Cronograma de implementación pone en riesgo el voto remoto en Cataluña

Cataluña busca automatizar el voto para los nacionales en el extranjero. Foto: diarioelnortino.cl

Cataluña busca automatizar el voto para los nacionales en el extranjero. Foto: diarioelnortino.cl

Desde que en abril pasado irrumpiera la propuesta de automatizar el voto para los catalanes residentes en el extranjero, el proyecto avanza velozmente, al punto que  ya se da por descontado su aplicación para las elecciones autonómicas del próximo año.

La consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, que ha sido la voz cantante de la iniciativa, argumenta que quedó demostrado en los últimos comicios -septiembre de 2015-, que el tradicional voto por correo o desde una sede diplomática “no garantiza seriamente el derecho” al sufragio, pues de 196.065 catalanes censados en el exterior, solo 14.781 votaron.

La urgencia de revertir la ínfima participación electoral de los nacionales en el extranjero, es la palanca que mantiene a todo vapor el proyecto. Sin embargo, la velocidad con la que avanza puede actuar en contra del objetivo, porque la adopción de la tecnología exige plazos que no solapen ninguna fase.

Hasta ahora, el gobierno catalán aprobó el anteproyecto de Ley que establece la implementación de un modelo de voto por Internet para los electores inscritos en el CERA (Censo electoral de españoles residentes ausentes).

La iniciativa legal además contempla un plan de acción que luce exhaustivo en las etapas a ser ejecutadas, pero arriesga al fijar un plazo de 10 meses para su cumplimiento tras la aprobación de la ley: “Contratación de los servicios de votación por Internet, implementación tecnológica, campañas de divulgación, pruebas piloto e implantación efectiva del sistema en el proceso electoral”.

La dinámica pensada por los catalanes puede significar la entrada de la tecnología electoral a esta importante comunidad autónoma española, pues delinearon las fases vitales para garantizar una adopción segura y transparente.

Pese a esto, su éxito dependerá de que una vez aprobada la norma,  los plazos a ser fijados permitan que cada paso se cumpla a cabalidad. El sufragio electrónico está diseñado para blindar la voluntad de cada elector, pero para poder hacerlo, necesita de una adopción impecable.

El anteproyecto que busca ser Ley, dispone que los electores catalanes puedan escoger entre votar por correo o por Internet, para lo que deberán registrarse en un portal, y una vez comprobada la identidad, recibirán las credenciales para sufragar. Además esperan que el sufragio se pueda ejercer desde una computadora, tableta o teléfono móvil.

Borràs asegura que “las experiencias de otros países los reafirman en la voluntad de implantar el voto electrónico”. Cataluña está encaminada, solo resta que del apuro no les quede el cansancio.

Arrecian vigilancia electoral mexicana

El Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), informó que redobló los cuidados y garnatías en la implementación del voto por Internet que usará la capital mexicana para elegir consejeros y consultar el presupuesto del pr+oximo año. Aquí la nota.

Ciudad de México se estrenará en el voto por Internet

Ciudad de México adelanta un modelo de voto remoto. Foto: veracruzanos.info

Ciudad de México adelanta un modelo de voto remoto. Foto: veracruzanos.info

Si bien la iniciativa no contempla comicios de orden constitucional, pues se trata de las elecciones de los Comités Ciudadanos y Consejos de los Pueblos –instancias creadas para estimular la participación de la población en la solución de los problemas vecinales- sí se trata de un proceso impulsado por las autoridades, ya que en este caso fue aprobado por el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

La decisión del organismo implica poner en marcha un mecanismo de sufragio por Internet, que aunque dista de los complejos procesos que cumplen países con trayectoria en voto remoto como Suiza, introduce el uso de la tecnología en la capital mexicana, lo que supone un paso fundamental de cara a modernizar el sistema de votación del país.

Específicamente la modalidad que será usada entre el 31 de agosto y el 1° de septiembre –también se podrá votar de manera tradicional el 4 de septiembre-, abarca dos opciones, el voto vía remota o en módulos. El primero se podrá ejercer mediante una computadora, tableta o teléfono móvil de uso personal; mientras el segundo requerirá movilizarse a puntos estratégicos de la Ciudad de México para hacer uso de equipos propiedad del ente comicial.

De acuerdo a las características dadas a conocer por el IEDF, los residentes de la capital que quieran usar el sufragio remoto deben realizar un pre-registro en la Web del organismo, de manera de recibir una clave de voto por Internet indispensable para activar el sistema.

La contraseña del pre-registro será solo uno de los mecanismos de seguridad, pues al momento de sufragar, una vez se introduzcan los datos solicitados –clave de elector, OCR de la credencial y la clave de Internet- el votante recibirá un mensaje en su teléfono móvil con un código único (token) que debe ingresar al sistema y que solo será válido por un breve lapso. Será en ese momento que aparezcan en la pantalla las opciones para seleccionar a los aspirantes preferidos.

La consejera Olga González destacó que la doble autenticación del elector “garantizará el principio de un ciudadano, una opinión y un voto”, característica fundamental de todo sistema comicial que se precie de seguro y transparente.

Conocido el proyecto, la experiencia que vivirá Ciudad de México será modesta, pero mostrará a sus residentes, y también al país, la importancia de evolucionar en materia electoral, ya que del débil esquema manual de votación, se puede migrar a un modelo automatizado que no solo facilite sufragar, sino que además blinde al voto.