México probará voto electrónico diseñado en el país

mexEl Instituto Nacional Electoral (INE) mexicano se trazó el objetivo de automatizar el sistema comicial de la nación para 2018. A tres años de la fecha, son variados los obstáculos que debe afrontar el organismo, pero a propósito de las elecciones federales –de este 7 de junio- el ente presentará un modelo de voto electrónico diseñado y construido en el país.

La prueba piloto no vinculante que será desplegada en los Distritos 02 de Chihuahua; 04 de Hidalgo y 03 de Aguascalientes, busca ser el punto de quiebre que permita a México cerrar la brecha tecnológica-electoral que arrastra frente a sus pares latinoamericanos.

De acuerdo al INE, el sistema que pertenece al organismo fue construido y producido por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), siguiendo “los cánones y protocolos internacionales”.

La información adelantada muestra que México copió algunas de las mejores prácticas de voto electrónico en el mundo. Un ejemplo es que las máquinas de votación tienen la capacidad de imprimir un comprobante del voto en papel, garantía electoral de la que fue precursora Venezuela. Además se conoció que los equipos disponen de una pantalla donde los electores marcarán sus selecciones, y al final de la jornada imprimen las actas con los resultados, que inmediatamente después podrán ser transmitidos al centro de cómputo.

La experiencia fue diseñada para que en los tres estados escogidos para la prueba, los electores luego de votar en los comicios federales –donde se disputarán 1.996 cargos entre diputados nacionales y locales, alcaldes y jefes de delegación- puedan interactuar con las 1.500 máquinas distribuidas en tres distritos, y constatar la sencillez del proceso, así como las garantías que ofrece.

El Director de Estadística y Documentación Electoral del INE, Gerardo Martínez, señaló que aunado a los beneficios técnicos que ofrece el voto electrónico, México quiere aprovechar la reducción de costos que supondría adoptar la tecnología, ya que los primeros cálculos del organismo refieren que de los 56 centavos de peso (equivalentes a 0,036 dólares) que actualmente cuesta cada sufrago en papel, se pasaría a 3 centavos de peso (0,0019 dólares).

La apuesta del ente comicial, es que tras la prueba de voto electrónico, tanto los electores como los actores políticos sirvan de replicadores de los beneficios de la automatización, de forma que las autoridades impulsen la adopción de la tecnología, la cual necesita una reforma legal que habilita el uso de máquinas de votación, y la aprobación del presupuesto para la producción de los equipos y el cumplimiento de etapas vitales como la campaña informativa, capacitación de técnicos y electores, simulacros, entre otros.

Puerto Rico apuesta a la automatización y Guatemala se estanca

PUERTO-RICO--Entra-en-vigor-este-a-o-la-nueva-Ley-ElectoralMientras la automatización comicial ya cuenta con plataforma jurídica en Puerto Rico, en Guatemala se descartó aplicar avances durante 2015. Y es que recientemente entró en vigor la Ley Electoral del Estado Libre Asociado, instrumento con el que la nación puertorriqueña impone a las autoridades electorales iniciar el proceso de implementación del voto electrónico, al tiempo que las guatemaltecas pusieron en el congelador cualquier decisión relacionada con esta materia.

Hasta ahora se conoce que la meta de Puerto Rico para estrenarse en el uso de la tecnología electoral serían los comicios generales de noviembre de 2016, con lo cual la nación tiene un rango de casi dos años para que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) equipare a la isla a los países de la región que lideran en automatización, Brasil y Venezuela, y se aleje al mismo tiempo de casos como Guatemala, el cual pese a padecer por décadas las falencias del voto manual, descartó aplicar cualquier avance para los comicios de este año.

Al enfocarnos en Puerto Rico, es necesario recordar que para contar con procesos comiciales eficientes y transparentes, la automatización es un paso vital, pero no suficiente. Una serie de condiciones son imprescindibles para que los procesos se lleven a cabo de tal manera que el ciudadano perciba que los resultados son la fiel representación de la voluntad popular.

En primer lugar, es indispensable un proceso de licitación transparente y pulcro que despeje cualquier duda sobre la idoneidad de la empresa escogida. Además, es preciso contar con autoridades electorales con capacidad técnica y gerencial y que cuenten con credibilidad ante la opinión pública. También resulta imperativo contratar a una empresa con tecnología de punta y probada experiencia en el despliegue de soluciones electorales automatizadas.

Partiendo de estos elementos fundamentales, Puerto Rico tiene frente a sí un reto de grandes proporciones que debe ser atendido como lo indica la norma: siguiendo los pasos que garanticen el proceso de selección y aplicación de la tecnología, así como la realización de pruebas pilotos y de una campaña informativa, de manera que el modelo de voto electrónico que se seleccione responda a las exigencias técnicas y logísticas del país, pero también a las expectativas y necesidades ciudadanas.

Tanto Puerto Rico, como la misma Guatemala una vez supere las barreras que la separan del desarrollo, tienen desafíos variados, pero será necesario que los entes electorales cuiden todos los aspectos que conlleva la automatización. La tecnología puede ser utilizada para facilitar todas las actividades comiciales, pero el uso correcto y masivo será lo que marque la diferencia frente a los procesos manuales.

Colombia mide los riesgos de los comicios manuales de 2015

El voto manual y el pre-conteo han sembrado dudas en los resultados de elecciones colombianas. Foto: www.elnuevoherald.com

El voto manual y el pre-conteo han sembrado dudas en los resultados de elecciones colombianas. Foto: http://www.elnuevoherald.com

Colombia contempla un cronograma electoral 2015, que da cuenta de los comicios locales a realizarse en octubre (alcaldes-gobernadores), mientras que en el primer semestre cumplirá las consultas de los partidos políticos, y existe la posibilidad de organizar un referendo por la paz, en caso que el Gobierno y las FARC logren un acuerdo.

La agenda ocupa buena parte del año, y ante el reto que supone organizar y ejecutar los comicios sin que se repitan las falencias que han empeñado las elecciones recientes, el registrador Carlos Ariel Sánchez admitió que existen riesgos como la trashumancia (registrarse para votar en un lugar distinto al de residencia) y los gastos excesivos en las campañas, pero guardó silencio sobre problemas graves como los votos nulos, el preconteo (resultados iniciales de carácter meramente informativo, que en muchas ocasiones no coinciden con el conteo oficial), el sufragio doble o el retraso en la emisión de resultados finales.

Sánchez reconoció que el país tiene “pendiente” la aplicación de un modelo de voto electrónico que ayude a superar la desconfianza que ha puesto bajo la sombra algunos procesos electorales. Sin embargo, señaló que aunque la Registraduría sí puede aplicar la tecnología, depende de que el Ejecutivo asigne el presupuesto.

Colombia tiene desde 2004 una Ley que permite automatizar las elecciones. En marzo de 2012 conformó una comisión asesora para la implementación del voto electrónico, pero no termina de avanzar en su aplicación, ya que si bien hizo una convocatoria de alcance internacional que fue respondida por 16 empresas para delinear una prueba piloto, sigue sin ponerle fecha al proceso, y sin contar con los recursos que viabilicen el uso de la tecnología.

A la fecha se ha aprobado que se experimente con dos modelos de sufragio automatizado (Lectura Óptica del Voto, LOV y Registro Electrónico Directo, DRE), pero la nación neogranadina sigue dilatando el debate que la ayudará a superar el sistema con el que logra salir algunas veces airosa ante una elección presidencial manual, pero que resulta incapaz a la hora de efectuar elecciones de mayor complejidad como las locales de este año.