La cultura electoral venezolana


En Venezuela el voto es 100% automatizado y dispone de máquinas de votación y tarjetones electrónicos. Foto: Mercadeo y Negocios.

En Venezuela el voto es 100% automatizado y dispone de máquinas de votación y tarjetones electrónicos. Foto: Mercadeo y Negocios.

Así como cada país tiene características propias que se reflejan en su música, comida, bailes y otras manifestaciones culturales, podríamos decir que en lo electoral, los países también muestran particularidades que responden a su entorno político, social y económico.

En el caso de Venezuela, cuando se trata de lo electoral, la atención suele centrarse a temas netamente de carga política cada vez que se aproxima una elección. Esto resulta comprensible cuando se tiene en cuenta que se trata de país que viene viviendo desde hace más de una década una alta polarización política.

Muy a diferencia de Argentina, por poner un ejemplo, donde existe una gran preocupación sobre cómo se contarán los votos en la segunda vuelta presidencial que ocurrirá en pocas semanas, en Venezuela los debates no están asociados a inquietudes por las garantías electorales o la seguridad del sistema. Más bien, las críticas de los actores políticos se centran en la parcialidad o imparcialidad del órgano rector, el Consejo Nacional Electoral (CNE), la utilización de los recursos del estado en las campañas, entre otros asuntos.

Recientemente, cuando a nombre de la coalición de partidos opositores llamada Mesa de la Unidad Democrática, el diputado y candidato a la reelección Miguel Pizarro, criticó que el CNE no permita observación internacional en los parámetros solicitados por el grupo opositor, destacó que “técnicamente el sistema electoral venezolano no presenta cuestionamientos”.

A pesar de que el sistema de votación electrónica no esté en el centro de la discusión, no debe dejarse un lado el hecho de que el sufragio automatizado de este país está sujeto a 17 auditorías diferentes que garantizan las condiciones que exige una elección. En estas auditorías participan miembros de todos los partidos políticos.

En el sentido estrictamente técnico, Venezuela tiene un sistema robusto que ya se ha hecho parte de su cultura electoral. Tanto los votantes, partidos políticos como organismos del estado conocen el sistema a fondo.

A pesar de la conflictividad que existe, el cómo se cuentan los votos y cómo se procesan, no está en el tapete. La tarea pendiente parece ser mejorar el entorno en el que sucede el acto de votación para elevar así la credibilidad de las elecciones. Qué mecanismos de observación internacional utilizar, cómo regular las campañas electorales, cómo evitar el uso de los recursos de estado parecen ser las preguntas que todavía generan problemas en Venezuela. Es parte de la cultura electoral que debe ser trabajada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s