El conteo automatizado se hace insuficiente para República Dominicana


 

Foto: eldia.com.do

Foto: eldia.com.do

Las elecciones generales de este 15 de mayo en República Dominicana estarán caracterizadas por el estreno de dos tecnologías: la identificación biométrica –captación de la huella  dactilar para validar la identidad de los votantes- y la automatización y transmisión del escrutinio –mediante equipos de escaneo de boletas.

Si bien el uso de máquinas en una votación suele generar resistencia, y hasta fuerte oposición, en República Dominicana, por contrario, ha estado  acompañada de gran apoyo, pero en las postrimerías del proceso las dudas han surgido. La razón, la Junta Central Electoral (JCE) apenas se encuentra realizando los simulacros para probar la efectividad de los equipos.

Este país aprobó automatizar el escrutinio con bastante antelación, sin embargo faltando apenas dos semanas para los comicios fue cuando se realizó el segundo ensayo de los equipos.

La ejecución de estas pruebas y la inminencia de la elección ha llenado de incertidumbre a los actores políticos, pues los problemas que usualmente se presentan durante los ensayos de una nueva tecnología, como en este caso las fallas de conectividad, debilidades en la capacitación de técnicos y electores y la falta de insumos, evidenciaron la necesidad de haber hecho las revisiones con mayor anticipación.

Ante este panorama, diversos actores políticos se encuentran en campaña para forzar que la JCE no solo cumpla con el escrutinio automatizado, sino que además eleve de 15% a 100% el conteo manual que se realizará de manera aleatoria en los circuitos electorales.

Mientras el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, considera necesario que se efectúen ambos escrutinios, y diputados como el del Partido Reformista Social Cristiano, Pedro Botello, critican los resultados del simulacro; el presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Miguel Vargas Maldonado, apoya el uso de la tecnología y el Partido Revolucionario Moderno puso en marcha un recurso legal para obligar el doble escrutinio.

La polémica que enfrenta República Dominicana puede servir para que el país no solo ofrezca más garantías en su intención de modernizar el sistema de cómputo de votos, sino para que también analice la posibilidad de ir más allá en el uso de la tecnología.

Esta nación en lugar de limitarse a mecanizar el escrutinio y mantener la votación manual, podría optar por un modelo de voto electrónico que garantice exactitud y auditabilidad. Por ejemplo, Venezuela es pionera en  la “verificación del voto en papel para el elector” (Voter Verified Paper Audit Trail o VVPAT), sistema que permite la impresión del sufragio hecho en una máquina.

En esta tecnología coexiste la votación digital con el sufragio en papel, ya que el equipo está habilitado para imprimir la selección hecha por el elector, de manera que se puede comprobar en tiempo real o posteriormente, que el voto en el equipo es igual al impreso por la máquina.

Esta y otras tecnologías están disponibles para que República Dominicana responda a las exigencias que hacen sus actores políticos. El conteo automatizado se le ha hecho insuficiente, pero su uso abre la posibilidad de seguir mejorando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s