Crecen las dudas alrededor del nuevo sistema electoral venezolano que provee ExClé

El próximo 6 de diciembre, los venezolanos están llamados a votar en los comicios legislativos. Sin embargo, no fue sino el pasado 9 de octubre que el Consejo Nacional Electoral (CNE) presentó -vía streaming- la nueva solución tecnológica que usará el país para votar, escrutar, totalizar y transmitir los resultados de las próximas elecciones.

A día de hoy se desconoce cuántas máquinas se utilizarán, quién las fabricó, y el costo que tuvieron. Los especialistas estiman que para revisar una supuesta nueva tecnología, como la que se usará en las próximas elecciones parlamentarias, se requieren alrededor de seis meses, pero en este caso se hará en cuestión de días. Esto atenta contra los más elementales estándares de transparencia que se deben seguir para adoptar un nuevo modelo de voto electrónico.

La falta de información siembra más dudas sobre un proceso de renovación tecnológica que comenzó con la sospechosa quema de las máquinas de votación que utilizaban el país.

Durante la presentación del recién adquirido modelo de voto electrónico, que estaría proveyendo ExClét, apenas se ventilaron ciertas características: que se basaba en un software de código abierto; que los equipos cuentan con batería de litio para una operatividad de 10 horas; que las máquinas son de pantalla táctil, y que además vienen con un componente adjunto para autenticar al elector. Aunque el CNE aseguró que las máquinas fueron diseñadas por técnicos venezolanos, no hay garantías de que eso sea cierto.

El CNE nunca dio detalles sobre la línea de producción de la herramienta o la tecnología que presuntamente estaban produciendo. Durante la presentación no hubo demostración de cómo funciona la máquina, apenas se limitaron a agregar que en diciembre se estrenará un software de escrutinio y totalización al que se le realizarán todas las auditorías pertinentes.

En este sentido, el pasado 12 de octubre comenzaron las auditorías, que no solo contraría los mejores protocolos de revisión, debido al poco tiempo establecido para las pruebas, sino que especialistas como Jesús Castellanos, quien sigue este proceso cuestionó que los técnicos examinen el software de las máquinas de votación de forma remota. Es decir, los expertos ven el proceso a través de cámaras.

Aun cuando faltan días de auditorías, quedó en evidencia que las autoridades del CNE no utilizarán un software de código abierto como mencionaron en la presentación de las máquinas, en realidad están utilizando Windows 8.

Castellanos adelanta que lo observado hasta ahora en la auditoría refleja que el nuevo sistema “favorece abiertamente” la votación por partido, en detrimento de la elección nominal. Las tarjetas de las candidaturas por nombre y apellido se ven difusas en la pantalla, y no hay garantía de que sea resuelto para el 6 de diciembre. Castellanos agrega que la tecnología NO es amigable.

En 2012, el expresidente de los EE. UU. Jimmy Carter, fundador del Centro Carter, se refirió al sistema de votación de Venezuela como “el mejor del mundo”. Lamentablemente la decadencia institucional que vive el país dio al traste el avance que había realizado Venezuela entre 2004 y 2017.

Cinco países de la región programan elecciones en medio de la pandemia

El voto manual enturbia elecciones de Puerto RicoRepública Dominicana fue el primer país de América Latina que realizó elecciones -el pasado 5 de julio- en el marco de la pandemia global por COVID-19. La región ahora se prepara para que cinco naciones más enfrenten el reto de organizar y cumplir con sus comicios con el coronavirus latente en la vida de todos los ciudadanos.

Puerto Rico, Bolivia, Chile, Estados Unidos y Venezuela -en ese orden- han anunciado sus respectivos calendarios electorales, lo que supone que en los restantes cinco meses del año sabremos los detalles de cómo estos países han planeado reactivar sus sistemas de votación, pero al mismo tiempo proteger la salud de sus electores.

En principio, Puerto Rico asistirá dos veces a las urnas en 2020. Primero, este 9 de agosto realizará primarias, de cara a las elecciones que celebrarán en noviembre. En las internas del Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD) se elegirán los candidatos a senadores y representantes de distritos, alcaldes y gobernador.

Puerto Rico ha dispuesto un plan muy sencillo, pues más allá de la exigencia de mantener la distancia de seguridad ayudada por marcas, exigir el uso de mascarilla, proveer de alcohol gel a trabajadores y electores y limpiar los equipos de escrutinio electrónico (escáneres) luego de ser usados por cada votante; la otra medida será tomar la temperatura.

Este 2 de agosto se dio el llamado voto adelantado, y los resultados no fueron positivos. El retraso en la llegada de material electoral, y fallas técnicas de los escáneres, impidieron sufragar a quienes lo habían solicitado, por lo que ahora deberán esperar al 9 de agosto.

El 18 de octubre será el turno de Bolivia. Los comicios generales han sido pospuestos dos veces por la pandemia. Este país suma casi un año de fuertes fricciones políticas y protestas que han resquebrajado la institucionalidad y la paz social. Estas elecciones que se avecinan pueden ser la válvula de oxígeno que requiere el país, pero todo dependerá de la seguridad y transparencia que adopten las autoridades electorales.

También en octubre votarán los chilenos. Será el 25 de ese mes cuando se cumpla el también diferido referendo constitucional. El Ministerio de Salud y el Servicio Electoral (Servel) acordaron realizar en una sola jornada la votación, pero con horario extendido. Actualmente están discutiendo el protocolo sanitario que se seguirá, pero se debe recordar que el uso de voto electrónico fue descartado, por la proximidad de la consulta popular.

Estados Unidos y Puerto Rico irán a las urnas el 3 de noviembre. Mientras la isla repetirá el protocolo que usará en las primarias de agosto, el país norteamericano – que elegirá presidente y vicepresidente, 34 senadores y la totalidad de la Cámara de Representantes- deberá sortear el gigantesco efecto que está teniendo la pandemia en su territorio, ya que ocupa el primer lugar en contagios y fallecidos en el mundo.

En esta nación el sufragio es regentado por cada condado, de modo que así como se usan cientos de modelos de voto electrónico, dependerá de sus autoridades el plan de protección de la salud y del sufragio. Por ahora, el voto postal está registrando una alta demanda, mientras entra en el debate político.

El calendario 2020 en la región lo cierra Venezuela. Esta nación que informó que el 6 de diciembre realizará elecciones legislativas, fue ejemplo en la implementación y uso de voto electrónico, pero el acercamiento del llamado proceso revolucionario a prácticas antidemocráticas, sumió al país en una crisis que le hizo perder más de 15 años de avances tecnológicos en materia comicial.

Actualmente los medios venezolanos reportan que se desconoce qué tipo de equipos y software se usarán, lo que va en contra de los más elementales estándares de transparencia en la adopción de tecnología. Por su parte, el Consejo Nacional Electoral anunció que está definiendo los protocolos de seguridad para evitar los contagios por coronavirus.

Estos cinco ejemplos reflejan cómo cada país está considerando implementar estrategias para proteger la salud de sus votantes y trabajadores electorales, respetando así el derecho que todo ciudadano tiene de ejercer su voto y darle continuidad al calendario electoral pese a la pandemia global.

Modernización electoral destaca en el calendario electoral latinoamericano de 2020

Parte de los comicios a efectuarse este año están reflejados en esta imagen
elaborada por Sergio Maydeu

El ajetreado calendario electoral de 2020, que incluye 84 elecciones en 69 países alrededor del mundo (según IFES), destaca por la innovación electoral que verán algunos países de la región. En Perú, Brasil y Paraguay emplearán tecnología que automatiza el sufragio o alguna fase del proceso eleccionario. En Estados Unidos, donde se ya utilizan múltiples sistemas automatizados para agilizar la administración electoral, también habrá novedades.


El 26 de enero se realizarán las Elecciones Congresales Extraordinarias en Perú. A tal efecto, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) anunció que usará un modelo mixto de votación, que combinará el voto manual y el automatizado en algunas regiones.

El voto electrónico peruano consiste en una tarjeta que, al ser introducida en la máquina de votación, activa en la pantalla táctil las candidaturas. El elector presiona la opción de su preferencia y el sistema procesa y almacena el sufragio, para finalmente cerrar con la emisión de un comprobante en papel de la selección.

Por su parte, Brasil realizará elecciones locales en el mes de octubre. Una vez más, Brasil desplegará sus más de 500.000 máquinas de votación para atender al electorado más grande del continente. Para estas elecciones el Tribunal Superior Electoral planea estrenar un nuevo modelo de máquina de votación el cual traerá, entre otras novedades, la capacidad de acoplar una impresora para emitir comprobantes de votación.

Finalmente Paraguay cumplirá las Internas Simultáneas de los partidos y movimientos políticos, alianzas y concertaciones electorales, el 12 de julio, mientras las municipales se efectuarán el 8 de noviembre.

Para estas jornadas, el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) espera alquilar 15 mil máquinas de votación para que los más de 260 municipios del país sean automatizados. En ese marco, la nación se encuentra llevando adelante el proceso de licitación del voto electrónico.

Por otro lado, Estados Unidos se prepara para una nueva elección presidencial. En vista de los incidentes sucedidos en las elecciones de 2016, en los cuales actores extranjeros hackearon correos electrónicos y accedieron a bases de datos de votantes, las autoridades han hecho un esfuerzo en mejorar su parque tecnológico.

Entre las principales novedades que encontrarán los votantes estadounidenses están las máquinas llamadas Ballot Marking Devices, que vienen siendo una suerte de híbrido entre máquinas de votación y escáneres ópticos. El condado de Los Ángeles, la jurisdicción más grande de los Estados Unidos, diseñó junto a la compañía IDEO su nuevo sistema. Una vez diseñado el modelo, contrató a la internacional Smartmatic para hacer este proyecto una realidad. Aproximadamente 31.000 máquinas serán desplegadas a lo largo del condado.

Para 2020, se esperan elecciones en Perú y Chile que decidieron realizar elecciones producto de la fuerte crisis político-social que atraviesan. Perú para renovar el parlamento de manera anticipada este mes, y Chile para realizar un plebiscito que decidirá un proceso constituyente en abril.

El resto de los países que cumplirán elecciones en la región son Costa Rica (febrero), República Dominicana (febrero y mayo), Uruguay (mayo), Brasil (octubre), Paraguay (noviembre) y Venezuela (diciembre). Bolivia se unió al grupo -este 6 de enero- cuando convocó a generales para mayo próximo.