Diálogo de la ONU como oportunidad de modernizar el voto en Honduras

Foto: El Heraldo

Desde hace décadas, la democracia hondureña ha estado marcada por altos niveles de violencia. Según el Igarapé Institute, Honduras estuvo entre los cuatro países con más asesinatos en 2017. La tasa de homicidios se ubicó en 42,8, viéndose superada solo por El Salvador, Jamaica y Venezuela.

Para cambiar esta dura realidad sus autoridades, junto a entes internacionales, están buscando alternativas. Uno de los más recientes esfuerzos es el que hace la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que promueve un diálogo político que involucra un temario variopinto, incluida la materia electoral.

De acuerdo a la información que se ha hecho pública, serán 13 los puntos a debatir bajo el acompañamiento de la ONU. Estos van desde temas tan polémicos como la reelección y el número de diputados, a aspectos como la reforma del padrón y la automatización del sufragio.

La discusión que se avecina será fundamental para los hondureños, pues en casi todos los procesos comiciales anteriores han estado plagado de los típicos vicios del voto manual. Es decir: inconsistencias numéricas; actas con fallas y voto doble; y retrasos en la entrega de resultados, etc. Basta con recordar lo sucedido en las últimas elecciones generales para entender la urgencia del tema.

Para hacer frente a estas faltas y garantizar mayor confianza, Honduras deberá transformar su sistema electoral para que sea capaz de registrar fielmente el voto; preservar su secrecía; garantizar que los resultados no puedan ser alterados; permitir auditorías de los procesos; y además, que el método de votación sea de fácil ejecución para todas las personas.

Todo lo anterior se logra con el voto electrónico. Éste sistema ofrece herramientas que permiten minimizar la intervención humana en las tareas más importantes, y por ende, eliminar los errores tanto como intencionales como involuntarios. Modernizar el voto con tecnología significa añadir transparencia, rapidez y eficiencia. Y todo esto redunda en una mayor credibilidad de los resultados.

Aunque las discusiones no han comenzado, es positivo que esta nación discuta los beneficios que la tecnología ofrece. A la fecha, el sufragio electrónico ha logrado dirimir comicios con marcada polarización política, compleja infraestructura electoral, escrutinios cerrados y cientos de candidaturas simultáneas.

Es oportuno recordar que ofrecer al país más y mejores garantías electorales, a sabiendas de que los comicios transparentes son sinónimo de paz, es la vía correcta para fortalecer el sistema democrático. Con el diálogo auspiciado por la ONU, Honduras se acerca al objetivo de modernizar su sufragio.

Anuncios

Sugieren automatización en Hidalgo, México

Las recientes elecciones federales y locales en México, dejaron numerosas lecciones, entre estas, la necesidad de modernizar el sufragio. En Hidalgo así lo han entendido, y José Luis Ashane Bulos, vocal ejecutivo del Instituto Nacional Electoral (INE) llamó a analizar la aplicación de un modelo de voto electrónico para esta región. Aquí el enlace.

Voto electrónico da un paso al frente en el Perú

Foto: Agencia Peruana de Noticias

Perú dará un nuevo paso al frente en su camino a la modernización electoral cuando aplique el voto electrónico en 39 circunscripciones del país para elegir 12.966 cargos. De esta forma, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) duplica el número de circunscripciones automatizadas que se utilizaron en 2016.

Durante las elecciones municipales y regionales, a celebrarse el 7 de octubre, se disputan las sillas de 25 gobernadores, 25 vicegobernadores, 328 consejeros regionales, 196 alcaldes provinciales, 1.764 regidores provinciales, 1.678 alcaldes distritales y 8. 950 regidores locales.

Con el aumento de distritos automatizados y la multiplicidad de puestos en disputa, el sistema de votación peruano será puesto a prueba.

En 2017, cuando se eligieron autoridades en 18 municipalidades, los procesos mostraron mejoría, sin embargo, un año antes, en 2016, tanto el voto manual como el electrónico sufrieron importantes reveses: el primero por ser incapaz de responder a la exigencia que revisten los resultados cerrados -conteo preciso y rápido- y el segundo por la falta de renovación tecnológica.

Desde hace más de una década, la ONPE ha venido realizando esfuerzos por desarrollar su propia tecnología. Esta decisión ha terminado elevar los costos del voto electrónico y disminuir la velocidad con que se ha adoptado la tecnología. El jefe del organismo, Adolfo Castillo, admitió que aunque el voto electrónico se aplicará en más circuitos que en el pasado, la insuficiencia presupuestaria es lo que mantiene frenada la instauración total del modelo automatizado.

Expuso que para aplicar la tecnología electoral en todo el país se requieren alrededor de 700 millones de soles, pero para este año les fue concedido poco más de la mitad, por lo cual de los 33.375.000 electores habilitados en octubre, apenas 1.729.280 votantes serán los que usen el sufragio electrónico.

El sistema automatizado peruano consiste en una tarjeta que al ser introducida en la máquina de votación activa en la pantalla táctil las candidaturas. El elector presiona la opción de su preferencia y el sistema procesa y almacena el sufragio, para finalmente cerrar con la emisión de un comprobante en papel de la selección.

En paralelo además se empleará lo que llaman Sistema de Escrutinio Automatizado (SEA), con el que en lugar de transcribir manualmente los resultados a las actas, se realizará en una computadora para transmitir el conteo a un centro de cómputo.

Atendiendo a la jornada que cumplirá, Perú tiene dos caminos en octubre: mejorar o repetir los errores. De ello dependerá que se concrete algún progreso en el uso y aplicación del voto electrónico, el cual siempre ha estado confinado a pocos distritos, cuando tiene todo para mejorar la experiencia del sufragio en todo el país.