Elecciones en Chile: retos de la administración electoral


La provincia de Maipú usará la papeleta más grande del país. Foto: Terra

La provincia de Maipú usará la papeleta más grande del país. Foto: Terra

Las elecciones municipales de este domingo, 23 de octubre, darán inicio a un nuevo ciclo electoral en Chile que tendrá como colofón las elecciones presidenciales y parlamentarias de 2017. Sin embargo, estas fiestas democráticas podrían verse empañadas por la persistencia de algunos factores que han atentado contra la legitimidad de las elecciones.

Desde hace décadas, el tema de la abstención electoral ha preocupado a los chilenos. Según reporta Infobae: “Chile es el país con mayor abstención electoral del mundo”. Este hecho representa un gran desafío, no solo para las autoridades electorales del país, sino para la sociedad chilena en su conjunto. “El 58% del padrón electoral decidió abstenerse en los comicios realizados en noviembre de 2013, en los que ganó Michelle Bachelet”, asegura la publicación.

Los más recientes pronósticos arrojan que apenas 14 millones de personas se animarán a votar, lo que representa tan solo 40% del padrón electoral.

Además del tema de la participación, un segundo elemento que juega en contra del éxito de las elecciones, es el diseño y tamaño de la papeleta – consecuencia directa del voto manual que usa Chile.

De acuerdo a la información del Servicio Electoral (Servel) hay boletas con un tamaño comparable al de un televisor de 32 pulgadas.

La provincia de  Maipú cuenta con los tarjetones más grandes del país. El alcalde de esta comuna y postulante a la reelección, Christian Vittori, admitió que la papeleta traerá grandes dificultades para buena parte del electorado. Aludió que esto puede elevar mucho más la inasistencia a los comicios.

Además de estas dificultades, el país sureño no logró sortear el mayor error técnico que haya sufrido en su historia electoral: la migración de centros de votación de más de 400 mil electores sin que haya privado autorización del elector. La reacción tardía de las autoridades impidió solucionar el problema, lo que alteró de manera sustancial el padrón de diversas comunas -en algunos casos hasta en 12 mil electores-, pudiendo impactar de manera anticipada el resultado.

Toda esta situación se ha complicado tanto que algunos diputados solicitaron elaborar y aprobar una norma que difiriera los comicios. No obstante, lo más seguro es que Chile saldrá a votar arrastrando graves problemas.

A todas estas, el escenario planteado se presta para que las autoridades chilenas comiencen a pensar en un proceso de modernización electoral. Llegó la hora de que Chile revise su sistema de votación y le dé una oportunidad a la tecnología, de forma que pueda recuperar la confianza ciudadana apalancándose en un modelo automatizado que facilite el voto y garantice que los resultados deriven de una alta participación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s