India vive la votación electrónica más concurrida del mundo


India tiene el padrón más grande del mundo: 815 millones de electores.

India tiene el padrón más grande del mundo: 815 millones de electores.

Con un padrón de 814 millones de electores, India se distingue por ser el país con mayor cantidad de votantes en el mundo. Esta espectacular característica va acompañada de otros no menos impactantes hitos político-electorales: los comicios no se realizan durante un solo día como en la mayoría de los países, sino que toman semanas, y por si fuera poco, la elección se basa en un modelo de voto electrónico.

Con estos antecedentes, es comprensible que India mantenga la atención por estos días, pues desde el pasado 7 de abril y hasta el 12 de mayo, está cumpliendo un complejo cronograma para concretar las elecciones generales donde se disputan 543 escaños de la Cámara Baja, que a la postre determinarán el nuevo primer ministro. El 16 de mayo los resultados serán anunciados.

De acuerdo a los datos ventilados por las autoridades electorales, los comicios están organizados en nueve fases -actualmente se cumple la sexta- para que de manera progresiva a lo largo y ancho del país, los electores puedan acudir a las urnas y ejercer su derecho al sufragio de manera electrónica.

Las complejidades geográficas y de base poblacional, llevaron a India a ser pionero en la implementación de voto electrónico. La adopción inició en 1998 y fue hasta 2004 cuando las máquinas de voto electrónico (EVM, por sus siglas en inglés) se constituyeron en el único medio de votación en el país.

El modelo automatizado hindú se basa en una máquina o tablero electrónico en el que aparece la lista de candidatos alineados con una suerte de interruptores a los lados. El votante selecciona con el interruptor sus candidatos preferidos y registra el voto. Los equipos han sido fabricados por dos empresas locales, Electronic Corporation of India Limited (ECIL) y Bharat Electronics Limited.

El impacto del uso de la tecnología electoral en esta nación se puede medir en todos los ámbitos: logístico, organizacional, económico, ecológico y de garantías. Pero, un ejemplo de su alcance se puede obtener al comparar que en 2009, en el segundo estado en tamaño dentro de la India (Rajasthan), se usaron 1.079 máquinas de votación durante los comicios de ese año, mientras que en la misma región en 1998 -cuando inició la automatización- debieron emplearse 39.754 urnas de voto convencional.

Con el voto electrónico, India se ha convertido en una referencia en la aplicación exitosa de máquinas para sufragar. Sin embargo, ahora que vive una nueva jornada comicial, llama la atención que aún no ha cumplido la promesa de modernizar su sistema, con el fortalecimiento de algunas etapas del proceso para robustecer la emisión de resultados (auditorías), así como incorporando la impresión de un comprobante del sufragio en papel para blindar la voluntad popular.

Partiendo de esta realidad, si bien India sigue estando a la vanguardia electoral, y al cierre de los comicios generales de mayo próximo seguramente seguirá ostentando la misma posición, esto no la exime de la obligación de seguir actualizando su ya moderno sistema. Por lo pronto, ya tiene el plan delineado, lo que resta es la voluntad para ejecutarlo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s