Difunden estudio sobre administración electrónica en Europa

Un estudio del Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid generó un mapa sobre la administración electrónica en Europa, que muestra que los países con mayores avances en esta materia son: Finlandia, Estonia, Dinamarca y España. Aquí la nota.

Anuncios

España acude a las urnas este 28-A

Este 28 de abril, los españoles están citados a votar en unas elecciones generales que son vistas con interés en toda Europa y buena parte del mundo, debido a que se están realizando un año antes de lo previsto, y porque no se anticipa que alguna de las fuerzas políticas que pugnan por el poder, alcance la mayoría necesaria para gobernar.

En ese marco, es necesario apuntar a la mayor cantidad de información para que el padrón acuda lo más informado posible.

 Ficha electoral

  • En estas elecciones, los españoles votarán en 52 circunscripciones electorales, que se corresponden a las 50 provincias que conforman el país y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Se elegirán los 350 diputados que componen el Congreso (Cámara Baja), 208 de los 266 representantes del Senado (Cámara Alta) y al próximo presidente del Gobierno. Los diputados serán los encargados de investir posteriormente al mandatario.
  • Los electores podrán elegir a un máximo de tres candidatos en las circunscripciones provinciales (salvo dos en Gran Canaria, Mallorca, Tenerife, Ceuta y Melilla).
  • El próximo domingo están llamados a acudir a las urnas, 36.791.157 españoles. De ellos, más de dos millones son residentes en el exterior.
  • Hasta el 18 de abril, la oficina del Censo Electoral tenía registradas 1.342.725 de peticiones de voto por correo. De todas ellas, hasta el 17 de abril se habían entregado un total de 1.230.016 peticiones a las Delegaciones Provinciales de la Oficina del Censo Electoral. Este tipo de voto fue ampliado hasta el 26 de abril.
  • La votación comienza a las 9:00 am, y termina a las 20 horas, momento en el que el Presidente de la mesa electoral anuncia el final de la votación, pero si aún queda alguien en fila se le permitirá sufragar.
  • Para llevar adelante las votaciones y realizar el recuento en los colegios, fueron sorteados 180.108 miembros titulares de mesas electorales y 360.216 suplentes. Los miembros de las mesas recibirán una dieta de 62,61 euros.
  • Para estos comicios está prevista la apertura de 23.199 locales o colegios electorales en 8.131 municipios en los que se instalarán 60.036 mesas. Los votantes se dividirán en 36.317 secciones electorales.
  • El Ministerio del Interior informó que el operativo de seguridad para el 28-A involucrará un despliegue de más 45.000 guardias civiles y casi 30.000 policías nacionales. A ellos se sumarán 13.300 agentes de las policías locales y unos 4.300 efectivos de los cuerpos autonómicos de la Ertzaintza, Mossos d’Esquadra, Policía Foral de Navarra y la de Canarias.
  • Una vez proclamados los resultados se constituirán las nuevas Cámaras el 21 de mayo, tanto en el Congreso como en el Senado, ambos al mismo tiempo. Ese día tomarán posesión los parlamentarios elegidos y habrá que votar a los miembros de las dos Mesas, incluyendo sus presidentes.
  • Hay varias formas de saber en qué colegio votar: los electores reciben en su domicilio una tarjeta censal con sus datos actualizados y en ella se incluye la dirección del colegio asignado. Además en internet se permite la comprobación para aquellos que tengan duda o no hayan recibido la tarjeta. El INE puso a disposición de los ciudadanos un buscador en el que cualquiera puede localizar su colegio electoral e incluso la mesa donde tendrá que votar. También se puede consultar esta información en el ayuntamiento del lugar donde se reside.

¿Cómo se vota?

Identificación

Los electores que opten por asistir a un centro electoral, deben haber recibido la tarjeta censal generada por la Oficina del Censo Electoral, la cual contiene los datos actualizados de su inscripción, sección y mesa en la que le corresponde votar.

Para votar, se debe presentar el Documento Nacional de Identidad (D.N.I, pasaporte; permiso de conducir; tarjeta de residencia o la tarjeta de identidad de extranjero (para personas de países que mantengan un tratado con España que permita su votación en las elecciones locales). No importa que estos documentos estén caducados, pero deben ser los originales. En todos los casos, esta documentación puede ser española o del país de origen del votante, siempre que incluya su fotografía.

Votación

El voto en España es manual. El elector recibe de parte de un miembro de mesa el sobre o sobres contentivos de las papeletas correspondientes, para luego dirigirse a una de las cabinas cerradas con cortinas para sufragar garantizando la secrecía de la elección. Una vez cumplido el proceso, introducirá las boletas en los sobres de votación, y volverá a la mesa.

El presidente o presidenta, sin ocultar el sobre o sobres de la vista del público, dirá en voz alta el nombre del elector y, añadiendo la expresión “vota”, entregará el sobre o sobres al elector, quien los depositará en la urna o urnas.

La mayoría de partidos políticos envían a través de correo postal las papeletas y los sobres oficiales con las cuales se puede adelantar la elección, e ir al centro con el voto realizado, pero en el centro o colegio electoral se encontrarán sin problema las papeletas de todas las opciones políticas posibles.

Resultados

Se prevé que el Ministerio del Interior ofrezca la proyección de la participación entre las 13:00 horas y a las 18:00 horas. Luego se volverá a transmitir una vez se inicie el recuento. A partir de las 20:00 horas será cuando se empiecen a dar datos de resultados en tiempo real a través de los sitios web oficiales del ministerio.

Opciones de votos

Presenciales y postales

El día de la elección, una vez concluida la votación en cada mesa, se añadirán a los sufragios emitidos durante la jornada, las papeletas que se hayan recibido por correo. Antes de eso, se comprobará que cada uno de estos sufragios posea el certificado de inscripción, y que esté inscrito en esa mesa.

Blanco, nulo y abstención

Quienes no se decanten por ninguno de los partidos o candidatos que participan en estos comicios, tienen tres posibilidades: votar en blanco, nulo, o directamente no hacerlo (abstención).

El sufragio nulo se produce cuando dentro del sobre hay algún objeto, frase símbolo que no corresponda. Por ejemplo, si contiene más de una papeleta de dos candidaturas –si las dos son de la misma, se considera un voto válido-; cuando solo tiene una, pero está marcada más de una vez. Estas selecciones se consideran como “voto emitido no válido” y no cuentan para realizar el reparto de escaños.

El voto blanco, se da cuando dentro del sobre no hay nada. Es decir, una persona ha ido hasta el colegio electoral y en su sobre no ha metido ninguna papeleta. Según la actual Ley Electoral española, esta clase de voto se considera válido, por lo que se suma a los votos obtenidos por las diferentes candidaturas para hacer el reparto de escaños.

Es aquí cuando entra en juego la ley d’Hont, el sistema de cálculo proporcional utilizado en el sistema electoral español. Conforme a éste, en cada circunscripción se excluye primero a las candidaturas que no hayan obtenido, al menos, el tres por ciento de los votos válidos emitidos, por lo que al incluir los votos en blanco una candidatura necesita más votos para lograr escaño.

Finalmente, la abstención es no ir a votar.

América Latina con nota regular tras un agitado año electoral

A lo largo de 2018, más de 1 mil 200 millones de personas alrededor del mundo participaron en 110 elecciones en más de 80 naciones.

En América Latina, el año también estuvo movido, ya que 10 países –Ecuador, Costa Rica, El Salvador, Colombia, Guatemala, Paraguay, México, Perú, Brasil y Venezuela- cumplieron procesos comiciales.

El saldo de los eventos en la región es variado. Mientras algunos sortearon las justas comiciales sin mayores inconvenientes, otros vivieron procesos muy cuestionados.

Brasil

Brasil cuenta con una urna electrónica, con teclado numérico y dispositivo de identificación biométrica.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) obtuvo un nuevo reconocimiento este año por el uso exitoso del voto electrónico.

Estas fueron las sextas elecciones presidenciales automatizadas, en un país que se distingue en la región por sumar más de 20 años empleando exitosamente la tecnología electoral, y dando pasos para mejorarla en cada evento.

En esta jornada, el principal avance fue la biometría, pues hace cuatro años apenas abarcaba 16,4% del padrón, 23,3 millones de electores, y ahora cubrió 50% del electorado, es decir, más de 73 millones de votantes.

Los resultados oficiales, que incluían la opinión de unos 150 millones de votantes, estuvieron publicados en línea a unas pocas horas del cierre de la votación.

Costa Rica

Este país decidió el año pasado retrasar la implementación del voto electrónico por falta de presupuesto, lo que lo obligó a repetir el uso del voto manual. Aunque el proceso no presentó mayores problemas, el uso exitoso de tecnología biométrica para la autenticación de los votantes demostró los beneficios que trae la modernización electoral.

Colombia

Los colombianos votaron en marzo para elegir senadores y miembros de la Cámara de Representantes para el periodo 2018-2022. Los comicios dejaron un balance que debe ser considerado para futuras elecciones, ya que casi un mes después, los electores seguían sin conocer el escrutinio definitivo. En Colombia los anuncios realizados la noche de la votación corresponden a un conteo no oficial. Este preconteo es de carácter informativo y carece de validez frente a la totalización oficial que se divulga semanas después.

Aunque en muchas ocasiones este retraso ha minado la confianza ciudadana, es poco lo que Colombia pueda hacer mientras mantenga un modelo de voto manual que impide agilizar y asegurar un escrutinio transparente al cierre de la elección.

El Salvador

Los salvadoreños están tratando de revertir experiencias pasadas y para las elecciones de diputados a la Asamblea Legislativa en marzo pasado, utilizaron escáneres para digitalizar las actas y un sistema de acopio de resultados para procesar y totalizar las actas. El proceso se cumplió con nota regular, pues la jornada inició con gran retraso.

La misión de observación de la Unión Europea dejó ver algunos de los elementos que debe optimizar este país, pues le recomendó “mejorar la coherencia del proceso de escrutinio de resultados finales, estableciendo criterios claros para la revisión de los resultados en las actas, corrección de errores y apertura de urnas”.

México

Foto: bambapolitica.blogspot.com

Las elecciones mexicanas de julio pasado dejaron un saldo deficiente. Las fallas en los procesos de escrutinio y publicación de resultados ameritan que se revise detalladamente cómo mejorar estos pasos, especialmente cuando se vislumbra que vendrán nuevos comicios a mediano y largo plazo.

En principio, un elemento que deberá ser considerado es el del conteo. En lugar de disponer de un solo mecanismo seguro, rápido y transparente, México utiliza hasta tres. Además del oficial, que tarda semanas en realizarse, aplica dos sistemas paralelos para obtener resultados preliminares, es decir, sin efectos jurídicos.

En el caso de los mecanismos que arrojan datos extraoficiales, se debe decir que a pesar que el conteo rápido funcionó relativamente bien en la carrera presidencial, gracias al amplio margen de diferencia entre los candidatos, la incertidumbre reinó durante días sobre los otros 18 mil puestos en disputa, mientras que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (Prep), presentó serios inconvenientes, generando violencia y desconfianza en diversas regiones.

Paraguay

Aunque Paraguay cuenta con una norma que habilita la implementación de voto electrónico desde 2013, este año nuevamente limitó el uso de tecnología a la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), sistema ideado no para brindar resultados definitivos y oficiales, sino un escrutinio no vinculante.

Durante la jornada de abril, los resultados cerrados pusieron a prueba la paciencia y credibilidad de los electores, así como la experticia de las autoridades. Aunque surgieron voces negativas, los comicios terminaron sin problemas.

Perú

Perú dio un nuevo paso al frente en su camino a la modernización electoral cuando aplicó el voto electrónico en 39 circunscripciones para elegir 12.966 cargos. De esta forma, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) duplicó el número de circunscripciones automatizadas que se utilizaron en 2016, y además lo hizo de manera exitosa, pues la tecnología no solo facilitó el ejercicio del sufragio, sino que permitió a todas la regiones que usaron máquinas obtener resultados, rápido, seguros y transparentes.

Venezuela

La decadencia de la institucionalidad electoral en Venezuela ha puesto en jaque a un sistema comicial que fue sinónimo de exactitud y modernidad. Recordemos que Jimmy Carter, ex presidente de los Estados Unidos y fundador del Centro Carter, lo había catalogado como “el mejor del mundo”.

Desde que se implementó el voto electrónico en 2004, y hasta la elección de la Asamblea Constituyente de 2017, nunca había habido una inconsistencia entre el acta impresa y el acta electrónica de cada máquina de votación. Sin embargo, en esa elección, el proceso fue cuestionado por expertos y políticos dentro y fuera de la nación. Además, la misma empresa que por 14 años proporcionó la tecnología electoral, denunció que el organismo comicial anunció resultados de participación diferentes a los arrojados por su sistema.

Con esta impronta, en 2018 se realizaron elecciones presidenciales y municipales, caracterizadas por una baja participación. Dependerá del esfuerzo conjunto de autoridades, actores políticos y electores, que el país vuelva a contar con elecciones limpias y confiables.