México posterga el voto en línea para sus ciudadanos en el exterior

Foto: INE

El Instituto Nacional Electoral (INE) anunció recientemente su decisión de postergar la implementación del voto en línea para los nacionales en el extranjero para los comicios estatales de este año y los presidenciales de 2018.

La decisión responde a la falta de presupuesto para estudiar, adquirir e instaurar el voto electrónico, pero también a la “falta de certeza técnica” en el modelo de votación remota que buscaban implementar.

De acuerdo a los últimos registros del INE, de los millones de mexicanos que viven en el exterior –se calcula que al menos 10 millones están en Estados Unidos- apenas 200 mil  han tramitado la credencial de elector, pero el ente comicial asegura que no tiene el tiempo, ni los recursos para cumplir con los plazos que garanticen un uso óptimo de la tecnología, de la cual los técnicos consideran que depende el facilitar el empadronamiento, y por ende la participación.

La noticia no fue bien recibida por activistas en el extranjero. Carlos Arango, representante de la Coalición por los Derechos Políticos Plenos de los Mexicanos en el Exterior, consideró “una burla más, un insulto a los mexicanos del exterior”, la cancelación del proyecto. A su juicio, son variables políticas y no técnicas las que detienen el progreso: “temen nuestro impacto. Que cambiemos el rumbo de la elección”, dijo.

Por su parte, uno de los principales partidos de esta nación, el PRD, rechazó el diferimiento de la automatización, al señalar que la falta de voluntad provocará que los mexicanos residenciados fuera del país tengan que esperar al menos seis años para poder participar en comicios presidenciales.

Las críticas en parte fueron atendidas por el INE al indicar que la postergación del plan “no quiere decir que se cancela el voto electrónico desde el extranjero en el futuro, ya que existe el compromiso institucional de avanzar en dicho proyecto”. Incluso el organismo prometió “diseñar las alternativas y rutas de desarrollo del sistema”.

Visto el panorama, del reclamo ciudadano y político, pero también de la disposición de las autoridades, los activistas y partidos deberían ver la prórroga como una oportunidad de prepararse para cuando México retome la discusión sobre la automatización.

Y es que llegado el momento, el debate puede profundizarse, de manera que no solo se trate de avanzar en el uso parcial de la tecnología electoral (aplicación para los nacionales en el exterior), sino que puede abrirse el camino para que el país seleccione el modelo de votación electrónica más seguro y efectivo para toda la República.

Arrecian vigilancia electoral mexicana

El Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), informó que redobló los cuidados y garnatías en la implementación del voto por Internet que usará la capital mexicana para elegir consejeros y consultar el presupuesto del pr+oximo año. Aquí la nota.

Ciudad de México se estrenará en el voto por Internet

Ciudad de México adelanta un modelo de voto remoto. Foto: veracruzanos.info

Ciudad de México adelanta un modelo de voto remoto. Foto: veracruzanos.info

Si bien la iniciativa no contempla comicios de orden constitucional, pues se trata de las elecciones de los Comités Ciudadanos y Consejos de los Pueblos –instancias creadas para estimular la participación de la población en la solución de los problemas vecinales- sí se trata de un proceso impulsado por las autoridades, ya que en este caso fue aprobado por el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

La decisión del organismo implica poner en marcha un mecanismo de sufragio por Internet, que aunque dista de los complejos procesos que cumplen países con trayectoria en voto remoto como Suiza, introduce el uso de la tecnología en la capital mexicana, lo que supone un paso fundamental de cara a modernizar el sistema de votación del país.

Específicamente la modalidad que será usada entre el 31 de agosto y el 1° de septiembre –también se podrá votar de manera tradicional el 4 de septiembre-, abarca dos opciones, el voto vía remota o en módulos. El primero se podrá ejercer mediante una computadora, tableta o teléfono móvil de uso personal; mientras el segundo requerirá movilizarse a puntos estratégicos de la Ciudad de México para hacer uso de equipos propiedad del ente comicial.

De acuerdo a las características dadas a conocer por el IEDF, los residentes de la capital que quieran usar el sufragio remoto deben realizar un pre-registro en la Web del organismo, de manera de recibir una clave de voto por Internet indispensable para activar el sistema.

La contraseña del pre-registro será solo uno de los mecanismos de seguridad, pues al momento de sufragar, una vez se introduzcan los datos solicitados –clave de elector, OCR de la credencial y la clave de Internet- el votante recibirá un mensaje en su teléfono móvil con un código único (token) que debe ingresar al sistema y que solo será válido por un breve lapso. Será en ese momento que aparezcan en la pantalla las opciones para seleccionar a los aspirantes preferidos.

La consejera Olga González destacó que la doble autenticación del elector “garantizará el principio de un ciudadano, una opinión y un voto”, característica fundamental de todo sistema comicial que se precie de seguro y transparente.

Conocido el proyecto, la experiencia que vivirá Ciudad de México será modesta, pero mostrará a sus residentes, y también al país, la importancia de evolucionar en materia electoral, ya que del débil esquema manual de votación, se puede migrar a un modelo automatizado que no solo facilite sufragar, sino que además blinde al voto.