El voto electrónico en Perú


Equipos usados en Perú retrasaron proceso. Foto: La República

Equipos usados en Perú retrasaron proceso. Foto: La República

A propósito de la segunda vuelta presidencial en Perú –prevista para este 5 de junio- el debate político ha devenido en una fuerte lucha protagonizada por Pedro Pablo Kuczysnki (PPK) de Peruanos Por el Kambio y Keiko Fujimori de Fuerza Popular. A la par de esta confrontación, la opinión pública del país también debate el mal funcionamiento del modelo de voto electrónico que venía usando parcialmente y que en los comicios del 10 de abril no cumplió con las expectativas.

Cabe destacar que el voto electrónico peruano ha sido usado en unos 15 pilotos que han abarcado entre cinco y 19 distritos metropolitanos y hasta ahora los resultados se muestran poco satisfactorios.

Ante la importancia que conlleva una elección presidencial, cabe estudiar la tecnología electoral diseñada por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) hace varios años, comparándola con modelos automatizados exitosos alrededor del mundo.

El sistema peruano consiste en una tarjeta que al ser introducida en la máquina de votación activa en la pantalla táctil las opciones o candidatos. El elector presiona la opción de su preferencia y el sistema procesa y almacena el sufragio, para finalmente cerrar con la emisión de un comprobante en papel de la selección.

Esta experiencia del elector se asemeja en cierta forma al voto que se implementa desde 2012 en Bélgica.

En Perú, al igual que en algunas jurisdicciones de Estados Unidos y Estados Unidos, los electores eligen su preferencia a través de máquinas de pantalla táctil. Tanto en Brasil como India, las máquinas no tienen pantallas sensibles al tacto y el registro del voto se hace a través de botones.

La máquina de votación peruana emite un comprobante del voto. Esto se asemeja a la experiencia venezolana, y contrasta con el voto electrónico en Brasil e India, países cuya tecnología no emite comprobante del voto.

Una vez cerrada la votación, llega el momento de escrutar y transmitir resultados. La ONPE, describe el escrutinio y transmisión como procesos separados: un primer proceso que en el que la “estación de resultados consolida la información parcial y emite el resultado final”, y un segundo paso que incluye la “estación de transmisión, que digitaliza actas, transmite resultados y actas digitalizadas a la sede central”.

Por otro lado, tanto Brasil como Venezuela, países que han automatizado sus elecciones desde hace más de una década tiene máquinas que son capaces de almacenar, contar, totalizar y transmitir los resultados como un proceso integral, justo después del cierre de la votación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s