Guatemala va al balotaje sumida en la desconfianza electoral


Severos vicios en el sistema manual de votación empañan elecciones en Guatemala (Foto: www.elnuevoherald.com)

Severos vicios en el sistema manual de votación empañan elecciones en Guatemala (Foto: http://www.elnuevoherald.com)

Elecciones sin resultados y con violencia. Guatemala vivió lo peor de ambas situaciones, luego que un “empate técnico“, entre el segundo y tercer candidato a la Presidencia, impidiera al Tribunal Supremo Electoral (TSE) emitir resultados para despejar dudas sobre quiénes serán los contendientes del balotaje previsto para el 25 de octubre.

Ese es el lastimoso panorama que observó el mundo y los guatemaltecos, pasadas las elecciones generales del 6 de septiembre. Y es que un precario sistema electoral mantuvo contra las cuerdas al país, pues mientras el TSE  aseguró que no hay fraude, el débil voto manual impidió cumplir con el conteo del 100% de las mesas.

Fueron 179 actas, es decir, 0,91% de las 19 mil 582 juntas receptoras de votos, las que mantuvieron en vilo al país, por no haber sido escrutadas para arrojar los resultados definitivos de la elección de la primera magistratura.

El presidente del TSE, Rudy Pineda, pidió calma a la ciudadanía, pero el Ministerio Público admitió incidentes violentos que pasan por más de 500 arrestos y 34 policías heridos durante la jornada comicial, así como bloqueos de calles y enfrentamientos, e incluso el asesinato de un concejal recién electo, durante la espera por el escrutinio.

Los resultados preliminares le dieron a Jimmy Morales 23,85% de los votos para colocarlo al frente del balotaje, pero por el segundo lugar pugnaron la ex primera dama Sandra Torres de UNE con 19,76% de los sufragios y el empresario Manuel Baldizón  de Líder con 19.64%. La diferencia sumaba 5 mil 958 votos, pero Baldizón decidió retirarse al considerar ilegítimo el proceso comicial.

Partiendo de los hechos, independientemente de que el TSE anunció la definición de los candidatos del escrutinio, por la renuncia de Baldizón, el sistema electoral guatemalteco quedó severamente lesionado. La premio nobel, Rigoberta Menchú  no escondió su crítica y sostuvo que los comicios “no tienen credibilidad, no tienen legitimidad y no tienen idoneidad”.

El aspirante de Líder, Baldizón, incluso adelantó que “los indicios de fraude están a todas luces”. Esgrimió la supuesta existencia de un “doble sistema” de cómputo, ya que si bien su partido ganó alrededor de 50 diputados al Congreso y 140 de las 338 alcaldías, esta votación no se reflejó en la elección presidencial.

Por ahora, el país se concentra en superar el riesgo que supone el fraude electoral, pero más pronto que tarde tendrá que encarar la debilidad de su sistema manual de votación. Automatizar el proceso o etapas claves de la elección, puede hacer que Guatemala erradique vicios y fallas, y finalmente encuentre el camino de la transparencia comicial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s