Suiza llama a hackear su sistema de votación

Suiza suma años a la vanguardia en el uso de tecnología electoral. Para dar muestra de lo robusto de su sistema, ha convocado a los hackers del mundo a intentar vulnerar su sistema de votación, y ha ofrecido 150.000 francos suizos para ello. El lapso para intentar quebrantar el voto electrónico suizo comienza el 25 de febrero. Aquí la historia.

Anuncios

El voto automatizado para emigrantes es la próxima apuesta

Ciudad de México adelanta un modelo de voto remoto. Foto: veracruzanos.info

El voto de los emigrantes suele levantar controversias en muchos países, no solo porque las leyes de diversas naciones limitan el ejercicio de este derecho político, sino además porque la logística que demanda el acceso al sufragio de estos electores, muchas obstaculiza la votación.

Para dar un vuelco a esta realidad, México, España y Portugal trabajan en la búsqueda de soluciones. En las tres regiones, el voto electrónico es evaluado como el medio a través del cual se pueden superar las limitaciones que dejan por fuera a los ciudadanos que deciden hacer vida en un país diferente al de origen, pero que no son indiferentes a la tierra donde nacieron.

En el caso mexicano, nación cuyos datos extraoficiales señalan que alrededor de 10 millones de nacionales viven solo en Estados Unidos, el Instituto Nacional Electoral (INE) anunció recientemente la implementación del voto en línea para sus ciudadanos residenciados en el extranjero en las presidenciales de 2018. Primeramente fue planificado para 2017, pero quedó programado para el próximo año.

De acuerdo con las autoridad es, esperan “dentro del marco legal con responsabilidad (…) presentar en tiempo y forma para el Proceso Electoral de 2017-2018 un modelo de voto a distancia fortalecido, haciendo los mayores esfuerzos para simplificar procedimientos y requisitos que hagan al modelo más ágil, eficiente y sencillo, para que puedan participar políticamente los compatriotas migrantes”.

Lo dicho por México se hace eco de los reclamos recurrentes de los electores en el extranjero, pues usualmente enfrentan dificultades para registrarse y validar su condición de votantes, principalmente por la exigencia de algunas de naciones de tener residencia legal o por temor a revelar su estatus migratorio.

Aunado a esto, hay obstáculos de orden técnico y logístico que frenan el ejercicio democrático. En este punto, se cuenta la recepción de material electoral erróneo en las representaciones diplomáticas y la ubicación de los centros electorales, los cuales suelen ser los consulados o embajadas, ubicados a grandes distancias de donde viven muchos ciudadanos.

Para sortear estos problemas, Portugal planteó implementar un modelo de voto electrónico dirigido a sector de la población. Esta nación alude que en los más recientes comicios, las legislativas de octubre de 2015, sólo 11,68% de los 242 mil 852 electores residenciados fuera de su territorio votaron.

El país luso considera urgente “paliar un problema que disminuye la capacidad de participación electoral de los nuestros emigrantes”, mediante la introducción del censo vía postal o por Internetpara agilizar el registro, y además la introducción del voto electrónico como alternativa al sufragio presencial y por correo.

Finalmente España, especialmente los catalanes, vienen demandando la falta de legislación que rija la participación política de los emigrantes, así como la ausencia de un mecanismo tecnológico que erradique las dificultades que reviste organizar comicios fuera del territorio nacional.

Mientras estas tres naciones avanzan en sus discusiones internas pueden usar para el debate las experiencias de voto electrónico para emigrantes en otros países. Solo hay que acercarse a los casosde Suiza y Filipinas, donde con diferentes modelos de automatización, garantizan la igualdad electoral entre quienes residen en sus territorios y los nacionales que viven en el extranjero.

Los suizos residenciados fuera del territorio usan voto por internet. El esquema contempla que los votantes reciban, a través del servicio postal, su material electoral y una contraseña de seis cifras, de manera que una vez conectado en la Web designada, el votante la introduce para tener acceso a la boleta y emitir el sufragio.

Por su parte, la Comisión de Elecciones Filipina (Comelec) replicó el voto electrónico que estrenó exitosamente en 2010 a siete de los países que albergan a sus conciudadanos, a saber, China (Hong Kong); Singapur; Emiratos Árabes Unidos (Abu Dabi y Dubái); Arabia Saudita (Riad y Jeddah) y Kuwait.

 

2016 pondrá a prueba modelos de voto electrónico en el mundo

mediumEl 2016 que recién comienza plantea una agenda comicial de amplio alcance. De acuerdo al registro que lleva la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES), 30 países de los cinco continentes cumplirán jornadas de votación para elegir presidentes, renovar congresos o efectuar referendos.

Este calendario electoral será especialmente intenso en África y América donde ocho naciones en cada uno de estos continentes cumplirán comicios. Europa suma siete países con elecciones programadas, mientras que Asia y Oceanía tienen tres respectivamente.

De los procesos europeos destaca Suiza, nación pionera en diversos modelos de voto electrónico, que el 28 de febrero efectuará un referendo que permitirá a sus ciudadanos expresarse desde sus casas o en cualquier lugar con conexión a Internet.

En el caso de América, se desplegarán modelos de votación manual y automatizada. Por ejemplo, mientras Nicaragua, República Dominicana, Bolivia y Haití persistirán en el uso de caducos sistemas de votación –que en el pasado han significado denuncias de fraude y desconfianza- Estados Unidos y Venezuela desplegarán sus respectivos modelos automatizados.

Por su parte, Perú seguirá intentando crear su propio modelo de votación electrónica. Las autoridades electorales de este país están convencidas de los beneficios que traería al país el voto electrónico. Por ello esperan aumentar el alcance de las pruebas.

Durante las elecciones presidenciales de los Estados Unidos un 95% de los votos será procesado electrónicamente. Esto se logrará utilizando diversas tecnologías, desde escáneres ópticos para digitalizar boletas de papel, hasta el voto electrónico en algunas jurisdicciones. Cabe destacar que en Estados Unidos cada una de las aproximadamente 10,000 jurisdicciones electorales tiene potestad de decidir qué sistema utilizar.

En Venezuela se realizarán a finales de año elecciones regionales, jornada donde volverá a probar el modelo automatizado usado desde 2004, basado en máquinas de pantalla táctil y tarjetones electrónicos que permiten la impresión de un recibo del sufragio.

A su vez África cumplirá ocho elecciones, de las cuales en todas se votará por nuevo Parlamento y en siete además se renovará la Presidencia de la República, pero en este continente priva el sufragio con boletas de papel.

Finalmente Asia cuenta desde 2010 con un país que inició el proceso de automatizar sus comicios, Filipinas. Esta nación tendrá elecciones generales en mayo, y  si bien mantendrá la votación manual, volverá a dejar en manos de la tecnología el procesamiento de los resultados (contar, transmitir, consolidar y publicar).

Hecho el recuento, 2016 será un año de ratificación en el uso de voto electrónico en países desarrollados, pero también en naciones emergentes, lo que da cuenta que la decisión de tener un sufragio seguro y transparente, ha dado ventaja electoral a naciones que no ocupan un lugar privilegiado en la geopolítica global.