Estados mexicanos de Coahuila e Hidalgo estrenarán voto electrónico

El 18 de octubre los estados mexicanos de Coahuila e Hidalgo someterán a prueba vinculante los modelos de votación electrónica diseñados por los organismos electorales de estas regiones.

En Coahuila se elegirán 25 diputados, y en Hidalgo se votará por los representantes de 84 ayuntamientos (84 presidentes municipales, 96 síndicos, y 900 regidores). Aunque se debió prever una campaña informativa sobre la nueva tecnología que se estrenará, la realidad es los electores saben poco de cómo usar las máquinas de votación.

El Instituto Nacional Electoral (INE) ha estado informando el protocolo seguido en la implementación del sufragio automatizado en estas provincias, que incluyó el diseño local de la tecnología y luego dos simulacros para probar el funcionamiento. Sin embargo, las pruebas incluyeron poco a los electores, lo que va en contra de las exigencias propias de la implementación del sufragio automatizado.

De acuerdo a la junta local ejecutiva del INE en Coahuila, hasta el pasado 7 de octubre, es decir, apenas 11 días antes de los comicios, fue que se presentaron las máquinas de votación en la región. Los electores prácticamente desconocen que las mismas replican prácticas de amplio uso en el mundo, como la de permitir sufragar en la pantalla, e imprimir un comprobante del voto para ser depositado en una urna.

La escasa información ofrecida al padrón, en principio impide que las personas se familiaricen con la herramienta tecnológica, lo que atenta contra la confianza del electorado en la automatización, ya que es necesario que las personas comprendan cómo funcionan las máquinas, de qué manera será protegido el sufragio, y además cómo pueden votar.

Los estándares de implementación de tecnología electoral demandan un amplio y claro proceso informativo y de capacitación de los votantes, pero para estas elecciones locales en dos estados de México no se ha cumplido, lo que podría poner en riesgo la participación efectiva de los electores.

Ante la proximidad de los comicios, los días que restan deben ser empleados íntegramente en permitir a los electores conocer las máquinas. En Hidalgo serán 40 los equipos desplegados para 1% del electorado, mientras en Coahuila se usarán 60. Toda la jornada contará con un plan de seguridad sanitaria para evitar la propagación del COVID-19.

La importancia de esta prueba vinculante de voto electrónico es capital, ya que de la misma depende la aplicación de la tecnología en otras regiones del país, e incluso para los mexicanos residentes en el exterior, a quienes se les aprobó una herramienta de sufragio remoto para 2021.

Perú y México se enfocan en organizar elecciones seguras para 2021

Foto: Agencia Peruana de Noticias

El 2021 se acerca inexorablemente, y con este, el calendario electoral del próximo año. Son varios los países que debaten los caminos a seguir para realizar elecciones transparentes desde el punto de vista técnico, pero además seguros para la salud del electorado ante la amenaza persistente del COVID-19.

Entre estas naciones destacan en la región, Perú y México. El primero recién aprobó una norma sobre las primarias de cara a los comicios generales de abril de 2021, mientras el segundo prepara el protocolo que se tendrá que cumplir para garantizar las legislativas de junio del año que viene.

En el caso peruano, la decisión del Congreso de abrir la posibilidad para que las elecciones internas sean de segundo grado, es decir, que sean los delegados de los partidos los que elijan a los candidatos, marcará buena parte de las discusiones, pero hay que destacar que se ratificó la opción de que el electorado pueda usar el voto electrónico regentado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

El sufragio automatizado peruano se estrenó en 2011. Sin embargo, casi una década después, y sin el apoyo de empresas especializada en la implementación, la ONPE no ha podido amplificar su uso, por lo que los venideros comicios pueden ser una oportunidad para avanzar en la modernización.

Las generales de Perú se realizarán el 11 de abril de 2020. Se elegirá presidente de la República, dos vicepresidentes, 130 congresistas y 5 parlamentarios andinos para el período gubernamental 2021-2026.

En México también se trabaja en robustecer su sistema electoral. En marzo pasado, el país revisó el funcionamiento de tres modelos electrónicos que espera usar en octubre de este año, y que fueron diseñados por los organismos electorales de Coahuila e Hidalgo, así como por el Instituto Nacional Electoral (INE), pero al mismo tiempo analiza automatizar el sufragio para sus nacionales en el exterior.

Por ahora, el INE asegura que seguirá las recomendaciones hechas por instancias internacionales (Organización de los Estados Americanos, IDEA Internacional; Fundación Internacional para Sistemas Electorales, IFES), sobre cómo realizar elecciones seguras en tiempos de pandemia. Además, sostuvo que la pandemia impone la necesidad de introducir cambios logísticos, técnicos, y tecnológicos, que deberán ser instrumentados con todo rigor.

En ese sentido, se hace necesario destacar que la automatización electoral es un campo que exige alta capacitación y experticia, por lo que será clave tanto para México como para Perú, apoyarse en especialistas que garanticen una exitosa automatización de la elección o de cualquier etapa del proceso de votación.

INE evalúa reactivar calendario electoral

El Instituto Nacional Electoral de México, que mantiene suspendidas sus actividades a consencuencia de la pandemia por el COVID-19, ya evalúa reactivar los análisis para retomar el calendario electoral, por ejemplo, en la localidad de Hidalgo, donde se probará tres modelos de voto electrónico. Aquí la nota.