ABC del voto electrónico (Parte I)

votoEl uso de voto electrónico ha disparado el interés en conocer qué es, cómo funciona y cómo se diferencia del voto manual. Actualmente un tercio de la población mundial vota por medios electrónicos.

A continuación, ofrecemos un ABC con conceptos básicos sobre el voto electrónico.

1.- Voto electrónico: sistema de votación en el que el elector ejerce su derecho al sufragio apoyado en herramientas tecnológicas, ya sea mediante una máquina que capta el voto o un tarjetón electrónico. No debe confundirse con las elecciones cuya selección se hace con papeletas tradicionales, pero el escrutinio es automatizado, ya que en este caso solo fue mecanizada una de las fases del proceso electoral.

2.- Voto electrónico presencial: Es el sufragio que se ejerce mediante una máquina de votación dispuesta en un centro de votación que es controlado por personal electoral (miembros de mesa de votación o centros comiciales). El recinto electoral varía según el país, pero tradicionalmente son instituciones educativas. Actualmente este modelo es el de mayor aplicación en el mundo. Países como Venezuela, Brasil y Estados Unidos utilizan este modelo de votación que permite automatizar 100% una elección (identificación del elector, captación del voto, conteo, totalización y transmisión de resultados).

3.- Voto electrónico remoto: También conocido como voto por internet, es el sufragio que se emite desde cualquier equipo con acceso a la red -por ejemplo computadoras o celulares-, los cuales pueden estar en hogares o espacios públicos establecidos para tal fin. Estonia y Suiza son los países más avanzados en esta materia, al permitir que sus electores dentro y fuera del territorio nacional sufraguen en línea. En el segundo caso, se le asigna a los votantes un número de identificación digital único, protegido por complejos procesos de cifrado, que habilita el acceso a la página donde se hace la elección, y luego el voto viaja por una red de transmisión a un centro de totalización.

4.- Máquina de votación: Para ser electrónico el voto debe ser ejercido mediante un dispositivo tecnológico, el cual puede ser una máquina de votación o un tarjetón eléctrico. En el mundo existen diversos tipos de máquinas, tal es el caso de las que disponen de pantalla táctil (Bélgica y algunas localidades de Estados Unidos), donde se sufraga solo presionando la opción que se desee. También están las máquinas con teclado numérico (Brasil), en las cuales para votar se debe marcar la cifra asignada a un candidato u opción electoral. Las diferencias entre los distintos equipos también pasan porque algunos dispositivos además de captar, registrar y contar los votos, pueden imprimir un comprobante en papel del sufragio, lo que habilita una auditoría en caliente del proceso, ya que cada elector comprueba de manera inmediata que su selección electrónica coincide con el sufragio de papel. Esta opción además posibilita resolver futuras controversias o reclamos, ya que se puede contar uno a uno los votos.

5- Tarjetón electrónico: Aunque en muchas elecciones pueda ser suficiente la pantalla de la máquina de votación para completar el proceso, existen comicios donde la necesidad de elegir numerosos cargos, obliga a emplear boletas de votación. Estos instrumentos que sirven para listar las opciones o candidatos, han tenido gran auge, ya que trabajan en conjunto con los equipos de votación y son configuradas de acuerdo a los requisitos del evento electoral, o según lo paute el organismo electoral. El mecanismo facilita que con solo pulsar en la opción deseada se inicie la votación que se registra en la máquina.

Tanto el uso de las máquinas como de los tarjetones electrónicos, supone un ahorro sustancial de recursos a mediano y largo plazo, así como de simplificación de una elección, ya que con el sufragio manual se activa la producción masiva de material electoral y una logística de transporte y almacenamiento más compleja que la del voto automatizado.

ABC voto electrónico (Parte II)

República dominicana descarta usar máquinas brasileñas

La Junta Central Electoral de República Dominicana anunció que descartó usar las máquinas de voto electrónico brasileñas, debido a que la intención del organismo era automatizar la verificación de la identidad de los votantes, más no el sufragio. Sin embargo, los equipos de Brasil integran las capta huellas con el mecanismo de votación, y debido a que este país no cuenta con la legislación para habilitar este modelo, optaron por no usarlo. Aquí la nota.

México probará voto electrónico diseñado en el país

mexEl Instituto Nacional Electoral (INE) mexicano se trazó el objetivo de automatizar el sistema comicial de la nación para 2018. A tres años de la fecha, son variados los obstáculos que debe afrontar el organismo, pero a propósito de las elecciones federales –de este 7 de junio- el ente presentará un modelo de voto electrónico diseñado y construido en el país.

La prueba piloto no vinculante que será desplegada en los Distritos 02 de Chihuahua; 04 de Hidalgo y 03 de Aguascalientes, busca ser el punto de quiebre que permita a México cerrar la brecha tecnológica-electoral que arrastra frente a sus pares latinoamericanos.

De acuerdo al INE, el sistema que pertenece al organismo fue construido y producido por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), siguiendo “los cánones y protocolos internacionales”.

La información adelantada muestra que México copió algunas de las mejores prácticas de voto electrónico en el mundo. Un ejemplo es que las máquinas de votación tienen la capacidad de imprimir un comprobante del voto en papel, garantía electoral de la que fue precursora Venezuela. Además se conoció que los equipos disponen de una pantalla donde los electores marcarán sus selecciones, y al final de la jornada imprimen las actas con los resultados, que inmediatamente después podrán ser transmitidos al centro de cómputo.

La experiencia fue diseñada para que en los tres estados escogidos para la prueba, los electores luego de votar en los comicios federales –donde se disputarán 1.996 cargos entre diputados nacionales y locales, alcaldes y jefes de delegación- puedan interactuar con las 1.500 máquinas distribuidas en tres distritos, y constatar la sencillez del proceso, así como las garantías que ofrece.

El Director de Estadística y Documentación Electoral del INE, Gerardo Martínez, señaló que aunado a los beneficios técnicos que ofrece el voto electrónico, México quiere aprovechar la reducción de costos que supondría adoptar la tecnología, ya que los primeros cálculos del organismo refieren que de los 56 centavos de peso (equivalentes a 0,036 dólares) que actualmente cuesta cada sufrago en papel, se pasaría a 3 centavos de peso (0,0019 dólares).

La apuesta del ente comicial, es que tras la prueba de voto electrónico, tanto los electores como los actores políticos sirvan de replicadores de los beneficios de la automatización, de forma que las autoridades impulsen la adopción de la tecnología, la cual necesita una reforma legal que habilita el uso de máquinas de votación, y la aprobación del presupuesto para la producción de los equipos y el cumplimiento de etapas vitales como la campaña informativa, capacitación de técnicos y electores, simulacros, entre otros.