Irregularidades electorales empañan fiesta democrática haitiana


(Foto: www.desdelaplaza.com)

              (Foto: http://www.desdelaplaza.com)

Las elecciones legislativas de Haití realizadas el pasado 9 de agosto sirvieron para calmar el clima de crispación política y retomar un calendario electoral que mostraba ya un atraso de 3 años. Sin embargo, la gran cantidad de irregularidades ocurridas terminaron por empañar esta importante fiesta democrática.

La cita electoral evidenció carencias en varios flancos: apenas 18% del padrón conformado por 5,5 millones de ciudadanos habilitados para votar participó en los comicios; los resultados previstos para ser entregados 10 días después debieron ser diferidos un día más; se registraron dos fallecidos -algunos reportes elevan la cifra a 10-; y errores en los listados de votantes que impidieron el sufragio a decenas de personas.

El mismo día de la elección, e incluso durante los días que le antecedieron, ocurrieron lamentables hechos de violencia política. Además, el retraso del personal encargado de abrir las mesas electorales dio paso a numerosas fallas e irregularidades que obligaron a anunciar la repetición de los comicios en 25 distritos. En vista de que solo tres diputados de las 119 bancas en disputa resultaron electos, y ninguno de los 20 cargos al Senado fue adjudicado, fue pautada una segunda vuelta para el 25 de octubre.

Si bien países como Brasil, Canadá, Noruega y Estados Unidos financiaron en parte el proceso, y Venezuela hizo aportes para la adecuación del Registro Electoral Nacional, su precaria institucionalidad y la falta de recursos le impidieron a Haití cumplir con las exigencias mínimas necesarias para una elección exitosa.

Es por esto que nuevamente se hace patente que la comunidad internacional refuerce su respaldo. Se hace imperativo mejorar la confianza en el sistema, y esto pasa porque las elecciones sean prolijas y transparentes. Para ello es necesario dejar atrás el ineficiente modelo de voto manual que se ha utilizado históricamente. Además de ser poco transparente, es sumamente costoso. Se calcula que el costo por votante fue de $14, más del doble de lo que debería ser.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s