Filipinas busca ampliar su plataforma electoral automatizada

En 2010, Filipinas se convirtió en el primer país asiático en licitar la realización de una elección nacional como un proyecto end-to-end. Cuatro años más tarde, las autoridades están buscando ampliar su plataforma tecnológica aún más. Para ello, están llevando a cabo procesos de licitación que les permitan seleccionar proveedores de tecnología y servicios electorales.

Es así que la Comisión de Elecciones (COMELEC) filipina decidió adquirir 23 mil nuevos escáneres ópticos para procesar las boletas llenadas manualmente de cara a las próximas Elecciones Generales de 2016. Estos dispositivos se sumarían a los 82.200 escáneres ópticos existentes que ya se han utilizado tanto en 2010 como en 2013.

Las autoridades esperan adjudicar este contrato de 2.5 mil millones de pesos filipinos en febrero de 2015, y a tal fin, han ideado un proceso de licitación de dos etapas. Inicialmente, cinco empresas habían mostrado interés. Sin embargo, sólo Indra Sistemas y Smartmatic-TIM presentaron propuestas formales. El pasado lunes 15 de diciembre, ambos fueron declarados elegibles para competir en la segunda ronda.

Indra es una empresa española, enfocada en tecnologías de la información, vigilancia y defensa nacional. El mayor accionista de la firma es el gobierno español -a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) – con el 20,14%. Su enfoque en tecnología de armamento y vigilancia ha sido foco de cierta polémica ya que la empresa es vista por algunos como una especie de Conquistador 2.0.

Indra participó en la licitación que realizó la Comelec en 2009, pero su oferta sobre pasaba en un 35% el presupuesto aprobado.

Por su parte, Smartmatic –una empresa con sede en Londres pero de orígenes venezolanos- ya ha participado en elecciones filipinas con anterioridad -las Elecciones Generales de 2010 y las de mitad de término en 2013.  Si bien estos procesos comiciales fueron considerados exitosos por las autoridades y las misiones de observación, los mismos  se han visto rodeados de grandes controversias en los medios de comunicación de la nación asiática. Desde la distancia resulta difícil distinguir los hechos de la ficción, especialmente cuando se trata de un país tan propenso a los escándalos mediáticos.

Además, las autoridades estarán decidiendo por una empresa que provea máquinas electrónicas de votación con pantalla táctil. Si bien la comisión electoral evaluaba dos opciones -Smartmatic y Scytl-, el día de hoy (16 de diciembre) Scytl quedó fuera de competencia. Es importante destacar que hasta ahora, la votación se ha mantenido manualmente, dejando la tecnología sólo para procesar los resultados (contar, transmitir, consolidar y publicar). COMELEC planea arrendar 410 unidades de máquinas electrónicas de votación para un proyecto piloto a realizar en la ciudad capital.

Anuncios

2013, año de fortalecimiento del voto electrónico

mediumLa tecnología electoral sigue afianzando su presencia, y el 2013 es una muestra de cómo el compromiso civil y político ha permitido a diferentes naciones preservar el derecho al sufragio, no sólo con la realización de elecciones, sino acordando modernizar sus sistemas o entregando procesos pulcros que garanticen resultados reales y a tiempo.

Con el voto electrónico, durante este año, naciones como Perú, Colombia, Ecuador y Panamá decidieron avanzar y aprobar la realización de pilotos o comicios parciales para mostrar la efectividad de la automatización, mientras Venezuela y Filipinas ratificaron su superioridad en el uso de tecnología en comicios.

Perú

El país inca es uno de los más comprometidos en Latinoamérica en procurar a sus electores un modelo electoral capaz de respetar la voluntad popular. En esa misión, cumplió la cuarta  aplicación del voto electrónico diseñado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE). El distrito de Santa María del Mar eligió a sus 22 regidores provinciales, con un sistema que se basa en el empleo de una tarjeta que al ser introducida en la máquina de votación activa en la pantalla táctil las opciones o candidatos a ser votados. El elector presiona la opción de su preferencia, el sistema procesa y almacena el sufragio, para finalmente cerrar el proceso con la emisión de un comprobante en papel de la selección. En 2014 repetirá la experiencia en Lima.

Venezuela

Los venezolanos debieron acudir dos veces a las urnas durante 2013. A las elecciones presidenciales de abril, se sumaron los comicios municipales de diciembre, y en ambas jornadas, la tecnología provista por Smartmatic, le permitió cumplir sin contratiempos las exigencias. Primero debió organizar y realizar la elección del Jefe de Estado en apenas 34 días –por la muerte del presidente Hugo Chávez- y luego planificar y ejecutar el proceso electoral para renovar 2.792 cargos. El voto electrónico permite contar con un sufragio 100% automatizado: autenticación del votante a través de la huella dactilar, sufragio mediante máquinas de pantalla táctil y tarjetón electrónico. Los equipos almacenan, cuentan, totalizan y transmiten los resultados de forma cifrada, y además imprimen un comprobante de papel con la voluntad de cada elector.

Panamá, Ecuador y Colombia

Estas tres naciones decidieron este año aplicar una prueba piloto de voto electrónico en 2014, que les abra el camino para automatizar sus elecciones. Tanto Colombia –en enero- como Ecuador –en febrero-, optaron por probar diversas tecnologías de manera simultánea, a los fines de estudiar el funcionamiento de los sistemas disponibles en el mercado. Dos de ellos son el modelo LOV (Lectura Óptica del Voto), con el cual se puede escanear las boletas de papel para un escrutinio automatizado, así como el sistema DRE (Registro Electrónico Directo), que habilita máquinas de pantalla táctil que permiten ejercer el sufragio, almacenar los votos, totalizarlos y transmitirlos a un centro de cómputo. En el caso del Panamá, decidió realizar una pequeña demostración en un solo circuito para demostrar la efectividad de la tecnología.

Filipinas

En mayo pasado, el archipiélago filipino volvió a usar el voto electrónico, consiguiendo preservar la entrega de resultados rápidos que era la principal causa de violencia electoral en esta nación. Las máquinas adquiridas a la multinacional Smartmatic, permitió salvar las distancias y difícil topografía, para cumplir una jornada que ratificó el paso dado en 2010, cuando se inició la automatización que elevó de categoría el sistema comicial de Filipinas.

Para cerrar, es de destacar que Honduras, República Dominicana, El Salvador, Costa Rica y Paraguay trabajan arduamente por conseguir modificar sus leyes electorales a los fines de superar el voto manual y lograr automatizar sus elecciones. El camino es largo, pero ya lo iniciaron.

Expertos debaten sobre el alcance y futuro del voto electrónico

La reconocida revista Semana, editada en Colombia, realizó el pasado mes de febrero, el foro “Elecciones, ¿del papel a la era digital?”, donde el voto manual y el electrónico, fueron desmenuzados a los fines de exponer el por qué la tecnología viene suplantando el método tradicional de votación, por uno donde las máquinas y tarjetones electorales automatizados, combinados con software de totalización y escrutinio de resultados, agilizan el proceso, pero también le imprimen versátiles métodos de control y resguardo.

Al encuentro asistieron representantes del Centro Carter, la Registraduría Nacional y Consejo Nacional Electoral de Colombia y el vicepresidente de la empresa Smartmatic. Durante el evento se debatió sobre el avance del voto electrónico en el mundo y el éxito de su aplicación, pero también los obstáculos que enfrenta.

Expertos discutieron en Bogotá sobre el avance del voto electrónico. Foto: Registraduría

Entre las ideas concluyentes se cuenta la de Jennifer McCoy, directora para las Américas del Centro Carter, quien destacó bondades del voto electrónico como la rapidez para emitir resultados, mecanismos de seguridad que ofrecen algunos sistemas y la facilidad de su utilización. Sin embargo, dejó constancia, que aquellos países que transitan hacia la automatización deben producir confianza en los sistemas seleccionados, y la mejor forma de hacerlo es implementar los cambios de manera progresiva.

McCoy puso como ejemplo a Venezuela. Relató que allí se generó desconfianza en los electores, por la manera abrupta en que se introdujo la automatización -para el escrutinio- en un contexto político de mucha polarización (1998), con un sistema de escáner óptico provisto por la empresa Indra. En este país, tras fuertes fricciones, finalmente en 2004 migraron a un sistema 100% automatizado, provisto por Smartmatic, que ha superado todas las pruebas y rebatido cualquier atisbo de desconfianza en sus años de despliegue, al punto que las principales fuerzas políticas ya lo emplean en sus comicios internos.

La visión desde el mundo empresarial en el foro, la ofreció precisamente Eduardo Correia, Vice-presidente de la Unidad Electoral de Smartmatic. Éste puso en perspectiva la aplicación del voto electrónico, indicando que este sistema “parte de la idea de garantizar que los resultados de toda elección sean determinados única y exclusivamente por la voluntad de los electores”. Señaló que las experiencias exitosas en Brasil, Filipinas y la India, durante más de 10 años, permiten afirmar que la automatización del voto es una tendencia irreversible.

Jennifer McCoy, directora para las Américas del Centro Carter llamó a implentar progresivamente el voto electrónico. Foto: Registraduría

Correia comparó las tecnologías que estos tres países. Sobre Brasil, apuntó que aunque las máquinas no imprimen comprobante de voto, ostenta la ventaja de que los equipos se activen con la autenticación biométrica del electorado, garantizando la premisa según la cual un elector debe ser igual a un voto. De Filipinas, primer país del sudeste asiático en automatizar sus elecciones, dijo que la encuestadora Social Weather Stations (SWS) reveló que 75% de los votantes quedaron “muy satisfechos” con la conducción, velocidad y credibilidad de la elección. Finalmente Correia alabó el mínimo consumo energético que requieren los equipos de votación utilizados en la India, donde se realiza la elección con voto electrónico más grande del mundo (según número de votantes).

Caso Colombia
El foro que se desarrolló en Bogotá, también permitió conocer cómo avanza el debate de la automatización del voto en la nación neogranadina. El Registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez Torres, lo expuso sin cortapisas: “en Colombia tenemos una enorme brecha entre los sistemas de identificación y de elecciones. Mientras tenemos un sistema muy moderno de identificación biométrica, en el que el Estado Colombiano invirtió US$ 200 millones, tenemos un sistema electoral desueto, de papel y manual, con enormes riesgos en materia de fraude”. Llamó la atención que así como se decidió modernizar el sistema de identificación, de igual forma deberían dirigirse esfuerzos en la cualificación de los procesos electorales, pero advirtió que la falta de recursos suficientes se ha convertido en una constante que ha impedido su aplicación.
El ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas, tras referirse a que sí existe la voluntad del actual gobierno para su implementación junto con la reforma política y depuración del censo electoral, afirmó que “sería inconcebible que en 2014 el voto electrónico no fuera una realidad para Colombia”.