Evalúan alternativas de voto a distancia para garantizar la continuidad electoral

Si bien se cuentan por decenas los procesos electorales que en el mundo han sido suspendidos a consecuencia de la pandemia generada por el COVID-19, también es cierto que algunos países comienzan a reactivar sus maquinarias para iniciar las actividades electorales correspondientes con los calendarios comiciales.

Perú, que tendrá elecciones generales en 2021, ya está analizando cómo llevar a cabo las primarias para esa elección. Los partidos políticos comparten la necesidad de usar un modelo de voto electrónico no presencial, la fecha que se baraja para esta votación es noviembre, y la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) adelantó que está preparada para asumir este reto.

Como se recordará, esta nación andina tiene más de una década utilizando un mecanismo automatizado para sufragar en comicios constitucionales desarrollado por la ONPE, mientras que además ha implementado el voto remoto que se ha utilizado en colegios profesionales, universidades y otras instituciones.

Aunque Perú no ha avanzado en la automatización, al no contar con una empresa especializada (lo máximo que ha extendido su uso ha sido a 39 distritos), sí ha probado de manera satisfactoria la tecnología electoral.

A su vez, Ecuador también reactivó sus discusiones de cara a las elecciones de febrero de 2021. Al momento se conoce que el Consejo Nacional Electoral (CNE) evalúa tres opciones, que van desde el voto segmentado (dividir al electorado por edad y distribuirlo para que sufraguen a lo largo de tres días), el voto telemático, o uno que combine el sufragio por internet con el voto presencial tradicional.

En este país, las provincias de Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas tuvieron la oportunidad de probar los beneficios del voto electrónico en dos pilotos vinculantes coordinados por el CNE en 2014. Particularmente en Santo Domingo se vivió una experiencia inédita, cuando los resultados oficiales fueron anunciados apenas una hora después del cierre de las urnas. Más de 300 mil votantes utilizaron tecnología electoral que permitió registrar y totalizar el voto de forma automatizada con 100 % de exactitud.

Finalmente, en Estados Unidos -donde se prevén presidenciales en noviembre- el Partido Demócrata está siendo presionado –hasta judicialmente– para que complete las primarias suspendidas por el coronavirus.

En ese sentido, el virtual candidato Joe Biden, llamó a las autoridades a permitir todas las formas posibles de sufragio: voto postal, voto anticipado, voto ausente, voto electrónico en todas las modalidades que sean necesarias y voto por internet, incluso añadió la opción de seguir el proceso a través de correo electrónico.

Estas tres naciones muestran que tras la pandemia por el COVID-19, necesariamente todos los países y organizaciones tendrán que revisar sus sistemas electorales. Será crucial permitir al electorado la opción de elegir entre el sufragio presencial y el remoto manteniendo las garantías comiciales, respetando así el distanciamiento social que garantice la protección del electorado y trabajadores electorales que participen en las elecciones confiando en las autoridades.

Luz verde a reforma electoral en Ecuador

Ecuador aprobó una reforma electoral que traerá cambios de cara a las elecciones de 2021. Entre las modificaciones se cuenta que los residentes en el exterior contarán con voto postal y telemático, así como nuevo horario para sufragar y el estreno de recintos electorales. Aquí la reseña.