Estonia se actualiza para asegurar su voto por internet

Estonia usa desde hace varios años un modelo de voto por internet que actualmente está siendo actualizado para evitar eventuales ataques de piratería informática. Las mejoras en el software serán probadas en las elecciones locales de octubre próximo. Aquí la reseña.

El voto automatizado para emigrantes es la próxima apuesta

Ciudad de México adelanta un modelo de voto remoto. Foto: veracruzanos.info

El voto de los emigrantes suele levantar controversias en muchos países, no solo porque las leyes de diversas naciones limitan el ejercicio de este derecho político, sino además porque la logística que demanda el acceso al sufragio de estos electores, muchas obstaculiza la votación.

Para dar un vuelco a esta realidad, México, España y Portugal trabajan en la búsqueda de soluciones. En las tres regiones, el voto electrónico es evaluado como el medio a través del cual se pueden superar las limitaciones que dejan por fuera a los ciudadanos que deciden hacer vida en un país diferente al de origen, pero que no son indiferentes a la tierra donde nacieron.

En el caso mexicano, nación cuyos datos extraoficiales señalan que alrededor de 10 millones de nacionales viven solo en Estados Unidos, el Instituto Nacional Electoral (INE) anunció recientemente la implementación del voto en línea para sus ciudadanos residenciados en el extranjero en las presidenciales de 2018. Primeramente fue planificado para 2017, pero quedó programado para el próximo año.

De acuerdo con las autoridad es, esperan “dentro del marco legal con responsabilidad (…) presentar en tiempo y forma para el Proceso Electoral de 2017-2018 un modelo de voto a distancia fortalecido, haciendo los mayores esfuerzos para simplificar procedimientos y requisitos que hagan al modelo más ágil, eficiente y sencillo, para que puedan participar políticamente los compatriotas migrantes”.

Lo dicho por México se hace eco de los reclamos recurrentes de los electores en el extranjero, pues usualmente enfrentan dificultades para registrarse y validar su condición de votantes, principalmente por la exigencia de algunas de naciones de tener residencia legal o por temor a revelar su estatus migratorio.

Aunado a esto, hay obstáculos de orden técnico y logístico que frenan el ejercicio democrático. En este punto, se cuenta la recepción de material electoral erróneo en las representaciones diplomáticas y la ubicación de los centros electorales, los cuales suelen ser los consulados o embajadas, ubicados a grandes distancias de donde viven muchos ciudadanos.

Para sortear estos problemas, Portugal planteó implementar un modelo de voto electrónico dirigido a sector de la población. Esta nación alude que en los más recientes comicios, las legislativas de octubre de 2015, sólo 11,68% de los 242 mil 852 electores residenciados fuera de su territorio votaron.

El país luso considera urgente “paliar un problema que disminuye la capacidad de participación electoral de los nuestros emigrantes”, mediante la introducción del censo vía postal o por Internetpara agilizar el registro, y además la introducción del voto electrónico como alternativa al sufragio presencial y por correo.

Finalmente España, especialmente los catalanes, vienen demandando la falta de legislación que rija la participación política de los emigrantes, así como la ausencia de un mecanismo tecnológico que erradique las dificultades que reviste organizar comicios fuera del territorio nacional.

Mientras estas tres naciones avanzan en sus discusiones internas pueden usar para el debate las experiencias de voto electrónico para emigrantes en otros países. Solo hay que acercarse a los casosde Suiza y Filipinas, donde con diferentes modelos de automatización, garantizan la igualdad electoral entre quienes residen en sus territorios y los nacionales que viven en el extranjero.

Los suizos residenciados fuera del territorio usan voto por internet. El esquema contempla que los votantes reciban, a través del servicio postal, su material electoral y una contraseña de seis cifras, de manera que una vez conectado en la Web designada, el votante la introduce para tener acceso a la boleta y emitir el sufragio.

Por su parte, la Comisión de Elecciones Filipina (Comelec) replicó el voto electrónico que estrenó exitosamente en 2010 a siete de los países que albergan a sus conciudadanos, a saber, China (Hong Kong); Singapur; Emiratos Árabes Unidos (Abu Dabi y Dubái); Arabia Saudita (Riad y Jeddah) y Kuwait.

 

El voto electrónico, más allá de las elecciones tradicionales

Algunos modelos de voto electrónico, como el usado por Venezuela, están capacitados de imprimir un comprobante del voto automatizado en papel.

Hoy día, más de un tercio de los votantes del mundo votan electrónicamente por sus autoridades gubernamentales. Sin embargo, este número está en franco aumento, ya que la tecnología electoral está siendo aprovechada por innumerables organizaciones civiles y políticaspara elegir autoridades, aprobar o rechazar iniciativas, dar el visto bueno o detener propuestas comunitarias, sancionar u objetar proyectos de Ley, así como otras múltiples actividades.

En varios parlamentos alrededor del mundo se están implementando soluciones tecnológicas para facilitar la toma de decisiones. En ocasiones, la tecnología desplegada cumple hasta un doble o triple propósito. Tal es el caso del Legislativo de Guanajuato, donde además de la votación electrónica -que es vista en dos pantallas en tiempo real y se efectúa desde las curules- también incluye el orden del día. En otros modelos como el uruguayo, también se cuenta la asistencia de los diputados con un software que registra votación, en aras de “hacer más transparente la gestión del Poder Legislativo y darle más herramientas a la sociedad para el control y el contacto con los diputados”.

Las asociaciones civiles, alcaldías y otras instancias de organización ciudadana también han acudido al voto electrónico para ofrecer a sus electores la oportunidad de interactuar con un sistema de votación capaz de ajustarse a las necesidades de cualquier grupo electoral, y al mismo tiempo ofrecer garantías que pasan por rapidez, seguridad, transparencia y auditabilidad.

De estos últimos ejemplos, el Instituto Electoral del Distrito Federal en México, aplicó el voto por internet para elegir los Comités Ciudadanos y Consejos de los Pueblos –instancias creadas para estimular la participación de la población en la solución de los problemas vecinales. Los residentes de la capital que usaron el sufragio remoto debieron realizar un pre-registro en la web del organismo, de manera de recibir una clave de voto por Internet indispensable para activar el sistema.

En la región, países como Argentina, Perú, República Dominicana, Ecuador,Bolivia yEspaña, han experimentado con elecciones automatizadas en organizaciones estudiantiles, políticas o sociales, repitiendo los resultados exitosos mostrados en comicios electrónicos constitucionales.

En estos procesos suele usarse el modelo de voto electrónico más demandado en la actualidad, el Registro Electrónico Directo (DRE, por su sigla en inglés), que consiste en el empleo de máquinas con pantalla táctil que permiten ejercer el sufragio, almacenar los votos, totalizarlos y transmitirlos a un centro de cómputo, además de imprimir un  comprobante físicos de las selecciones que hagan los votantes. Una segunda alternativa es el sufragio remoto o por internet, el cual con una plataforma segura provista para computadoras, tabletas, e incluso teléfonos, habilita el voto a un determinado grupo de ciudadanos.

Los ejemplos expuestos, son apenas algunas de las áreas donde la tecnología electoral despunta para brindar, cada vez más, software y hardware especializado para todas las etapas de un proceso de votación. Estos y otros mecanismos,  han ayudado a derribar barreras, y permitir que la versatilidad sea una aliada en la expansión del voto electrónico.

Los gremios profesionales y los partidos políticos, están entre las instancias que más usan algún tipo de tecnología para renovar directivas y nóminas. En Venezuela, las organizaciones partidistas no solo han realizado elecciones internas usando el voto electrónico 100% automatizado del que dispone el país, sino que además cumplen el proceso de renovación de su militancia con equipos de identificación biométrica, al tiempo que el proceso de reparo de firmas de seguidores –reclamos- se cumple desde la página web del organismo electoral.