Escándalo electoral dispara la necesidad del voto electrónico en Argentina


Tucumán aglutinó a actores políticos alrededor del voto electrónico (Foto: puntoapartesanluis.com.ar)

Tucumán aglutinó a actores políticos alrededor del voto electrónico (Foto: puntoapartesanluis.com.ar)

Argentina se aproxima a las presidenciales del 25 de octubre, habiendo transitado un largo y complejo calendario electoral que aún no termina de superar.

De la cancelación de proyectos, fallas, denuncias de fraude y problemas técnicos presentados en variadas jornadas comiciales a lo largo del año, se pasó a uno de los mayores escándalos de la historia reciente del país: la anulación de las elecciones del 23 de agosto en Tucumán por fraude y la posterior revocación de esa medida por el máximo tribunal provincial.

Más allá de cómo terminará la crisis que vive esa región -se espera que la Corte Suprema de Justicia de la Nación resuelva la controversia- este delicado episodio ha tomado el  aspecto de punto de inflexión. La razón, es que además de exaltar los graves problemas que arrastra el voto manual usado en el país, numerosas voces se han aglutinado alrededor del objetivo de abrirle paso al voto electrónico.

Actualmente algunas provincias como Salta y la misma ciudad de Buenos Aires emplean un modelo que permite el escrutinio automatizado. Sin embargo, aunque esta tecnología ha mostrado un desempeño aceptable, también presenta grietas que la hacen insuficiente en el plan de resguardar la voluntad popular del error humano o el ilícito electoral.

Entre las voces que llaman a dar un paso adelante y automatizar los comicios,  está la de la Unión Cívica Radical (UCR), que ha dicho: “a la luz de las irregularidades recientes registradas en las elecciones locales y nacionales, este cambio es urgente, y tiene como objetivo proporcionar la transparencia y la eficiencia para el acto más importante de todas las democracias modernas: las elecciones”.

El diputado bonaerense y candidato a intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, pidió “avanzar con el voto electrónico que le dará mayor transparencia y actualización al sistema democrático”, al tiempo que criticó que “es inexplicable que sigan votando con una boleta de siete cuerpos”. A su vez, el candidato a concejal de Confluencia por Neuquén, Néstor Burgos, salió a respaldar la utilización del voto electrónico y llamó a “no tener miedo” a la boleta electrónica.

El senador provincial justicialista Danilo Capitani se incorporó al debate, al insistir en una ley que facilite el camino a la automatización.  “Las nuevas tecnologías pueden y deben ser una herramienta esencial para aportar transparencia y mejorar la participación ciudadana en el acto fundamental de la democracia”, señaló.

También desde el  área académica se presiona por abandonar las papeletas y modernizar el voto. El profesor titular de la facultad de Informática de la UNLP e investigador principal del CONICET, Armando de Giusti, señaló que “es necesario -entonces- que, superado el proceso electoral en el que estamos inmersos, analicemos seriamente el empleo de recursos tecnológicos en las elecciones en Argentina”.

Con la discusión en plena ebullición, el país sureño debe aprovechar esta mala experiencia y convertirla en la oportunidad que merece el voto de los argentinos de estar bajo reguardo técnico y logístico, pero también de aquellos que buscan burlar la voluntad ciudadana. Los actores políticos, al unirse en torno al voto electrónico, parece que comienzan a entenderlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s