Novedades tecnológicas en las elecciones de medio término de Estados Unidos

En noviembre próximo, Estados Unidos cumplirá las elecciones de medio término –más de 500 cargos en disputa sólo en el ámbito legislativo y gobernaciones. Esta jornada será propicia no sólo para conocer si los republicanos podrán mantener el dominio de la Cámara de Representantes y el Senado, sino también para saber cuánto avanzó el país en la necesaria modernización de sus sistemas electorales.

Una primera revisión al trabajo que se viene haciendo en diferentes estados, muestra que para estas votaciones además de disponerse de un plan de recursos extraordinarios para actualizar la tecnología electoral, también se probará un nuevo modelo de sufragio remoto.

El financiamiento para la mejora de la administración electoral, obedece en parte a que en la última votación –las presidenciales de 2016- se repitieron los problemas de obsolescencia tecnológica que antes había sufrido el país, por lo que la Ley de Apropiaciones Consolidadas de 2018 -aprobada en marzo- inyecta $ 380 millones en subvenciones para mejorar los sistemas comiciales.

Los recursos manejados a través del Fondo de Seguridad Electoral, están siendo orientados a fortalecer la administración de las elecciones para la oficina federal, actualizar la tecnología y en la seguridad de los comicios.

De estos elementos, llaman la atención dos estipulaciones que están alineadas con las mejores prácticas de automatización electoral. La primera referida a que las subvenciones se usen para remplazar viejas máquinas de votación, por equipos que dispongan de la opción de impresión en papel del sufragio.

Con esta acción, se está promoviendo la adopción de la verificación del voto en papel para el elector (Voter Verified Paper Audit Trail o VVPAT). La principal fortaleza del VVPAT es que permite al votante comprobar que la máquina registró correctamente el voto.

Lo anterior se traduce, en que la impresión física de cada voto genera una traza de papel que abre la posibilidad de cotejar los sufragios en papel con el conteo automatizado reflejado en las actas.

La segunda disposición de la normativa sobre las subvenciones, alude a que los estados usen los recursos para implementar un sistema de auditoría posterior a las elecciones que mejore la confianza en los resultados.

Con ambas peticiones, las autoridades se enmarcan en las recomendaciones hechas hace dos años durante los comicios presidenciales. La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que actuó por primera vez en esa nación, resaltó algunos problemas técnicos que retrasaron el ejercicio del voto, debido a fallas técnicas por la obsolescencia de las máquinas.

Voto militar

En noviembre además se espera que West Virginia habilite el voto remoto en línea para los militares. De acuerdo con la información ventilada, los estadounidenses registrados como electores en esta región, pertenecientes a las fuerzas militares y que estén destacados fuera del territorio nacional, podrán votar en las elecciones de medio término.

La cuenta en Twitter de la Secretaría de Estado de West Virginia, muestra que la solución de voto móvil militar fue presentada en otros estados, en la idea de extender su uso.

Se conoce que para poder usarla, los militares habilitados deberán registrarse con una foto de un documento de identidad oficial y un video del rostro en estilo selfie, de manera que un software de reconocimiento facial compruebe que la cara en ambos requisitos corresponden a la misma persona. Superado este paso, se podrá ejercer el sufragio.

Tanto las subvenciones para mejora tecnológica, como el voto remoto, son las novedades que por ahora han trascendido de cara a noviembre en Estados Unidos. Sólo resta esperar para esclarecer si lo hecho es suficiente, o el país debe seguir insistiendo en la renovación para que sus electores se sientan más seguros, y sus pares comprueben que con la tecnología adecuada, no vale ninguna acción que intente subvertir la voluntad popular.

Anuncios

El voto en línea mejora la particiapción

Un artículo difundido por el portal La Patilla, da cuenta del análisis hecho por Jesús Delgado sobre el voto electrónico remoto, donde expone algunas experiencias sobre este modelo de sufragio electrónico y el uso de la tecnología electoral. Concluye que la participación electoral mejora con la automatización. Aquí la reseña.

Consulta ciudadana automatizada en Ciudad de México

La Ciudad de México desplegará la consulta del presupuesto participativo con un modelo de voto por internet. El Instituto Electoral informó que cerca de 10 mil personas ya han solicitado la clave de acceso para sufragar, pero esperan que el número crezca a medida que se acerca la fecha del proceso a finales de agosto. Aquí la nota.