave de los comicios siguen subyugadas al error humano.

Una de las grandes ventajas de la automatización es que se minimiza la discrecionalidad de los encargados de los centros de votación y mesas electorales, mermando las fallas fortuitas o intencionales, al tiempo que se facilita el sufragio y agilizan procesos que en la votación manual suelen ser engorrosos. Argentina está a tiempo de de seguir andando el camino hacia un sufragio 100% electrónico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s